Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

viernes, junio 29, 2012

La luna de las maravillas

Nuevos datos de la Cassini señalan la posible existencia de un océano subterráneo de agua líquida en Titán.

¿Que es lo que le faltaría a la mayor de las Lunas de Saturno para ser considerado el mundo más asombroso del Sistema Solar y merecedor de que se hiciera un nuevo esfuerzo, técnicos y presupuestario, para explorarlo en profundidad? Poco más se le puede pedir...tiene una densa atmósfera, un sistema hidrológico que funciona como el terrestre, grandes lagos y mares, erosión, campos de dunas, acuíferos...quizás lo único que le falta para ser un lugar de ensueño, y que si parece tener la pequeña Encelado, es agua líquida en forma de un posible océano situado bajo la superficie. Lástima que no exista. ¿o si?

Esta es la extraordinaria posibilidad que se abre como resultado de seis aproximaciones muy cercanas a esta luna ocurridos entre el 27 de Febrero de 2006 y el 18 de Febrero de 2011, permitió a la red de seguimiento del espacio profundo de la NASA (Deep Space Network) captar todos los pequeños cambios ocurridos en la trayectoria y velocidad de la Cassini durante dichos encuentros...o lo que es lo mismo, ligeras variaciones en el campo gravitatorio de Titán que permitieran comprender mejor su estructura interna.

Uno de los objetivos era intentar detectar la ligera deformación que sufre esta luna a consecuencia de del tirón gravitatorio de Saturno a medida que completa su órbita de 17 días, y que buscando un ejemplo próximo. Y no solo se consiguió medirla, sino que nos reveló lo que puede ser uno de los mayores descubrimientos ocurridos en esta mundo extradinario: Si fuera una roca sólida se estima que las alteraciones serían de alrededor de 1 Metro...pero los datos indican que estas alcanzan los 10 Metros, lo que parece sugerir la existencia algo líquido bajo la totalidad de la superficie helada de Titán. Teniendo en cuenta que esta última se compone básicamente de agua helada (que a temperaturas de -179Cº adquiere la dureza de una roca terrestre) la conclusión lógica, o al menos así lo creen los científicos de la misión, es que existe un océano subterráneo.

"La detección, por parte de la Cassini, de grandes mareas en Titán  lleva a la conclusión casi ineludible de que hay un océano escondido en las  profundidades. La búsqueda de agua es un objetivo importante en la exploración del sistema solar, y ahora hemos visto otro lugar donde es abundante", explica Luciano Iess, del equipo científico de la misión.

De hecho no sería necesario un océano enorme o profunda para crear estas mareas. Una capa de líquido entre la corteza externa, deformable, y un manto sólido explicarían la forma en que Titán reacciona a las mareas gravitatorias a lo largo de su órbita.

Aunque lo primero que sugiere algo así es la posibilidad de vida, resulta más importante a la hora de intentar explicar el origen del Metano que llena la superficie, pese a que este elemento es constantemente destruido por la radiación ultravioleta del Sol...un océano de agua líquida mezclado con Amoniaco podría ser una posible fuente al liberar el Metano atrapado en el hielo de la corteza bajo la que se encuentra. Tal como explica Jonathan Lunine "la presencia de una capa de agua líquida es importante para intentar entender cómo este elemento se almacena en el interior  y cómo puede alcanzar la superficie...Este es importante porque todo lo que hace único a Titán se deriva de la presencia de abundante Metano, sin embargo en la atmósfera este es inestable y se destruye en escalas de tiempo geológicamente cortas".

A falta de misiones a la superficie (por no hablar de nada capaz de explorar el subsuelo), medir el campo gravitatorio es la mejor y única manera de adentrarnos en los misterios que se esconden en el interior de Titán, uno de los lugares más increíbles del Sistema Solar...que ahora añade un nueva "joya" a la amplia serie de maravillas que lo convierten en lo que es: Un mundo único que, de no estar tan lejos de la Tierra, seguramente ya habría sido tan o incluso más explorador que Marte.

La estructura interna según los últimos datos gravitatorios ofrecidos por la Cassini, con una capa global de agua líquida situada bajo la corteza helada, quizás de unos 100 Kilómetros de grosor.

Titán con Mimas surgiendo por detrás del horizonte...la existencia de una densa atmósfera, básicamente compuesta de Nitrógeno, la convierte en un mundo excepcional, y su contenido en Metano (alrededor del 1.4% del total) ofrece un misterio aún sin resolver, ya que este es destruido con relativa rapidez por la radiación solar, lo que implica que debe existir una fuente constante que remplace las pérdidas. Un posible océano subterraneo de Agua y Amoníaco podría ser una posible explicación.

La superficie de Titán resulta asombrosa por los evidentes signos de erosión hidrológica, que muestran un mundo aún activo y dinámico, como se observa, por ejemplo, en la fotografía de la izquierda, tomada por la Hyugens, y que en primer plano permite observar lo que parece el rastro dejado por el fluir del Metano líquido. Sin embargo quizás las sorpresas no se limitan a la superficie...


No hay comentarios: