Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, octubre 10, 2012

Una llamada desde el otro lado

La Voyager 1 podría encontrarse ya en el espacio interestelar.

¿Que entendemos por la frontera final del Sistema Solar? Si hablamos en términos gravitatorios esta se encuentra casi a medio camino de la estrella más cercana, y podríamos situarla allí donde se encuentre el objeto más lejano ligado, aunque sea de forma extremadamente débil, al Sol, y que posiblemente sea un integrante de la Nube de Oort. Si, por el contrario, nos referimos con ello allí donde termina la influencia directa de nuestra estrella, y el flujo de partículas que esta proyecta en todas direcciones finalmente se detiene, formando conforma una burbuja que nos aísla del medio interestelar y nos protege en gran medida de los rayos cósmicos más dañinos, esta se encuentra mucho más cerca, quizás "solo" 2 o 3 veces más lejos que Plutón.

¿Cual es, entonces, la verdadera frontera? Para la comunidad astronómica hay pocas dudas...a grandes distancias pueden seguir existiendo objetos en órbita solar, pero estos ya no reciben, dejando de lado la gravitatoria, influencia alguna del Sol, ya convertido en una estrella más, algo más brillante que el resto, pero apenas distinguible. Su "respiración", la misma que rodea La Tierra y todos los demás planetas, ya no alcanza sus oscuras y heladas superficies. A efectos prácticos, por tanto, el límite final del Sistema Solar es la que marca la segunda opción, allí donde el Viento solar se detiene finalmente. Un límite que quizás la primera nave construida por la Humanidad ha cruzado ya...

La Voyager 1, después de 35 años de viaje, se encuentra a casi 18.000 Millones de Kilómetros de La Tierra, y desde hace tiempo se está a la espera de que alcance la Heliopausa, el punto donde termina el área de influencia del Viento solar, y salte al espacio interestelar. Un viaje de descubrimiento, ya que nuestros conocimientos sobre esta zona, hasta ahora, eran puramente teóricos, y que desde hace unos meses está enviando señales de que algo está cambiando rápidamente a su alrededor.

Los científicos que participan en esta misión consideran 3 señales que indicarán este momento...uno de ellos es el aumento de los rayos cósmicos de alta energía, cosa que ya está ocurriendo. Otro es un cambio en el sentido de las líneas del campo magnético de la región, que aún se espera y que deberá ser deducido del análisis de los datos. 

La tercera, y quizás la más importante, de las señales es un descenso brusco y permanente de las partículas cargadas procedentes del Sol, básicamente Protones, que alcanzan la sonda y que forman parte del Viento solar que la acompaña desde el día que salió de la Tierra, un lejano ya 1977. Algo que indicaría que la sonda ha dejado definitivamente atrás la zona de influencia solar.

Y este descenso final, después de varios "amagos" previos, en que las cifras se recuperaron en pocos días, puede haber ocurrido ya. A finales de Agosto los indices de impactos descendió súbitamente, de los 25-26 a apenas 1-2 por segundo, y se mantiene así a día de hoy.

Es dificil, muy dificil, afirmar nada ni en un sentido ni en otro...estamos, y eso no lo debemos olvidar nunca, en un lugar nunca explorado, y por tanto no podemos estar seguro de nada, como explica Edward Stone, científico del proyecto Voyager: "Estos son tiempos emocionantes para el equipo Voyager mientras tratamos de entender el ritmo acelerado de los cambios a medida que se acerca al borde del espacio interestelar. Estamos sin duda en una nueva región en el borde del sistema solar, donde las cosas están cambiando rápidamente. Pero aún no somos capaces de decir que la Voyager 1 ha entrado en el espacio interestelar".

¿Hemos cruzado la puerta final a las estrellas? Solo nos queda esperar una respuesta definitiva...

El número de partículas solares que han alcanzado a la Voyager 1 desde Julio de 2012. Podemos observar que después de dos caídas transitorias a finales de Julio y a mediados de Agosto, a finales de ese mes los niveles de desplomaron súbitamente hasta niveles casi nulos, y así se mantiene desde entonces. ¿Hemos cruzado la frontera?

Al mismo tiempo que se desploman el numero de partículas procedentes del Sol, los últimos meses han aumentado de forma continua de las que parecen proceder del exterior del Sistema Solar.

Voyager 1, llamado a las puertas de las estrellas.

Las dos Voyagers tenían como objetivo estudiar los planetas exteriores, aprovechando la posición de todos ellos en la década de los 80. Sin embargo, gracias a que han seguido en activo, su misión se convierte ahora en una búsqueda de la frontera final del Sistema Solar.

Un esquema de las Voyagers, las más veteranos de las sondas aún en activo.

Voyager 1 May Have Left the Solar System

No hay comentarios: