Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

viernes, julio 25, 2014

Perdiendo La Tierra, ganando una sonda

La ISSE-3 afrontará una misión interplanetaria al darse casi por descartada la posibilidad de entrar en órbita terrestre.

Nunca hay que rendirse, y en los días que quedan para ese 10 de Agosto, cuando sobrevolará La Luna a corta distancia, el equipo en tierra seguirá trabajando en todas las estrategias posibles para conseguir revivir el que parece su agonizante sistema de propulsión, del que solo se fue capaz, más allá de una primera ingnición exitosa, sacar una propulsión limitada, demasiado como para alterar la trayectoria lo suficiente como para que la gravedad lunar la enviara hacia el punto L1, desde donde originalmente nos abandonó hace 36 años y al que ahora se quería hacerla regresar. Pero tantos años en el espacio, en ocasiones llegando hasta la órbita de Venus, abandonada a su suerte durante casi 2 décadas y en un estado de hibernación profunda, parece que han pasado factura en este aspecto.

No estamos, ni mucho menos, ante el fracaso del proyecto @ISEE3Reboot, cuyos logros ( reactivar los sistemas de la sonda después de tanto tiempo, recrear el hardware y software necesario para ello, comunicarse con ella, tomar el control y reiniciar la actividad su actividad científica, todo ello financiado de forma privada mediante crowdfunding y dirigido por un equipo de aficionados, aunque con el apoyo de expertos) superan y con mucho este único fracaso, aunque es precisamente el que impedirá que la ISEE-3 regrese definitivamente con nosotros. Y es precisamente por ello que estos han decidido afrontar el que llaman Plan B, o lo que es lo mismo, hacer ciencia allí donde esta sonda vaya.

El objetivo principal ahora mismo es pone en marcha sus instrumentos científicos, reiniciando una tarea abandonada desde hace varias década, lo que de por si es extraodinario. De momento uno de ellos, el Magnetómetro, se encuentra nuevamente en activo, ofreciendo datos sobre su entorno, lo que incluye una variación brusca en el campo magnético interplanetario. Los otros 13 deberían seguirle los próximos días, y después del 10 de Agosto, si finalmente sigue en órbita solar y no terrestre, entraremos en la llamada Interplanetary Citizen Science Mission (Misión Interplanetaria de Ciencia Ciudadana), básicamente hacer trabajar y compartir los datos que estos vayan enviando, lo que no dejaba de ser el objetivo original. Nada mal para un objeto abandonado a su suerte por tanto tiempo. Clasificar de fracaso el proyecto, como algunos medios han apuntado, es sin duda un error de consideración.

A la espera de una recuperación inesperada, cosa poco probable aunque se seguirá intentanto hasta el final, el equipo de tierra está ya centrado en esta nuevo escenario, en que sobrevolará La Luna y reanudará su órbita alrededor del Sol, en una órbita casi idéntica a la de La Tierra, para lo cual ya se están cerrando los sistemas que ya no son necesarios y reconfigurándola para maximizar las operaciones científicas, mientras se están desarrollando planes para poder seguir en comunicación con ella cuando se aleje de nuevo. Y es que la ISEE-3 se alejará de nosotros no como el objeto inerte que era antes de este encuentro. En su lugar una nueva sonda se habrá unido a nuestra amplia familia de exploradores interplanetarios.

La ISSE-3 antes de su lanzamiento, en 1978. Los pequeños impulsores situados alrededor de la nave deberían haber permitido hacer regresar a la sonda a la órbita terrestre, pero al no funcionar correctamente (existen diversas ideas, pero la que parece más probable según el equipo de tierra es que no queda Nitrógeno para la presurización del combustible) hace que posiblemebnte la veamos pasar de largo, aunque ahora ya de nuevo en contacto y con ganas de reanudar su tarea científica.

Lo viejo y lo nuevo. Para despertar y hablar con un ingenio de 4 décadas de antiguedad y una configuración propia y ya desfasada, fué necesario recrear el hardware y software de la época.

La posición el 24 de Julio de 2014, a menos ya de 3 millones de Kilómetros de La Tierra.

La señal de la ISEE-3 es clara y audible para equipos de radioaficionados como el @uhf_satcom. La voz de un objeto hasta hace no tanto sumido en el silencio.

Announcing the ISEE-3 Interplanetary Citizen Science Mission

No hay comentarios: