Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

martes, septiembre 13, 2016

Pequeños finales

Nuevos vistas y detalles de los campos de dunas de Titán en una de las últimas visitas a esta luna.

Cuesta hacerse a la idea, después de tanto años acompañándonos, de convertir en una maravillosa rutina el recibir nuevas imágenes desde Saturno, de esperar siempre la siguiente maravilla, el siguiente descubrimiento, que todo esto está cerca de terminar. En un año, en Septiembre de 2017 esta veterana sonda se precipitará en la atmósfera del planeta, y con ello se cerrarán unas puertas planetarias que han estado abiertas desde Julio de 2004, fecha de su llegada y entrada en órbita. Sin duda quedará un gran vacío muy dificil de llenar. Y en el caso del reino de planeta anillado quizás no lo haga nunca, o al menos en un futuro a medio y largo plazo, ya que no hay prevista ninguna otra misión que la remplace.

Pero hasta que ese día llegue, mientras la cuenta atrás para el final sigue imparable, Cassini no está dejando de trabajar sin descanso, ofreciendo nuevas joyas, ahora saboreadas con mayor intensidad por ser de las últimas. Y la más reciente de ellas nos lleva a Titán, tantas veces sobrevolado, tantos detalles desvelados, pero al mismo tiempo sabiendo que muchas cosas quedarán por responder. El 25 de Julio pasó de nuevo muy cerca de estas luna enigmática, a solo 976 Kilómetros por encima de la superficie, oculta en la bruma pero visible a través de su radar. Su objetivo está vez no fueron los mares polares, sino sus extensos campos de dunas ecuatoriales, en concreto los de la zona de Xanadu y aledaños, nombradas en su conjunto como Shangri-La.

Compuestas por granos de hidrocarburos, estos parecen comportarse como las terrestres, y de sus formas y patrones es posible desentrañar como son los vientos dominantes. "Las dunas son características dinámicas. Están desviadas por los obstáculos en el camino de la dirección del viento, a menudo creando hermosos patrones ondulantes", explica Jani Radebaugh, del equipo de radar de Cassini.

Pero incluso a estas alturas hay cosas nuevas que descubrir,  en este caso la región conocida como "Xanadu anexo", situada, como su nombre indica, cerca de Xanadu, pero que hasta ahora no había podido ser observada en detalle por Cassini. Los nuevos (e inéditos) datos muestran que está compuesta por el mismo tipo de terrenos montañosos observados en su conocida vecina y otras partes de Titán. Aunque no del todo."Se ve muy similar a Xanadu utilizando nuestro radar, pero parece que hay algo diferente en la superficie que enmascara esta similitud cuando se observa en otras longitudes de onda", explica Mike Janssen, también del equipo de radar. "Es un interesante rompecabezas". Incluso ahora, tan cerca del final, los misterios siguen surgiendo.

Xanadu (y su anexo) siguen siendo un misterio incluso a estas alturas. En otras partes de esta luna, el terreno montañoso aparece en formaciones pequeñas y aisladas, pero aquí cubre una gran área, y los científicos han propuesto una variedad de teorías sobre su formación, como que sean restos de la corteza helada más antigua, antes de que fuera cubierta por los sedimentos orgánicos de la atmósfera. Pero todo esto deberá encontrar respuesta en modelos y simulaciones futuras, ya que Cassini, aunque aún le quedan 4 sobrevuelos más antes de despedirse definitivamente de esta luna, ya no observará de nuevo regiones situadas tan al sur."Si Cassini órbita la Tierra en lugar de Saturno, esto sería como tener nuestra última vista cercana de Australia".

Una sucesión de pequeños finales, el recuerdo, ciertamente doloroso, de que el gran final está cerca. Pero uno que promete estar a la altura de una sonda de leyenda.

"Xanadu annex", en una imagen generada a partir de los datos de radar, y eliminando todo rastro de "ruido" para que fuera más nítida. Se aprecian lo que parecen canales en la parte inferior y la parte superior izquierda, además de lo que parece ser un cráter.

Cientos de oscuras dunas se hacen visibles aquí, mostrando patrones ondulantes, convergentes y divergentes alrededor de las montañas más elevadas (zonas brillantes). Una vez arenas han pasado alrededor de los obstáculos, retoman su curso a favor del viento, en un primer momento en forma de dunas pequeñas e irregulares, y luego organizar en formas lineales más grandes, antes de ser detenido una vez más por nuevos obstáculos.

Visitando Shangri-La.

Titan's Dunes and Other Features Emerge in New Images