Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
Sol 1598
Dust Devil captado por la cámara de navegación.

jueves, diciembre 29, 2016

10 hitos planetarios de 2016

Un repaso a los nuevos mundos descubiertos a lo largo de este año que se termina.

2016 está a punto de terminar, y como en el caso de la exploración interplanetaria y los descubrimientos astronómicos, también la búsqueda de nuevos planetas siguió avanzado a toda máquina, siguiendo el camino abierto los años anteriores. Lejos de detenerse o aminorar su marcha, los descubrimientos se suceden a un ritmo creciente, hasta acumular a día de hoy un resultado de miles de nuevos mundos confirmados, tantos que la misma tarea de estudiarlos en profundidad se esta convirtiendo en todo un desafío. Uno maravilloso, ciertamente. Veamos una selección de los descubrimientos más notables.

1) Un vecino cósmico: Aunque ya mencionado anteriormente, vale la pena regresar a el por todo lo que significa uno de los grandes descubrimiento de 2016, un planeta a solo 4.2 años-luz de la Tierra, solo un poco más masivo que esta y que se desplaza por la zona habitable de su estrella, Próxima Centauri. Eso no significa que lo sea necesariamente, ya que ese es solo un factor más, por importante que sea, entre otros. Venus y Marte, por no hablar de La Luna, nos lo recuerdan constantemente. Pero que tenga tanto potencial ya implica que deben existir millones de Tierras en la Vía Láctea. Incluso ya hay proyectos para enviar un mensaje de radio como saludo. Por si acaso hay alguien ahí que pueda responder.

2) El 9º: No sabemos si existe realmente, ya que se basa en evidencias indirectas a partir de las órbitas de algunos mundos del Cinturón de Kuiper, que parecen estar fuertemente influenciadas por la gravedad de un cuerpo aún desconocido. Al menos así se interpretan esos datos, y ciertamente parecen sólidos. Si finalmente se descubre, 2016 será el año donde todo comenzó, en el que las primeras pistas que nos llevaron a la resolución de este misterio. 

3) 1284: Esos fueron los exoplanetas confirmados este año, desvelados por el telescopio Kepler. De ello al menos 9 rocosos potencialmente habitables, y de ellos dos, Kepler-1638b y Kepler-1229b, entre los que tiene mayor posibilidades de que así sea. Eso elevó la cifra a  3.439, una cifra increíble si se tiene en cuenta lo limitadas de las regiones observadas, y especialmente si se recuerda que hasta una fecha tan tardía como la década de los 90 aún se discutía si existían planetas en otras estrellas o eramos algo único.

4) Planeta lejano: 2MASS J2126 rompió todos los récords de distancia con respecto a su estrella, ya que se mueve nada menos que a 7.000 veces la que separa el Sol de la Tierra. Tan lejos que necesita 900.000 años terrestres para completar un solo viaje.

5) 1 Sol, 3 mundos: TRAPPIST-1 es una estrella muy pequeña y fría, 2.000 veces más tenue que el Sol y casi en la frontera donde ya no son posibles las reacciones de fusión en su núcleo. En su formación posiblemente estuvo en el filo de la navaja, entre convertirse en una enana roja o quedar como una enana marrón, algo parecido a lo que es Júpiter. Pero descubrimos que tiene buena compañía, 3 planetas no mayores que el nuestro y potencialmente  habitables. La importancia de algo así es que demuestra que incluso estas estrellas diminutas, muy frías pero con una esperanza de vida casi infinita, puedes albergar planetas habitables. Al menos en teoría.

6) Nubes de joyas: Este año que nos deja fuimos capaces de detectar el exótico clima de un gran exoplaneta, HAT-P-7b, un 40 por ciento más grande que Júpiter y se encuentra a 1.040 años luz de la Tierra, tan cerca de su Sol que su año apenas dura 2.2 días y las mareas gravitatorias mantienen un hemisferio siempre orientado hacia el y el otro siempre en la sombra, de forma parecido a nuestra Luna. La atmósfera superior de este mundo extraterrestre cuenta con fuertes vientos y nubes compuestas, al menos parcialmente de corindón, el mineral que forma los zafiros y rubíes. Un cielo lleno de joyas. Literalmente.


7) Atmósferas: El telescopio espacial Hubble nos permitió levanta el mapa de la atmósfera de un exoplaneta, 55 Cancri e, una "SuperTierra" dos veces más ancho y ocho veces más masivo que nuestro planeta, tan cerca de su estrella que su año solo dura 18 horas y sufre temperaturas estimadas de 2.000 Cº. Se detectaron Hidrógeno y Helio, pero no vapor de agua.

8) Un mundo complejo: Uno de los mundos más curiosos desvelados de 2016 fue HD 131399Ab, ya que nos recordó que estos parecen existir en casi cualquier circunstancias. El sistema que forma es realmente extraño: El exoplaneta orbita una estrella grande y brillante (Estrella A) , que a su vez son orbitados por un par de estrellas conocidas como Estrella B y Estrella C. Este sistema estelar fue el primero encontrado con una configuración tan exótica. 

9) K2: Kepler dejó de ser funcional al fallar dos de sus cuatro giroscopios, que le permitían la exactitud en su movimiento necesaria para mantener una observación continúa de la misma zona a lo largo del año. Pero los ingenieros de la NASA desarrollaron una alternativa, donde el uso de los dos giroscopios, los impulsores y la presión ejercida por la luz solar permitió reiniciar la caza de exoplanetas, aunque de forma más limitada y con campañas de observación más dispersas. Aún así K-2, como se conoce esa nueva etapa, ha descubierto 127 exoplanetas. Eso incluye dos mundos rocosos llamados K2-72c y 72e, que orbitan dentro de la zona habitable de su estrella anfitriona (localizada a unos 181 años luz de la Tierra).

10) 3 Soles: Todos recordamos Tatooine, el mundo del universo ficticio de Star Wars, con su atardecer con 3 soles. En su momento sonaba a algo absolutamente de ciencia-ficción,  ya que en 1997 aún faltaban dos décadas para saber a ciencia cierta de que había planetas en otras estrellas. KELT-4Ab se añadió a los que demostraron no solo que la obra de Gorge Lucas había acertado, sino que incluso se quedaba corta. Este orbita la estrella KELT-A una vez cada tres días. A su vez, las estrellas gemelas, KELT-B y KELT-C, orbitan entre sí una vez cada 30 años, y juntas viajan alrededor de KELT-A y su planeta cada 4.000 años más o menos.

Hay otros muchos descubrimientos, pero hay que hacer una selección y estos son los más notables. Y el futuro promete cosas mucho mayores, con la llegada de nuevos observatorios, como el James Webb. Estos solo son el aperitivo del futuro.

TRAPPIST-1, una tenue estrella ultra-fría rodeada de 3 planetas potencialmente habitables.

Proxima b, el planeta quizás habitable más cercano a la Tierra.

HD 131399Ab, un planeta en un sistema estelar de configuración extraña.

El hipotético 9º planeta, ahora mismo solo supuesto a partir de evidencias indirectas. Así y todo muchos astrónomos creen que en poco más de un año a partir de ahora lo encontraremos.

2MASS J2126, el planeta más lejano a su Sol conocido.
 
HAT-P-7b, un cielo lleno de joyas.


55 Cancri e, del que el Hubble pudo extraer la composición de su atmósfera, compuesta de Hidrógeno y Helio, pero sin rastro de Vapor de Agua. 

Wildest Alien Planet Discoveries of 2016

1 comentario:

Emilio Jinenez Pita dijo...

Es asombroso que en la actualidad nos encontremos casi cada día con el nuevo descubrimiento de un exoplaneta, cuando como se ha dicho, solo hace veinticinco años no sabíamos si existían. Pero lo mejor está por venir.,hoy he leído en una publicación que se ha descubierto la existencia de agua en un exoplaneta, Pegasi.... primer exoplaneta descubierto, es algo mas que estrecha el círculo para llegar a la conclusión final de la existencia de vida en otros mundos, ya que de una forma o de otra, lo mas probable es que donde hay agua, a menos en estado líquido, debería de haber vida.