Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

viernes, marzo 25, 2016

La sonda que fue pero pudo no ser

La etapa de impulsión Briz-M explotó poco después de que la ExoMars se separara de ella. 

El pasado 14 de Marzo, después de una larga y compleja operación que se extendió desde las 09:31 hasta las 20:13 UTC, la nueva sonda de la ESA inició su viaje hacia Marte. Poco después contactaba con las estaciones de seguimiento terrestre, desplegaba sus paneles solares y se iniciaba una amplia etapa de comprobación de los sistemas e instrumentos, además de sus parámetros orbitales. Días después podemos decir que su trayectoria es precisa y sin errores, y que de momento todo parece funcionar de forma perfecta. El lanzamiento, realizado por parte de Rusia y su cohete Proton, puede clasificarse de modélico y sin fallos. Un éxito muy necesario para Roscosmos.

¿Pero fue todo tan bien como parece? Los rumores e imágenes tomadas desde la superficie muestran que la misión de la ExoMars podría haber estado cerca de terminar antes incluso antes de salir de la órbita terrestre. La sonda siguió su camino, pero quizás evito el desastre por muy poco. El fantasma de la Fobos-Grunt, que se quedó atrapada en órbita al fallar su fase de impulsión Fregat, estuvo presente sin que nos diéramos cuenta. 

La primera señal de que algo había pasado fue poco después de la separación de la sonda de la fase de impulsión Briz-M, responsable de dar a esta primera la velocidad necesaria para escapar de la gravedad terrestre e iniciar su viaje interplanetario. Esta fase de la misión no pudo ser monitorizada por las estaciones terrestres rusas, y otras instalaciones en tierra en Brasil y Bolivia, que Rusia podría utilizar, estaban en ese momento fuera de servicio. El mal tiempo también impidió observaciones desde Crimea, el norte del Cáucaso y Armenia. Por tanto, cuando ambas reaparecieron, la separación ya había ocurrido. Y algo más tenebroso.

Desde Sudafrica se observaron ya ambos objetos separados, pero Briz-M parecía inusualmente brillante, de una magnitud de alrededor de +8,2 y aparentemente tenía un resplandor brumoso, como si hubiera una expulsión líquida o gaseosa. El fenómeno podía haber sido causado por la desintegración de la fase de impulsión, aunque era posible que fuera también el resultado de un comando preprogramado para expulsar el combustible y gas a presión sobrante. Pero fueron las imágenes captadas por el Observatório Astronômico do Sertão, quienes revelaron que la Briz-M se movía rodeada de grandes fragmentos. Era evidente que había sufrido algún tipo de detonación catastrófica, y esta había ocurrido después de que la ExoMars se separara de ella. Y no mucho tiempo después.

¿Podría la Briz-M haber explotado antes de la separación, en algún momento durante las más de 10 horas que ambas permanecieron acopladas? Así lo sugiere este artículo de Anatoly Zak, rápidamente contestado por algunos analistas así como la empresa rusa encargada de su construcción, que afirma que es virtualmente imposible que una Briz-M explote antes de que cumpla su misión. No es la primera vez que ocurre algo así , y es cierto que en todos esos casos la detonación ocurrió después de la separación, aunque también que algunas de ellas fueron misiones fallidas, por lo que aún contenían gran cantidad de combustible hipergólicos, y el incidente ocurrió semanas o incluso años después. Pero en el caso de la misión ExoMars, esto ocurrió muy poco después (con la sonda quizás a solo unos pocos Kilómetros de distancia), y con sus reservas de combustible al mínimo.

Sea cual sea la respuesta la ExoMars se encuentra en buen estado y en el camino correcto hacia Marte. Detrás suyo deja el misterio de lo ocurrido, cuya respuesta quizás nunca conozcamos del todo, a causa de las lagunas en la red de seguimiento ruso, y la incómoda sensación de que ese 14 de Marzo estuvimos más cerca del desastre de lo que en ese momento podíamos imaginar.
 
La ExoMars y la Briz-M vistas desde Sudáfrica, poco después de la separación. Esta última aparece inusualmente brillante, primera indicación de que algo había ocurrido.

La Briz-M (erróneamente identificada como la ExoMars, en ese momento ya fuera del encuadre) rodeada de fragmentos, revelando que había sufrido una detonación en algún momento posterior a la separación.

La compleja trayectoria de ExoMars para escapar de la gravedad terrestre tal como fue captada por las estaciones de seguimiento. Las fases donde la Briz-M se activó para dar más velocidad a la sonda están marcadas en rojo. Moviéndose hacia el Este, la nave espacial hizo tres órbitas, cada vez más elevadas, alrededor de la Tierra impulsada por los 4 encendidos de Briz-M en el perigeo (puntos más bajos de la órbita). A medida que la nave entró en trayectoria con destino a Marte sobre África, después de la maniobra, y comenzó su propio movimiento de alejamiento de la Tierra en lugar moverse a su alrededor, la propia rotación del planeta causa la aparente inversión de la señal  sobre el hemisferio sur.

Parsing ExoMars launch mystery

 ExoMars Mission Narrowly Avoids Exploding Booster 

¿Pudo la misión ExoMars 2016 haber explotado el mismo día de su lanzamiento?