Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

jueves, septiembre 22, 2016

Grafitis planetarios

Desvelando el origen de la "Gran Mancha Roja" de Caronte.

"¿Quién habría pensado que Plutón es un artista del grafiti, que pinta en su compañera, con pintura pulverizada, una mancha rojiza que cubre un área del tamaño de Nuevo México? Cada vez que exploramos, nos encontramos con sorpresas. La naturaleza tiene una increíble inventiva en el uso de las leyes básicas de la física y la química para crear paisajes espectaculares!", exclama Will Grundy, perteneciente al equipo científico de la misión New Horizons. Y esa descripción ciertamente encaja con lo que parece ocurrir en este distante y pequeño planeta. Si ya nos había sorprendido con infinidad de elementos inesperados, hasta el punto que tuvimos que tirar a la basura todo lo que creíamos saber de el, ahora un nuevo elementos hace acto de presencia. Una nueva sorpresa, aunque hablar de sorpresas en Plutón ya es casi una normalidad.

Durante el encuentro de la New Horizons, lo primero que distinguimos de Caronte, su gran luna, fue una extraña mancha rojiza en el Polo Norte. Fue una de los primeras sorpresas que captó esta sonda a medida que la distancia se reducía, y uno de los primeros avisos de que ambos mundos rompería muchos esquemas.¿De donde había salido?,¿Cual era su origen? La más que probable respuesta, ahora publicada, es que proviene del propio Plutón: Parte del gas metano que se escapa de su atmósfera queda "atrapada" por la gravedad de esta luna y se congela a la gélida superficie fría de sus regiones polares. A esto le sigue su transformación química, por efecto la luz ultravioleta del Sol, que lo transforma en hidrocarburos más pesados y, finalmente, en materiales orgánicos rojizos llamados tolinas. Realmente Plutón "pinta" el rostro de su compañera de viaje. Sin duda una curiosa relación en un sistema planetaria ya de por si curioso.

No es que no se hubiera sugerido algún tipo de relación de este tipo, pero si es la primera vez que se tiene modelos sólidos que apoyan esta hipótesis. Estos muestran que la larga órbita de Plutón alrededor del Sol y la inclinación de sus respectivos ejes de rotación, producen condiciones climáticas extremas en los polos de Caronte, donde a 100 años de luz solar interrumpida le siguen 100 años de oscuridad permanente. Cuando eso ocurre, las temperaturas bajan hasta los -257 grados Celsius, lo suficiente como para congelar el metano."Las moléculas de este gas rebotan en la superficie de esta luna, hasta que, o bien escapan de vuelta al espacio o quedan en tierra, donde se congelan, formando una fina capa de hielo que dura hasta que la luz solar hace acto de presencia", dijo Grundy. Pero mientras que el hielo se sublima rápidamente, los hidrocarburos más pesados ​​creados permanecen en la superficie. 

Y aunque solo pudimos ver iluminado el Norte, los datos de la New Horizons señalan que esto ocurre en ambos polos. Plutón es un artista, y como tal no podía dejar su obra a medio acabar.

El rojizo Polo Norte de Caronte en todo su esplendor. Ahora sabemos que es la huella de la atmósfera de Plutón, que deja su huella en la gélida superficie de sus regiones polares.

El hemisferio nocturno de Caronte, sumergido en una noche centenaria, y por ello fuera del alcance de las cámaras de New Horizons. Sin embargo la tenue luz reflejada por el cercano Plutón fue suficiente para desentrañar algunos detalles y deducir que otra "gran mancha roja" posiblemente se esconde en el Polo Sur. 

Pluto ‘Paints’ its Largest Moon Red