Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

lunes, febrero 15, 2016

El mapa del misterio

Dando forma al primer mapa geológico de Plutón.

El encuentro tuvo lugar hace ya más de medio año, los datos e imágenes siguen llegando a la Tierra desde la New Horizons, y lo seguirán haciendo hasta finales de 2016, pero lo ya recibido es un tesoro de información, un mar de datos en el que los científicos planetarios se están adentrando para comprenderlo, analizarlo y sacar a la luz los secretos allí escondidos, intentando dar forma y sentido a un pequeño mundo cuya complejidad superó todo lo imaginable, sus maravillas los más locos sueños y sus enigmas, incontables. Y una de los frutos de este esfuerzo es poner cara a esa misma complejidad.

No hay mejor manera para ayudar a entender la diversidad del terreno observado y para reconstruir como este se formó y evolucionó con el paso de las eras que un mapa geológico. Todas las piezas se ponen sobre la mesa, como las piezas de un puzzle cuya correcto ensamblaje, en el espacio y en el tiempo, puede dar respuesta  a muchas de estas preguntas. Y es eso lo recientemente presentado. Un mapa que abarca Sputnik Planum y el terreno circundante, sin lugar a dudas uno de los lugares más extraños ya no de Plutón, sino de todo el Sistema Solar. El viaje de la New Horizons se programó de forma que fuera de esta zona, que desde la Tierra se captaba como una región insulsamente brillante, de la que se obtuviera las mejores imágenes posibles. Siendo solo un sobrevuelo, había que hacer una elección, y esta no pudo ser más acertada.

El ensamblaje de esta mapa permitirá a los científicos de la misión determinar qué partes se superponen a otras, y dar forma a una cronología planetaria . Por ejemplo, los cráteres de color amarillo (a la izquierda, en el extremo oeste del mapa) deben haberse formado después de su terreno circundante. Esto permitirá conocer que proceso han operado en Plutón, y cuándo se produjeron. Es primer paso para entender lo que ocurrió, y quizás sigue ocurriendo, en un mundo tan pequeño que debería carecer de cualquier actividad geológica y haber quedado congelado en el tiempo desde hace varios miles de millones de años. Cosa que ahora sabemos que no es así. Las pistas que permitan saber el motivo quizás se escondan en mapas como este.

Las partes azules y verdosas que llenan el centro del mapa representan diferentes texturas de Sputnik Planum. Las líneas negras representan los límites de las células que operan en el hielo de nitrógeno. El púrpura representa el caótico bloque de montañas que se extienden en su frontera oeste. El posible criovolcán conocido como Wright Mons se marca en rojo, y a las escarpadas tierras altas de Cthulhu Regio se asignan en marrón oscuro, con muchos grandes cráteres de impacto, que se muestran en amarillo.

 
El primer mapa geológico de Plutón.

Putting Pluto’s Geology on the Map