Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, mayo 04, 2010

La larga noche en el fin del mundo

El pasado 23 de Marzo la larga noche polar extendió su dominio sobre la Antártida, sumergiéndola en una oscuridad de la que no saldrá hasta dentro de seis meses. y con ella también llegó la noche para uno de los observatorios astronómicos más aislados y climaticamente extremo del mundo, un lugar solo apto para gente decidida y entusiasta: El South Pole Telescope Station, situado justo en el Polo Sur geográfico, en la base Amundsen-Scott.

Fruto de la colaboración entre numerosas Universidades e Instituciones Estadounideses, nació con la intención de aprovechar las condiciones únicas que reinan en esa región y convertirse en el más potente y efectivo observador terrestre del Cosmos en el espectro de las microondas. Una atmósfera fina (pues el polo Sur se eleva 2.8 Kilómetros por encima del nivel del Mar), extremadamente seca y sin grandes varaciones térmicas diarias (pues los días y las noches se suceden en ciclos de seis meses) hacen que este lugar resulte ideal. Aunque no muy acogedor, claro está.

Dotado de una lente de 10 metros de diámetro y de instrumentos de alta sensibilidad, y con la capacidad de rastrear grandes regiones del cielo rápidamente el South Pole Telescope o SPT permite a los astrónomos observar el Cosmos en su infancia, cuando tenía una edad estimada de apenas 400.000 años. Precisamente observar como se formaron los grandes cúmulos de galaxias, las últimas y mayores estructuras que aparecieron tras su nacimiento, y buscar en ellos posibles "huellas" de la llamada "Energia Oscura" (hipotética fuerza que contrarrestra la gravitatoria y sería la responsable de la expansión acelerada del Cosmos) es el gran objetivo de este avanzado observatorio.


Desolada, fría, aislada, extrema. las mismas condiciones que hace de la Antártida un continente practicamente dehabitado y la única tierra emergida que no pertenece territorialmente a país alguno es también lo que la convierte en el lugar ideal para este tipo de actividades astronómicas. Al fin y al cabo ningun lugar de nuestro planeta es tan "alienígena" como las blancas e infinitas llanuras del continente helado.
Y más ahora que se está sumergiendo en una noche que durará seis meses...

El Polo Sur geográfico, señalado por un pilar rodeado de las banderas de los diversos paises que han participado en este asentamiento polar...su situación respecto a la base, pero, se altera unos 7 metros anuales debido al desplazamiento del hielo sobre la que se asienta esta última, por lo que cada año hay que modificar su posición para compensar dicho movimiento.

El South Pole Telescope...su lente de 10 metros de diámetro y el ambiente reinante ofrecen a los astrónomos el mejor observador del Cosmos en el espectro de microondas que existe en la superfície del planeta.

Un punto perdido en la nada...la base Amundsen-Scott, inaugurada en 1957 y repetidamente ampliada y modernizada, vista desde la distancia desde un avión. Es el punto habitado más aislado del planeta, sin rastro de vida humana en mas de 1000 Kilómetros a la redonda.

Una visión más cercana, donde se puede apreciar la base Amundsen-Scott, a la Izquierda, y el South Pole Telescope.

Un hogar en el fin del mundo....

Amundsen-Scott South Pole Station

South Pole Telescope

No hay comentarios: