Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

miércoles, marzo 23, 2016

La cúpula del misterio

Dawn nos desvela el aspecto de la enigmática zona brillante de Ceres en detalle.

Desde el mismo momento en que se fue aproximando a este planeta enano resaltó por encima de cualquier otro detalle de la superficie. Resplandeciente bajo la luz solar, las sucesivas órbitas, cada vez más cercanas, no terminaron de desvelar su aspecto real, aunque ya se anticipaba en ellas detalles que hablaban de algo geologicamente complejo. Ahora, ya finalmente situada en la órbita más próxima a la superficie que jamás alcanzará en toda su misión, los ojos de Dawn se han fijando de nuevo en ella, develando finalmente su rostro, pero al mismo tiempo generando nuevos enigmas.

El gran punto blanco del cráter Occator se muestra ahora coronado por un "domo", elevándose sobre lo que parece un pozo de paredes lisas. Numerosas características lineales, posiblemente fracturas del terreno, atraviesan la parte superior y los costados de esta cúpula, mientras otras, igual de prominentes, la rodean y se extienden cruzado otros puntos blancos, más pequeños, que encontramos a su alrededor. Sea cual sea el mecanismo geológico que dio forma a esta extraña región, lo que si es seguro que estamos ante algo más que una puntual acumulación de sales, quizás mezcladas con hielo de agua. Fuerzas realmente compleja deben estas detrás de su formación.

"Antes de que Dawn comenzará sus observaciones intensivas de Ceres, el año pasado, el cráter Occator parecía ser una gran área brillante. Ahora, con las últimas vistas cercanas, podemos ver características complejas que proporcionan nuevos misterios para investigar", expli a Ralf Jaumann, científico planetario y co-investigador en el Centro Aeroespacial alemán (DLR). "La intrincada geometría del interior del cráter sugiere actividad geológica en un pasado reciente, pero se necesitará completar la cartografía geológica detallada del cráter con el fin de poner a prueba hipótesis que puedan explicar su formación".

No es el único misterio que espera respuesta surgido del intenso trabajo que está realizando Dawn. Por ejemplo, el cráter Haulani, de forma irregular, con sus llamativas rayas brillantes, muestra una proporción diferente de materiales en su superficie que la se detecta en sus alrededores cuando se ve con el instrumento VIR."Imágenes de falso color de Haulani muestran que el material excavado por el impacto tiene una composición diferente a la que vemos generalmente en Ceres (carbonatos y silicatos). La diversidad de materiales implica que las capas superiores se mezclaron con una capa diferenciada situada en el subsuelo, o que el impacto en sí cambia las propiedades de los materiales". explica María Cristina de Sanctis, científica principal del instrumento VIR (infrared mapping spectrometer).

Y de este mismo instrumento proviene la única detección de agua en la superficie, más concretamente dentro del pequeño y joven cráter Oxo, que podría estar combinada con minerales, o como opción alternativa, en forma de hielo. Es posible que haya quedado al descubierto por el mismo impacto o un deslizamiento del terreno posterior.

Dawn seguirá estudiando en profundidad esta zona, así como el resto de Ceres, como mínimo hasta Agosto, aunque su tiempo de vida útil podría extenderse hasta finales de año si sus ruedas de reacción, que le permiten cambiar su orientación sin tener que usar el poco y preciado combustible que aún queda en sus depósitos, sigue funcionando sin problemas como hasta ahora. Esperemos que así sea, pues cuando más avanzamos en la exploración de este pequeño planeta enano, más aumentan los misterios a los que debemos hacer frente. Al fin y al cabo esto es lo que significa explorar un nuevo mundo por primera vez. Como ocurrió con New Horizons y Plutón. Igual de fustrante. Igual de maravilloso.

La "zona brillante" de Occator con los colores mejorados para resaltar las características del terreno. La "cúpula" se destaca así aún más, dando la sensación de material que está o estuvo ascendiendo desde el interior de Ceres. Será este uno de los objetivos prioritarios para Dawn en los meses que aún le quedan por delante.

El cráter Haulani visto en luz visible e infrarrojo. La diferencia en la composición química detectada en su interior con respecto al terreno circundante es otro de los enigmas de Ceres.

Visión global de Ceres, con los colores mejorados y abarcando también el espectro infrarrojo. Occator destaca notablemente, aunque no es la única zona interesante de la superficie.

Desvelando a Ceres. 

Bright Spots and Color Differences Revealed on Ceres

1 comentario:

CTRON dijo...

Excelentes noticias. Cada semana me actualizo en maravillas, visitando y disfrutando tu blog. Saludos desde Perú