Ultimas imágenes de Curiosity

Autorretrato de Curiosity, a partir de imágenes tomadas por la cámara MAHLI, situada en el extremo de su brazo robótico. 26 de Febrero de 2020.
Nubes en los cielos marcianos

miércoles, diciembre 26, 2018

Preguntas finales antes de Thule


Estamos ya a pocos días del encuentro con Ultima Thule, y con la cuenta atrás entrando en su fase final nuevamente estas reviviendo la emoción que significó el sobrevuelo de Plutón, en 2015. Quizás no tanto a nivel popular, ya que este último estaba rodeado de años de mística y sueños, pero igualmente fascinante para los científicos planetarios por todo lo que representa, un fragmento aparentemente inalterado de los orígenes del Sistema Solar.

Y que mejor que conocer de primera mano como está transcurriendo la misión que a través de las palabras de Alan Stern, investigador principal de la New Horizons y una de las personas que más presionó a lo largo de varias décadas hasta hacerla realidad. La página Space.Com nos regala por ello una más que interesante entrevista al que podemos considerar el corazón mismo de esta aventura.

Space.com: ¿Cual es el estado general de la New Horizons?

Stern: Está esencialmente en perfecto estado. En cuanto a los propulsores, vamos cambiando aquellos que utilizamos, de los principales a los redundantes, en lugar de usarlos hasta que se rompan. En última instancia  son elementos de vida limitada, como si fueran sus neumáticos. Todos los instrumentos científicos gozan de buena salud. Estamos en el buen camino, y no podemos pedir más en este momento.

¿Existen prespectivas para extender la misión más allá, hacia otro objetivo?

- Puede haber otro sobrevuelo después de este; ya veremos. Propusimos una misión extendida de cinco años para llevarnos hasta 2021 y llegar a 50 unidades astronómicas y estudiar el Cinturón de Kuiper de muchas maneras diferentes. Si la capacidad científica sigue siendo buena y sonda se mantiene saludable, creo que tenemos una excelente oportunidad. Somos la única nave espacial que puede hacerlo. Nadie más viene por detrás nuestro. Es realmente una oportunidad única para hacer cosas que de otra manera no se pueden hacer, y nos quedan amplias reservas de combustible

¿Cuánto tiempo le queda de vida útil?

- En principio, New Horizons podría operar otros 15 o 20 años hasta que los niveles de potencia del generador termoeléctrico de radioisótopos caigan al punto en que ya no sea posible hacerla funcionar.

Estamos ante la exploración de lo desconocido. Debe estar ansioso por ver lo que está al acecho tan lejos de la Tierra.

- Muy pocas personas se dan cuenta de lo vasto que es el Sistema Solar. La gravedad del Sol es lo suficientemente fuerte como para mantener a los cometas que orbitan en la Nube de Oort a 100.000 unidades astronómicas de distancia. Eso es 3,000 veces más que Plutón. Debido a que la luz se vuelve más y más débil con el cuadrado de la distancia, es muy difícil encontrar cosas que estén tan lejos.

¿Deberíamos esperar sorprendernos de lo que podamos encontrar?

- Solo hemos arañado la superficie del Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort. Personalmente, a partir del trabajo que he hecho y publicado, espero que encontremos no solo docenas, sino potencialmente cientos de planetas (enanos, aunque esa es una clasificación que Stern no comparte) más. Creo que es algo gracioso cuando alguien habla de encontrar el Planeta X. Encontraremos el Planeta X, el Planeta Y, el Planeta Z y un número muy grande más. Hay indicios de que solía haber una gran cantidad de planetas, la mayoría de los cuales se dispersaron a grandes distancias.

¿Que espera encontrare en Ultima Thule?

- El día después del sobrevuelo comenzaremos a recibir imágenes de alta resolución y otros datos. Buscaremos indicios de atmósfera, lunas o anillos. Se seguirán transmitiendo datos a la Tierra, no solo durante semanas, sino durante un año y medio. Será a finales del verano de 2020 antes de que tengamos todos. Entonces, cualquier cosa es posible. Nada como esto ha sucedido antes. Ninguna misión ha visitado nunca este tipo de objeto, algo tan salvaje, tan lejos del Sol...Ultima Thule puede ser algo diferente a todo lo que hemos visto antes.

El sobrevuelo de Plutón y ahora un KBO es un emblema de la exploración y la investigación de lo desconocido. Parece que la misión es una metáfora de la sorpresa, incluso de desconcierto.

- Volvamos a principios de la década de 1960 y 70. Esas primeras misiones a Marte, Venus, Mercurio, Júpiter.., todas brindaron la misma experiencia. Destruyeron todo lo que se sabía por telescopio y nos mostraron en cada planeta una situación mucho más compleja y matizada, y nuevos tipos de fenómenos físicos. Nos sorprendimos y nos sorprendimos una y otra vez. Plutón nos volvió a sorprender. Fue tan sorprendente que les conté a mis colegas del equipo científico de New Horizon después de ver los conjuntos de datos que probablemente obtuvimos una nota de "A" para la exploración pero una "F" para nuestra habilidad de predicción científica.
 
Y esto último es maravilloso, aunque parezca una contradicción. Porque el asombro ante lo inesperado, el abrir puertas a cosas desconocidos y sorprendente, es lo que, en definitiva, nos sigue impulsando siempre hacia adelante, más allá del horizonte en tiempos pasados,  hasta las estrellas hoy día. Y mientras ese impulso exista, mientras esa llama nunca se apague, siempre habrá una luz que ilumine las tinieblas.

Alan Stern, a la izquierda, junto a miembros del equipo de la New Horizons. En 2015 vivieron su gran momento, escribiendo una página hasta entonces inédita de la exploración espacial. Ahora, en el paso de 2018 a 2019, esperan repetir de nuevo esos momentos mágicos. 

Encounters with Distant Worlds: An Interview with New Horizons' Alan Stern (Exclusive)

No hay comentarios: