Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

domingo, mayo 09, 2010

La debil voz del lejano viajero

La Voyager 2 experimenta problemas en la transmisión de datos.

Mucho más alla del último de los planetas, más alla incluso de la frontera donde termina la influencia directa del Sol, a casi 14.000 Millones de Kilómetros de La Tierra y moviendose a traves de la oscuridad en un viaje hacia las estrellas, se encuentra el ingenio humano más alejado de nosotros y que desde hace tres decadas se comunica con nosotros y nos envía información de valor incalculable: La Voyager 2.

El pasado 22 de Abril, pero, algo empezo a ir mal...los datos científicos, que regularmente llegaban desde las orillas del oceano estelar, empezaron a mostrarse alterados de una manera que era imposible leerlos. Pronto los ingenieros detectaron el origen del problema en el
flight data system, que se encarga de formatear los datos antes de radiarlos hacia la Tierra, y que por un extraño error cambió el patrón que seguía, haciendo que los datos fueran ilegibles al no poder ser descodificadas.

Tras poner el vehículo en un modo en el que solo transmite datos sobre su estado de salud y el de sus sistemas (y que parecen indicar que el vehículo se encuentra en buen estado) los ingenieros de vuelo están trabajando para intentar aislar el problema y solucionarlo, una tarea ciertamente compleja si tenemos en cuenta que la Voyager 2 se encuentra tan lejos de la Tierra que una señal enviada hacia ella, viajando a la velocidad de la luz, unas 13 horas en alcanzarla, por lo que una comunicación completa, incluiendo envió de ordenes y la recepción de una respuesta, requiere 26 horas..

El primer intento de enviar comandos a la Voyager 2 y normalizar las comunicaciones ocurrio en pasado 30 de Abril, y a día de hoy se sigue trabajando para intentar volver a poner a este veterano explorador en marcha y que reanude su trabajo de recolección de datos científicos, de un valor incalculable al estar cruzando hoy día, junto con su hermana Voyager 1, la turbulenta zona que indica el final de la Helioesfera.

Lanzada en 1977 en una misión que inicialmente se limitaba a sobrevolar Jupiter y Saturno, su viaje terminó convirtiendose en una de las páginas de oro de la historia de la carrera espacial...tras visitar con éxito sus dos objetivos iniciales siguió avanzado y pasando cerca de Urano y Neptuno, siendo la primera (y por ahora única) sonda que los ha visitado, gracias a que los técnicos aprovecharon una aliniación planetaria que ocurre cada 176 años y que permitía ir saltado de un planeta a otro usando la gravedad de cada uno de ellos para impulsarse hasta el siguiente.

En 1989 dejó atras la familia planetaria y siguió avanzando, ahora ya sin objetivos que fotografíar pero con la misión de estudiar y superar la última frontera, abandonar el reino del Sol y adentrarse en el mar de estrellas...alimentada por sus tres generadores termoeléctricos de radioisótopos la Voyager 2 debería seguir enviandonos datos hasta 2030. Mas alla de este momento le espera la eternidad.


Golden Record Cover: En el interior de cada una de las dos Voyagers se esconde un disco chapado en Oro, con información tanto de la situación de la Tierra, de la vida y la civilización que en ella habita, asi como el registro de inumerables sonidos terrestres, incluido saludos en inumerables idiomas. Un legado del mundo del cual partió por si algun día, en un futuro lejano, alguna civilización extraterrestre las encontrara.

Las sondas Voyagers, destinadas a navegar para siempre por el oceano cosmico...y quizas a sobrevivir a la propia Humanidad, como recuerdos mudos de una civilización desaparecida hace millones de años.

Amabs Voyagers siguieron en mismo camino hasta Saturno...allí la Voyager 1 fue "sacrificada" para poder realizar un sobrevuelo cercano de Titan que la lanzó fuera del plano de la Elíptica, mientras que La Voyager 2 continuó su camino hacia Urano y Neptuno, para posteriormente unirse a su hermana en el viaje hacia las fronteras del Sistema Solar.


Resumen de la misión planetaria de la Voyager 2, donde visitó los cuator grandes planetas exteriores.

Engineers Diagnosing Voyager 2 Data System

Voyager Web site

3 comentarios:

Trepamuros dijo...

Resulta curioso que en más de 30 años no se haya enviado ningún satélite más en misiones similares. Las imágenes que podrían captar con la definición y tecnología actuales serían acojonantes. Las del Voyager sorprendentemente lo son, a pesar de los años que tienen.

Tokaidin dijo...

De hecho si que hay una sonda en una misión similiar, la New Horizons, hoy día más alla de la orbita de Saturno y que tras sobrevolar Pluton se adentrara en el espacio profundo en dirección a las estrellas, de la misma manera que las Voyagers o las ya desaparecidas Pionners..

Pero lo cierto es que hoy día priman las misiones orbitales, aquellas que se acercan al objetivo y entran en orbita, permitiendoles estudiarlo durante mese sy años...las Voyagers forman parte de una epoca pasada, cuando las sondas exploradoras se la lanzaban para que pasaran por las cercanias de un planeta (o de varios, como en este caso) y posteriormente se perdiera..

Trepamuros dijo...

Ok. Aunque el tema del espacio y demás me ha fascinado desde niño (vamos, como a tantos otros) , lo cierto es que no estoy nada puesto en el tema. Me suena vagamente lo de la New Horizons ahora que lo mencionas, pero vamos, que es como descubrir la pólvora de nuevo para mí. XD

Hay que reconocer que tiene más sentido orbitar planetas, cuerpos celestes y todo lo que se pueda en las "cercanías". Al fin y al cabo dejar que un objeto acabe perdido en los confines del espacio es menos rentable que tener mucho tiempo otros enviando datos más concretos sobre lo que nos rodea.

El infinito seguirá siendo un misterio lejano con el que soñar y especular por muchas generaciones de niños... y no tan niños.