Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

miércoles, marzo 09, 2016

Al final de la cuenta atrás

Todo listo para el lanzamiento de la sonda ExoMars TGO este próximo 14 de Marzo.

La sonda se encuentra ya encapsulada en el extremo superior del cohete Protón, y con ello estamos viviendo las horas finales antes del instante en que todo el trabajo realizado se pondrá en juego en unos minutos críticos. Todo dependerá de que este última, así como la fase de impulsión Breeze-M, que deberá darle el empujón definitivo hacia el planeta rojo, cumplan su cometido sin problema alguno. Para los implicados directamente en este proyecto serán momentos de tensión extrema, en el que se decidirá si todo el esfuerzo realizado a lo largo de tantos años valió la pena. Y para todos aquellos aficionados que lo sigan desde la distancia, uno de esos días que explican por si solo el motivo de esta afición, maravillosa pero tantas veces poco comprendida.

La colocación de la ExoMars TGO en el cohete lanzadera Protón es por encima de todo un triunfo de la constancia, del no rendirse y cancelarlo cuando todo se torció. Desde esos oscuros días en que la NASA, quizás presionada por los recortes presupuestarios, quizás poco cómoda con la idea de una colaboración entre iguales o incluso subordinada a la ESA, decidió de forma unilateral abandonar el proyecto. Pero el sueño siguió adelante, Europa decidió no renunciar a un trabajo que ya llevaba tantos años planificándose, y encontró en Rusia la ayuda que necesitaba, superando los problemas y tensiones políticas reinantes. Pero más importante que lo que les separaba, era lo que les unía, en este caso Marte: Europa no quería renunciar a su sueño marciano, y Rusia necesitaba recuperar el prestigio perdido en el campo de la exploración interplanetaria, gravemente herido después del terrible fracaso de la Fobos-Grunt. 

Como dice un viejo refrán se "juntaron el hambre con las ganas de comer", que traducido significa que ambas se necesitaron mutuamente para superar un momento crítico y de necesidad. Una alianza sólida, que nada pudo romper.

Una larga odisea que terminará en unos días, para dar inicio, esperemos, a una aventura maravillosa. Esperemos que tenga así la oportunidad de demostrar que el esfuerzo y lucha que significó hacerla realidad valieron la pena. El 14 de Marzo estaremos todos aquí, empujando de forma simbólica, a este nuevo explorador en el momento de su nacimiento. Buena suerte, ExoMars TGO. Tu larga cuenta atrás está llegando al final. Que la fortuna esté contigo.

La ExoMars TGO, con el módulo Schiaparelli ya acoplado, instalada en la etapa de impulsión Breeze, que deberá darle el impulso definitivo para ponerla de camino hacia Marte. El conjunto se está poniendo en horizontal para preparar su encapsulación dentro de la cofia que le la protegerá de la fricción atmosférica durante los primeros minutos del vuelo.

La última vez que pudimos ver a la ExoMars TGO, ya colocada dentro de la cofia protectora. La próxima vez que se separe, será ya en el espacio.

El conjunto transportado hasta las instalaciones donde esperaba el cohete Protón. Próximo destino, la plataforma de lanzamiento. Marte espera. 

La ultima mirada a ExoMars 2016

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Tokaidin, tu blog está de maravilla, te felicito, lo leo a diario; una pregunta sabrás en donde puedo seguir el lanzamiento en vivo, la verdad me preocupa ese Protón. Muchas gracias y continúa así con tu Labor.

Un Fuerte Saludo desde México
Ricardo G.

Tokaidin dijo...

Yo tampoco estoy tranquilo con el tema de cohete Protón, pero después del "plantón" de la NASA era la única alternativa viable. Solo nos queda cruzar los dedos y esperar que todo salga bien.

Sobre donde seguirlo, ya pondré enlaces vía Twitter. Mantente atento ;)