Ultimas imágenes de Curiosity

Una roca atrapada en el interior de una de las ruedas de Curiosity. Sol 1641
Al sur del campo de dunas Bagnold. Sol 1603

lunes, diciembre 05, 2016

Post Vintage (209): Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Plutón

Imaginando la presencia humana en el antiguo 9º planeta.

Llegamos a la frontera final del Sistema Solar, o al menos lo que durante décadas se consideró como tal, y ante nosotros un pequeño planeta que en su momento nos fascinó por su misma lejanía. En ocasiones la imaginación llena el vacío del desconocimiento, y este es un ejemplo claro de ello. Cuantas veces habremos visto el Plutón de nuestras fantasías plasmado en innumerables ilustraciones, cada una más bella que la anterior...

Pero ahora lo vemos de verdad, y tenemos ganas de contárselo a alguien. Pero enviar cualquier tipo de información a nuestros conocidos en La Tierra, por no decir mantener una conversación, pone a prueba nuestra paciencia, ya que cualquier señal de radio tarda 4,5 horas para sus mensajes lleguen a casa. Así que mejor olvidarse de frases cortas como "que tal?" y decir todo lo que queremos decir de una sola ver, esperando que, 9 horas después, recibamos una respuesta, o al menos una confirmación de su recepción. Vivir en Plutón se parece posiblemente a lo que debía ser vivir en la época del Imperio Romano o cualquier gran estado de la antigüedad, en que la información normalmente no viajaba más rápido que el caballo más rápido disponible, y cualquier comunicación y su posible respuesta parecían ir a cámara lenta. Al menos bajo nuestro punto de vista, claro está.

Y aún así hemos tenido suerte. Plutón viaja a lo largo de una órbita altamente elíptica que lo lleva dentro de la órbita de Neptuno durante 20 años; durante este tiempo, cuando está más cerca de La Tierra, un mensaje enviado a casa tardaría unas 4 horas. Pero cuando está más alejado el mensaje tardaría más de 6,5 horas antes de alcanzar su destino. Hemos llegado no en el mejor momento, pero si bastante mejor que en la mayor parte del largo año "Plutoniano", equivalente a 248 años terrestres. Quizás 20 años antes hubiera sido ideal, pero tampoco vamos a quejarnos por eso

Como no podía ser de otra forma, llegamos a un mundo gélido, aunque no tanto como Tritón, que como aprendimos por experiencia propia, tiene el título de mundo más frío conocido. Y al igual que en el caso de las comunicaciones, lo hacemos en un momento relativamente bueno, que podríamos considerar, haciendo el equivalente terrestre, como al final del Verano y principios del Otoño. Eso significa que estamos aún en la parte alta dentro de los 10 Grados Centígrados de variación que viven las temperaturas medias de este pequeño mundo a lo largo de su año, desde los -223 a los -233Cº. Pueden parecer pocos, pero tiene un efecto evidente en el, ya que permiten en estos momentos más "cálidos" (lo que no deja de ser una forma de hablar, evidentemente) la formación de una tenue atmósfera. Con el tiempo irá desapareciendo. O al menos eso se creía hasta la llegada de New Horizons. Las cosas en estos mundos exteriores nunca son tan simples, como estamos aprendiendo poco a poco.

Es muy poco, pero viniendo de mundos virtualmente carentes de ella es siempre de agradecer, aunque en la práctica no implique ninguna ventaja para nosotros. Incluso nos advirtieron de que pueden generarse vientos extremadamente altos, de hasta 360 Kilómetros/Hora, aunque con un aire tan tenue posiblemente no implicaría una seria amenaza. De momento parece que hemos aterrizado en un lugar tranquilo.

El oscuro cielo tiene, al situarnos en el hemisferio correcto, la eterna compañía de Caronte, la mayor de sus lunas. Y es que ambos cuerpos están atrapados mutuamente por las mareas gravitatorias, por lo que siempre se miran fijamente, y siempre con las mismas "caras". No es de extrañar que muchos los consideren un planeta doble, más que un planeta y su gran luna. Y esta aparece ante nosotros de forma majestuosa y con un tamaño realmente espectacular. En la Tierra podíamos "borrar" a La Luna del firmamento col el brazo extendido y levantando el pulgar. En Plutón nos resulta imposible. Debemos utilizar todo el puño cerrado para conseguir el mismo efecto. Si alguien nos viera pensaría que estamos la estamos amenazando. O que tenemos ideas políticas bastante curiosas.

¿Y el Sol? Al mediodía nos recuerda a como vemos Júpiter desde la Tierra, aunque mucho más brillante, tanto como lo es en nuestro planeta en un día muy nublado. No es mucho, pero tampoco es vivir en la completa oscuridad, como podíamos haber esperando en su momento. Nuestra estrella puede ser mucho más pequeña que otras, pero sigue siendo mayor que el 80% de las que existen en nuestra galaxia. Y se nota.

Pero bajemos los ojos, porque sorprendemente Plutón, dado su pequeño tamaño, tiene mucho que ofrecer. Glaciares de Nitrógeno, montañas flotantes, volcanes y cordilleras, todo rodeado de tenues brumas y nubes ocasiones. Si ya era un lugar atrayente por el misterio que lo rodeaba, ahora que este velo cayó, lo que encontramos es aún más sorprendente, algo poco habitual. Resulta dificil que la realidad puede nunca satisfacer las expectativas, especialmente cuando llevan décadas "cocinándose" en nuestra mente, pero Plutón es uno de esas raras excepciones en que ocurre lo contrario: Las cumple y las supera. Las Agencias de Viaje interplanetarias, que tenían miedo de que la New Horizons acabara con el encanto de este destino singular, han encontrado en cambio un filón. Y es que solo Sputnik Planum ya es uno de los lugares más extraordinarios del Sistema Solar. 

En realidad hay tantas maravillas concertadas en un lugar tan pequeño...no sería un mal lugar para quedarse. Una continua emoción, aquella que solo puede generar un descubrimiento maravilloso, estará presente un día tras otro. Pero no podemos pararnos ahora. Nuestra siguiente etapa nos llevará ante los cuerpos más pequeños, pero al mismo tiempo más fascinantes, del Sistema Solar, los cometas. Viendo lo que nos ofreció Rosetta, no podemos estar más expectantes.
 
Infografía:Viviendo en Plutón.

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Mercurio
  
Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Venus


Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: La Luna

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Marte

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Ceres

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Europa

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Titán

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Encelado

Viviendo en otros mundos del Sistema Solar: Tritón

What Would It Be Like to Live on Pluto?

No hay comentarios: