Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

martes, febrero 02, 2016

En los albores de 2 millones de Soles

Una gigantesca nube de hidrógeno, en ruta para una futura colisión con nuestra galaxia.

Se la conoce con "Smith", y no es algo que hayamos descubierto recientemente. En realidad sabemos de ella desde los años 60, aunque no conocíamos exactamente hacia donde se dirigía. Y es que no es sencillo establecer el movimiento cuando eres una nube difusa perdida en el espacio intergaláctico, visible solamente por el efecto que causas en los objetos cósmicos de fondo. Pero con paciencia y la siempre inestimable ayuda del Hubble, ahora sabemos de donde viene y hacia donde se dirige. Y sorprendentemente ambos lugares son el mismo, la Vía Láctea.

Así lo delatan recientes estudios publicados por un equipo liderado por el Dr. Nicolas Lehner, de la Universidad de Notre Dame, y que se apoyaron en las observaciones del Hubble para, por un lado determinar su composición, permitiendo revelar que una vez estuvo situada en los brazos de nuestra galaxia (por ejemplo, midiendo las concentraciones de  elementos pesados, como el Azufre, revelando así que su composición es idéntica), y por otro determinar su trayectoria, que la llevará a una colisión directa con la Vía Láctea dentro de unos 30 millones de años, y que puede considerarse como la de un boomerang: Una vez estuvo en ella, fue expulsada hace unos 70 millones de años, y ahora está regresando de nuevo.

Y cuando llegue ese momento, lo celebrará con unos espectaculares "fuegos artificiales galácticos": Al entrar de nuevo en la galaxia, las perturbaciones gravitatorias generadas provocarán su colapso, y con este el nacimiento en cadena de nuevas estrellas. Un inmenso enjambre de Enanas rojas, gigantes azules, y seguramente algunas enanas amarillas, como nuestro Sol, verán la luz con su llegada. Como si nuestra ya adulta ciudad estelar recibiera una inyección de juventud, la región prevista donde Smith se precipitará de regreso al hogar del que fue expulsado, vivirá una explosión de nacimientos estelares, un eco de lo que pudo ser en sus primeros tiempos. No sabemos cuantas serán, pero si que la suma de sus masas será como la de 2 millones de Soles, pues esa es la masa que contiene Smith. Y casi todo el Hidrógeno, listo para dar vida a una nueva generación.

"Esta nube es un ejemplo de cómo nuestra galaxia está cambiando con el tiempo", explica Andrew Fox, del Space Telescope Science Institute en Baltimore, Maryland. "Nos está diciendo que la Vía Láctea es burbujeante, lugar muy activo donde el gas puede ser expulsado de una parte del disco y luego volver a caer en otro"."Hemos encontrado varias nubes de gas masivao en el halo de la Vía Láctea que pueden servir de futuro combustible para la formación de nuevas estrellas en su disco, pero, para la mayoría de ellas, sus orígenes siguen siendo un misterio", agrega el Dr. Lehner. "La nube Smith es sin duda uno de los mejores ejemplos que muestran que el gas reciclado es un mecanismo importante en la evolución de las galaxias".

Pero resta un enigma por responder:¿Cómo llegó la nube para llegar a su ubicación actual? ¿Qué fuerza o fenómeno la expulsó de la Vía Láctea, y cómo lo hizo para permanecer intacta? Una pregunta que sólo la investigaciones adicionales quizás pueden responder. Pero lo que si sabemos es que estamos en los albores de una tempestad estelar. Ocurrirá dentro de 30 millones de años, una eternidad para nosotros, pero poco menos que un instante a escala cósmica. Y ese día los cielos galácticos, al menos en la región donde se produzca la llegada de esta nube errante, brillarán con la luz de millones de nuevos soles. Y, quién sabe, de nuevos mundos.

La trayectoria estimada de la nube Smith, desde el momento en que fue expulsada, por razones desconocidas, de la Vía Láctea, hasta su futuro regreso, cuando provocará una explosión de natalidad estelar.

Usando el espectrógrafo del Hubble se estableció la comisionan de la nube, observando como afectaba Smith a la luz de 3 objetos cósmicos del estado profundo.

Smith es invisible a nuestros ojos, pero si no lo fuera sería un espectáculo increíble, cubriendo una parte de la Bóveda Celeste mucho mayor que la Luna llena. 

Monstrous gas cloud on collision course with our galaxy will create 2 million suns

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que cuando se habla del tiempo a estas escalas resulta frustrante que nuestras vidas sean tan cortas. Fascinante nota Tokaidin, gracias por tu blog. (P.D. Que significa Tokaidin?)

Tokaidin dijo...

Nada, es solo el nick, basado en un personaje de anime, que utilizaba en tiempos más juveniles por los foros. Pero al final de tantos serlo en todas parte ya me lo he quedado para siempre, se me haría raro no utilizarlo :b

Xan Buz dijo...

muchas gracias por darte el tiempo de compartir y hacernos saber todo esto..! (8