Ultimas imágenes de Curiosity

Una roca atrapada en el interior de una de las ruedas de Curiosity. Sol 1641
Al sur del campo de dunas Bagnold. Sol 1603

domingo, agosto 02, 2015

Los mundos que un día soñamos

Recorriendo con la imaginación los ahora más conocidos paisajes de Plutón y Caronte.

El encuentro de la New Horizons con estos enigmáticos mundos, tan largamente soñado, ya es historia, y mientras esperamos la lenta descarga de los 50 GB de datos e imágenes acumulados durante esas frenéticas horas, de los cuales apenas se dispone ya del 5% del total, lo que ya hemos podido ver es suficiente para darnos cuenta que estamos ante algo diferente, que lejos de ser lugares previsibles, no han dejado de sorprendernos desde el mismo momento en que dejaron de ser simples puntos de luz, y que por mucho que podamos ver, siempre será una pequeña parte de lo que nos esconde.

Durante décadas volamos hasta el con la imaginación, intentando, a partir de lo poco que sabíamos, dar forma a un mundo que realmente solo podíamos ver como una mancha difusa. En eso se parece mucho a lo ocurrido con Marte antes de la exploración, aunque en esta ocasión, quizás por la distancia y por ser conscientes de su pequeño tamaño y su lejanía del Sol, no hasta el punto de soñar con imaginarias civilizaciones extraterrestres, que tanto afecto, y sigue afectando, a la visión que no poca gente tiene del planeta rojo.

El encuentro del 14 de Julio cambió eso para siempre, marcando un antes y un después en la exploración interplanetaria, como lo fue la Mariner4, la primera sonda que visitó Marte, pero estamos lejos de conocer Plutón y su enorme compañero en profundidad. Hemos arañado la superficie, un avance increíble viniendo de donde venimos, pero su exploración real, y aquí los paralelismos con Marte se terminan, seguramente quedará en mano de generaciones de un futuro muy lejano. Solo podemos imaginar, como en su momento hicimos sobre su aspecto global, lo que verán aquellos que pongan los pies en sus llanuras llena de materia orgánica, sus empinadas montañas de hielo y su joven corazón tan liso como misteriosamente joven.

Y nada inspira más a un artista, a aquellos que, a diferencia de muchos de nosotros, saben trasladar al mundo real aquello que su fantasía es capaz de dar forma. Y Plutón, a partir de las imágenes de la New Horizons, es un lienzo en blanco, donde, una vez borrado todo aquellos que creíamos saber, estamos pintando de nuevo. Vayámonos de viaje por los nuevos mundos ahora explorados, aquellos con los que un día soñamos, y con los cuales, en el fondo, nunca dejaremos de soñar.

El extraño "corazón" de Plutón, Sputnik Planum, donde a la ausencia de cráteres, que indicaría su juventud geológica, se le añaden las evidencias de que el hielo de Nitrógeno se desplaza, como los glaciares de la Tierra, cubriendo en terreno más antiguo. Cual es su origen, que lo alimenta y hace que permanezca en movimiento siguen siendo un misterio que quizá deberá esperar mucho tiempo, pero podemos imaginarnos andando por sus limites, observando como las fracturas y manchas se pierden en el horizonte.

Uno de los indicios de movimiento es este cráter, aparentemente llenado por el avance de los hielos. Un curioso lugar para visitar.

Otro lugar destacable, dejando de lado a Sputnik Planum, auténtica estrella mediática, es lo que parece un cráter solitario con el fondo cubierto de hielo, quizás incluso lleno en parte.

No podía faltar una visita a uno de los elementos más extraños dentro de un mundo todo el extraño, las altas y jóvenes montañas (Hillary Montes), posiblemente de hielo de agua, que se elevan en pleno corazón de Plutón, y cuyos mecanismos de formación, al no estar ligadas a ningún resto de cuenca de impacto, desconcierta a los científicos.

Caronte también se merece una visita, y pasear por su propio Gran Cañon.

El Plutón que una vez fue, el Plutón que ahora es. Algún día iremos más allá. 

An Artist's Visit to Pluto

3 comentarios:

hugo walter pacilio dijo...

Me imagino en la última imagen , en Caronte , caminar por ese gran cañón , a la luz del sol , no se si seria esa luz solar tan clara , ya qué se estima qué él sol a esa distancia es casi ocho millones de veces mas brillante qué la estrella mas brillante , sirio , pero aún así , soñar no cuesta nada ....

Tokaidin dijo...

Bueno, imagina una noche de luna llena y multiplica ese resplandor por 400, y tendrás una imagen más cercana a como brilla el Sol a esa distancia. A la larga nuestros ojos se acostumbrarían y verían el entorno con bastante claridad y En todo caso lo blanco de Caronte es más para representar su naturaleza, como un mundo de hielo sin las "manchas" de materia orgánica de Plutón

Tokaidin dijo...

Contento a este pregunta, que me llegó por gmail pero no aparece en el Blog.

"Perdon si pregunto tonterias. Segun tengo entendido la sonda va camino de otro cuerpo mas allà de plutón. Se las han visto negras para encontrar otro objetivo por no haber muchos cuerpos visibles en la ruta que lleva. ¿Podrian acercar tanto la sonda a ese cuerpo como para variar su trayectoria? Es una lastima desaprovechar una sonda que esta tan lejos y investigar otros cuerpos por esos barrios o incluso retornarla direccion a neptuno. Gracias de antemano"

No, New Horizons lleva una trayectoria de escape, es decir que se mueve a una velocidad con la que está desligada completamente del Sol y se adentrará en el espacio interestelar, como hizo la Voyager 1 en su momento.