Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

lunes, octubre 29, 2012

Curiosity y el misterio del Metano

El laboratorio SAM podrían proporcionar nuevas pistas sobre el origen de este elemento en la atmósfera marciana. 

Es y posiblemente seguirá siendo uno de los enigmas más inquietantes, a la vez que esperanzadores, del planeta rojo, que desde el momento en que se confirmó como algo real por parte de sondas como la Mars Express es una de las mayores fuentes de controversia entre los científicos planetarios...ahora, con la llegada de un nuevo y perfectamente preparado explorador a la superficie del planeta, se tiene grandes expectativas de encontrar, si no una explicación definitiva, si pistas que permitan ir delimitando las posibilidades existentes.

¿Porqué es tan extraño la presencia de Metano en la atmósfera marciana? La respuesta que no es tanto su existencia, que podría explicarse facilmente por la caida de meteoritos, tormentas de polvo o algún tipo de acontecimiento del pasado, como su variabilidad. Esta es la clave del enigma, ya que partiendo del hecho de que esta molécula tiene una vida media de apenas 300 años una vez queda expuesta a la luz ultravioleta del Sol, que siga un ciclo aparentemente estacional indica la existencia de una fuente que remplaza el que se pierde, lo que indica actividad de algún tipo en la actualidad, sea geológica o, lo que resultaría aún más trascendental, biológica. Este es el caso de la mayor parte del que encontramos en la Tierra. 

Curiosity aterrizó en Gale el pasado 5 de Agosto, y entre su completo equipo científico encontramos a SAM (Sample Analysis at Mars), a la práctica un auténtico laboratorio miniaturizado preparado para detectar compuestos orgánicos, entre los que se incluye el Metano (un hidrocarburo), tanto en el material de la superficie como "oliendo" el aire marciano. Se espera con impaciencia los resultado de la primera de estas operaciones, en especial entre aquellos que buscan pistas sobre el origen de dicho elemento.

¿Pero en que puede ayudar SAM en esta búsqueda, aparte de confirmar la presencia de algo que ya sabemos que está ahí? En 2 puntos muy importantes: 1) Medir con precisión la variabilidad del Metano atmosférico y 2) Su proporción isotópica.

1) Si fuera de aproximadamente de un 10% se podría explicar, a partir de nuestro conocimiento actual de la atmósfera marciana, como fruto de un acontecimiento desconocido del pasado, un eco de otra época...si es estacional, como apuntan los datos que tenemos por parte de sondas orbitales, apoyaría más la teoría del origen biológico aunque cierto es que existen procesos geológicos que podrían responder al paso de las estaciones...y si es esporádico, aleatorio, indicaría que lo más probable es que tenga alguna fuente de producción o liberación geológica.

2) Cuanto mayor fuera la proporción del isótopo más ligero (Carbono-12) más inclinaría la balanza hacia la opción biológica. 

En el primer caso, como es lógico, se necesitarán mediciones a lo largo de, como mínimo, todo un año marciano, mientras que en el segundo n no sabemos si la detección de Metano será lo suficientemente alta para permitir medir su proporción isotópica. 

Si la respuesta, en ambos casos, señalara una posible (aunque en ningún caso confirmada) fuente biológica Curiosity habría superado todas las expectativas, y además de buscar ambientes adecuados para la vida nos presentaría evidencias de que esta puede seguir existiendo, bien en la superficie o quizás (si no hay rastro de materia orgánica en ella) en el subsuelo. En el caso contrario las conclusiones serían igualmente importantes, ya que demostraría que en Marte, lejos de ser un planeta geologicamente muerto, algo se sigue moviendo en su interior.

Las concentraciones de Metano durante el Verano en el Hemisferio Norte.

Los diferentes proceso que podrían ser la fuente del Metano, al que hay que añadir, como se descubrió recientemente, la actividad de los Dust Devil...una de ellos, o quizás varios de forma simultania, podría ser la explicación.

SAM, un auténtico laboratorio terrestre miniaturizado preparado para detectar materia orgánica, entre la que se incluye el Metano.

Mars Methane Mystery: Curiosity Rover May Find New Clues

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El artículo muy bien, ahora, te falta revisar la ortografía y gramática un poco, eh, que cuesta leerte.

alfred dijo...

Marte que poco rojo