Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraier
El brazo del rover, con su equipo de instrumentos, elevándose sobre el horizonte. Sol 1620

miércoles, diciembre 14, 2016

Pequeños guardianes

Osiris-Rex buscará asteroides troyanos terrestres a lo largo de Febrero de 2017.

Se les conoce con esta denominación general porque todos ellos reciben, por convención, nombres relacionados con la homérica guerra de Troya, algo establecido desde que el primero en ser descubierto, en 1906, fue llamado Aquiles, y son unos de los cuerpos celestes menos conocidos por el gran público, aunque para los astrónomos resultan viajeros fascinantes y cualquier oportunidad para aproximarse a ellos es siempre bienvenida.

Pero empecemos por el principio.Que son los troyanos? Básicamente asteroides que se encuentran atrapados en los puntos de Lagrange L4 y L5 de un planeta, es decir precediendo y siguiendo a este en su movimiento alrededor del Sol (aunque en realidad también están presenten en la órbita de las diversas lunas). Por tanto, dado que son puntos muy estables, estos asteroides acompañan al planeta en su viaje, manteniendo siempre la misma distancia. Especialmente, como no podía ser de otro forma, en el caso de Júpiter, que acapara la mayoría de los más de 6.000 conocidos, con dos autenticas "flotas" de troyanos, casi como una guardia personal para el rey de los planetas. Marte, con 4, y Neptuno, con 6, disponen también de algunos de ellos. Y aunque durante mucho tiempo parecía que carecía de ellos, la Tierra también tiene el suyo, el pequeño 2010 TK7, de apenas 300 metros de diámetro y que, orbitando alrededor de L4, precede a nuestro planeta en su viaje anual, permaneciendo siempre a unos 80 millones de Kilómetros de distancia 

Este se descubrió recientemente, y es fácil entender el motivo. Pequeño, lejano y, desde el punto de vista terrestre, muy cerca del Sol, fue todo un logro vislumbrarlo. Y con ello la inevitable pregunta de que existen otros troyanos de la Tierra, más compañeros desconocidos que, como una escolta muy discreta, lo acompañan en su viaje. Los astrónomos creen que así debería ser, y en Febrero de 2017 podríamos tener una oportunidad extraordinaria para encontrarlos. Al menos a algunos de ellos.

Y es que Osiris-Rex, la sonda lanzada por la NASA para explorar el asteroide Bennu, se situará, entre el 9 y el 20 de Febrero, muy cerca del punto L4 terrestre. Y con el Sol a sus espaldas, en una posición ideal para realizar un escaneo metódico de la región con su MapCam, una de las 3 cámaras que conforman el equipo visual de la sonda y que tiene como meta buscar posibles diminutos satélites de Bennu. Pero mucho antes de ese momento tendrá la oportunidad de demostrar su capacidad de detección en esta campaña de caza de troyanos, que permitirá, si están ahí, encontrarlos, con todo el valor científico que esto tiene, al mismo tiempo que se adquiere experiencia de cara a su auténtica misión. Una combinación perfecta.

¿Tenemos más compañeros de viaje, pequeños guardaespaldas que viajan con nosotros alrededor del Sol,? A principios de 2017 quizás tengamos una respuesta.

Los Troyanos se asociaron inicialmente con los cientos de asteroides que siguen y preceden a Júpiter, como dos alargadas flotas alrededor de los puntos L4 y L5 joviano. Posteriormente se fueron desvelando que también existían en otros planetas, aunque sin comparación a la inmensa flota que acompaña al gigante joviano.
 

En Febrero de 2017 Osiris-Rex estará frente a frente con la región L4 terrestre. Durante 12 días escaneara de forma exhaustiva la zona para intentar "cazar" a posibles troyanos.

NASA Mission to Search for Rare Asteroids