Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

martes, marzo 29, 2016

Oleada 2020

Una serie de nuevas misiones a Marte por parte de diversas países podrían coincidir en el tiempo.

El viaje al planeta rojo no es sencillo, a pesar de que la reciente serie de éxitos protagonizados por EEUU, Europa y la India den la sensación de todo lo contrario. Más de 40 misiones se han lanzado hacia Marte, y no pocas se han quedado por el camino. China y Japón, por ejemplo, han visto fracasar sus intentos. Y la NASA, aunque ahora puede presumir de tener una flota de exploradores en activo excepcionalmente numerosa (3 sondas y 2 vehículos de superficie), tiene en su historial no pocos fracasos. Que tantas coincidan en el tiempo, a la que se le suman la presencia europea (Mars Express y la ya en camino ExoMars) y de la India (Mangalyaan), es el resultado tanto de un interés creciente por el planeta rojo y de la tasa de logros de la última década, como por el aumento de naciones que quieren incorporarse a esta carrera. Y el futuro no puede ser más espectacular en este aspecto.

Entre Julio y Agosto de 2020 se abrirá, como ocurre cada dos años, la que se conoce como ventana de lanzamiento hacia Marte, que traducido significa que tanto este como la Tierra están posicionados de tal forma que permite a un vehículo saltar de uno a otro mediante una órbita de transferencia. Y si no hay cambios de planes, 2 nuevas sondas y 2 nuevos rovers iniciarán su viaje hacia el planeta rojo, que podrían ser 5 según las circunstancias. Una oleada de nuevos exploradores parece destinada a confluir a principios de 2021 sobre el, sumándose a la flota ya existente, o al menos a las que aún estén en activo.

Veamos cuales son los futuras misiones que parecen destinadas a confluir ese 2020:

EEUU- Con la modesta InSight asignada a la ventada de 2018, y al mismo tiempo con 5 misiones en activo, la NASA tiene su siguiente gran proyecto marciano protagonizado por del sucesor (aunque ambos coincidirán en el tiempo) de Curiosity. Aún sin nombre definitivo, se basará en gran parte en la tecnología de su predecesor, como el diseño del vehículo o su sistema de aterrizaje, aunque su cargamento de instrumentos científicos y sus objetivos serán bien diferentes.

Mientras Curiosity tiene como objetivo estudiar la antigua habitabilidad del planeta rojo, este "hermano gemelo" tendrá como meta la búsqueda de señales de antigua actividad biológica.

China- Aunque en ocasiones remarcó que su interés actual es la Luna, lo cierto es que Marte ya estaba en su horizonte, quizás espoleados por el éxito de la India. Y recientemente anunció la que será su propia misión al planeta rojo, intentando así pasar página con el fracaso de Yinghuo-1, que se perdió  junto a la Fobos-Grunt rusa a la que estaba incorporada.

Esa era una sonda relativamente sencilla, por lo que la nueva representa un salto adelante de notables proporciones, ya que hablamos de misión doble. Una sonda orbital y un rover de superficie, al estilo de las Viking de la NASA. En parte tendrá como objetivo poner a prueba la tecnología necesaria para mantener y operar una sonda orbital marciana, un vehículo móvil de superficie y las comunicaciones entre ambas, mientras su faceta científica aún debe ser detallada. Si tiene éxito, la siguiente será ya una misión para traer muestras a la Tierra.

Emiratos Árabes Unidos- Una de las grandes sorpresas de los últimos años en el terreno de la exploración interplanetaria fue el anuncio de este pequeño estado del Golfo Pérsico de que enviaría su propia sonda a Marte. Si se tiene en cuenta que su llegada, en 2021, coincidiría con el 50ª aniversario de su fundación, todo adquiere más sentido. Una celebración en todo lo alto, nunca mejor dicho.

A pesar de todas las dudas, parece que la idea de la sonda Al Amal (Esperanza), como se llamará, va en serio. Sus instrumentos ya están definidos, así como sus objetivos científicos (la atmósfera y clima marciano), y recientemente los EAU firmaron un acuerdo con la japonesa Mitsuibishi y la JAXA para que sea lanzada por el cohete H-IIA desde el centro espacial de Tanegashima.

Europa/Rusia: De las 4 seguras a la 5ª posible. Con la sonda ExoMars ya en ruta, el siguiente paso es la rover ExoMars, la 2ª parte de este ambicioso proyecto de exploración. La idea es lanzarlo en 2018, pero ahora mismo, por problemas técnicos y presupuestarios, cada vez son más los rumores que indican que podría ser retrasado hasta la siguiente ventana de lanzamiento. Es decir, en 2020. Si es así, en 2021 podríamos asistir a 3 aterrizajes en el planeta rojo, que se sumarían al ya presente Curiosity y, quizás, aún con Opportunity en activo.

Si ExoMars entra en órbita este Octubre, tendremos 8 exploradores marcianos activos. Es muy dificil que todas ellas aguanten 4 años más y estén presenten cuando llegue esta nueva oleada. Curiosity, ExoMars y MAVEN podemos estar casi seguro de ello. Las demás, con Opportunity a la cabeza, solo el tiempo lo dirá. Pero en 2021 podríamos asistir al espectáculo de ver a 10 sondas, o incluso más, trabajando al mismo tiempo. Un escenario que hace una década parecía un sueño imposible.

Rover 2020, o Curiosity 2.0 para los amigos. Buscará señales de actividad biológica en el pasado de Marte.

La misión China a Marte, fijada para 2020. Una sonda orbital y un rover, ofreciéndole esta primera cobertura en las comunicaciones Sus objetivos científicos aún están por explicar, pero representa adquirir experiencia en la tecnología necesaria para alcanzar el planeta rojo, paso previo a su siguiente etapa, una misión de envío de muestras a la Tierra.

Al Amal (Esperanza), la sonda de los Emiratos Árabes Unidos, que será lanzada desde Japón. Misión modesta, su objetivo es estudiar y levantar un mapa global de la atmósfera y clima de Marte.

El rover ExoMars debería partir en 2018, utilizando también un cohete Proton ruso. Pero cada vez son más fuertes los rumores que indican que podría retrasarse dos años, hasta 2020.

2020 is set to be the biggest year yet for Mars exploration