Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

sábado, septiembre 10, 2016

Rebelión en la frontera

Niku, el pequeño mundo que desafía nuestro conocimiento del Sistema Solar.

"Espero que todos tengan bien puesto su cinturón de seguridad, porque el sistema solar exterior es ahora mucho más extraño". Así tuiteó Michele Bannister, astrónoma de la Universidad de Queens, Belfast, al referirse a uno de los últimos habitantes del Cinturón descubiertos. Es pequeño, muy pequeño, quizás no mayor de los 200 Kilómetros, pero el misterio que lo rodea es gran, muy grande, ya que su órbita desafía cualquier explicación. Su misma existencia es un desafío a todo lo que sabemos, o lo que creemos saber. Su nombre, Niku, adjetivo chino para "rebelde", encaja a la perfección con su naturaleza. Porque ciertamente parece un rebelde que desafía el aparente "orden" del Sistema Solar.

Se mueve alrededor del Sol inclinado 110 grados con respecto al plano de la elíptica, es decir casi perpendicular a esta última, y lo que es aún más notable, lo hace moviéndose en sentido contrario a todos los demás. Y aquí radica el misterio que lo rodea. Durante su formación, una estrella genera un disco plano de polvo y gas alrededor de ella, a partir de la nube de la que originalmente nació, y que se va "aplastando" a medida que gira sobre la recién nacida. Como ocurre con la Tierra, algo más ancha en el ecuador que en los polos. Y como ella, todo gira en una misma dirección. No podía ser de otra forma. "Es lo mismo con una peonza, cada partícula está girando en la misma dirección", explica Bannister. Por ello encontrar algo que desafía esta corriente, que se mueve en dirección contrario, significa que "algo" lo dejó en esa extraña posición posteriormente, ya que es imposible que siguiera ese camino opuesto cuando nació.

"Esto sugiere que hay más en juego en el sistema solar exterior de lo que que somos conscientes", explica Matthew Holman en el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, que forma parte del equipo que descubrió Niku utilizando el PanSTARRS 1) en Haleakala, Maui. Y lo desconocido siempre resulta emocionante a los astrónomos."Siempre que tengas alguna característica que no se puede explicar en el sistema solar exterior, es sumamente excitante, porque es en cierto sentido, presagia un nuevo desarrollo", explica Konstantin Batygin, del Instituto de Tecnología de California.

¿Que podría haber lleva a Niku a esta situación? Parece situarse demasiado cerca del Sol para que puede ser fruto de la influencia gravitatoria del tan hablado, comentado y hipotético 9º planeta, y la búsqueda de un posible planeta enano parecido a Plutón que pudiera ser el responsable tampoco a dado resultados."No tenemos respuestas", reconoce Holman. Al menos de momento. Pero su misma existencia puede ser la primera llave que abra las puertas a un Sistema Solar mucho más extraño y fascinante de lo que creíamos, infinitamente más complejo de lo que suponíamos hace apenas unas décadas, cuando Plutón era la aparente frontera final.

Como dice Michele Bannister, abróchense todos los cinturones. Nuestro camino hacia el Sistema Solar exterior parece que estará lleno de fascinantes curvas y maravillosas baches, de sorpresas imprevistas y de desafíos aparentemente insuperables. Y no puede haber un viaje mejor que ese.

Tiempo atrás Plutón marcaba la frontera final. Hoy día sabemos que apenas era la puerta de entrada a un Sistema Solar mucho más grande que cualquier que nos podíamos imaginar.

Mystery object in weird orbit beyond Neptune cannot be explained

4 comentarios:

perico dijo...

me parece maravilloso este extraño,para nosotros, misterioso universo en el que existimos.
un saludo.
pedro.

Anónimo dijo...

Quizá podría ser un capturado, un extrasolar..

Slds!

Pedro Rodríguez Rubio dijo...

Si, podría ser un un cuerpo vagabundo cazado por el sol.
Sea lo q sea es 100% excitante.

Pedro Rodríguez Rubio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.