Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

martes, julio 16, 2013

En busca del aire lunar

La sonda lunar LADEE llega a la base de lanzamiento de la NASA en Wallops Island.

La Luna no tiene nada parecido a una atmósfera como la terrestre, pero en contra de lo que podamos imaginar al verla llena de cráteres y sin ninguna señal aparente de que exista algo más aparte del vacío interplanetario sobre sus grises llanuras, si que dispone de una tenue cobertura atmosférica, tan tenue que sus átomos apenas interactúan entre si y motivo por el cual los astrónomos prefieren hablar de exosfera, por su parecido con la capa atmosférica más externa de nuestro planeta.

Para estudiar esta desconocida característica de nuestro satélite, así como las condiciones ambientales influyen en el comportamiento del omnipresente polvo lunar, que tantos problemas representó para las misiones Apolo, el próximo 6 de Septiembre y mediante un cohete lanzador Minotaur V, la sonda LADEE (Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer) iniciará su viaje hacia la Luna. Un espectrómetro de masas para identificar los gases de la atmósfera, un detector de polvo (Lunar Dust EXperiment) y un espectrómetro Ultravioleta/luz visible para captar la luz dispersada por este última será el equipo científico con el que este pequeño explorador de 383 Kilogramos de masa intentará adentrarse en esta parte de La Luna hasta ahora olvidada.

Los objetivos principales son medir la densidad global, composición, y la variabilidad de la frágil atmósfera lunar frágil antes de que sea perturbado por aún más la actividad humana, medir si los avistamientos reportados por los astronautas de los Apolo de tenues emisión luminosas a decenas de kilómetros sobre la superficie tenían como origen el sodio atmosférico o polvo en suspensión y medir el impacto del polvo en el medio lunar (tamaño-frecuencia) para ayudar en el diseño de futuras misiones robóticas y bases permanente.

Una vez en órbita lunar, además de todas sus tareas científicas, LADEE realizará demostraciones de la tecnología de transmisión óptica de información con su Lunar Laser Com Demo (LLCD), que la NASA apunta como el futuro de las comunicaciones interplanetaria y que permitirá una velocidad de transmisión mucho más elevada que el sistema actual con ondas de radio.

En definitiva una misión modesta pero con objetivos destacables tanto desde el aspecto científico como el tecnológico y cuyo viaje terrestre, desde las instalaciones de la Ames Research Center,en California, donde fue ensamblado, hasta la base lanzamiento de la NASA en , en la costa atlántica, se completó recientemente. Un viaje de 5 días que se hizo tomando todas las precauciones posibles, en un contenedor especialmente diseñado y acompañado por  una caravana de vehículos que se aseguraban tanto la seguridad de las carreteras transitadas como por el estado del vehículo en si. Los 30 días que necesitará para completar su vuelo hacia La Luna y entrar en órbita posiblemente serán más tranquilos.

Actualmente LADEE se encuentra ya afrontando toda una serie de pruebas técnicas para asegurar que no sufrió ningún daño durante su travesía de un extremo a otro de los EEUU, después de los cuales, si se superan con éxito, llegará el momento de llenarla de combustible, encapsularla y proceder a su instalación en el Minotaur V, desde donde protagonizará, el 6 de Septiembre, el primer lanzamiento de una sonda interplanetaria realizado desde estas instalaciones en el estado de Virginia. La Luna espera.

Los 3 instrumentos de LADDE y el LLCD, con el cual se pondrá a prueba los sistemas de comunicación óptica, el futuro de las comunicaciones interplanetarias.


Una visión artística de LADEE en órbita lunar.

Las instalaciones de la NASA en Wallops Island, desde donde fuimos testigos del lanzamiento del cohete Antares. LADEE será la primera sonda interplanetaria que iniciará su viaje desde este lugar.


Los tripulantes de los Apolo vieron diversos fenómenos ópticos curiosas durante su estancia en órbita, como resplandores y rayos. Estos dibujos fueron realizados desde el Apolo 17, ilustrando los misteriosos  rayos crepusculares que estaban observando en esos momentos. LADEE intentará desvelar su su origen estaba en la tenue atmósfera lunar o bien eran producto de polvo en suspensión por encima de la superficie.

LADEE Lunar Probe Unveiled at NASA’s Wallops Launch Site in Virginia

1 comentario:

casino en bolivares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.