Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

miércoles, agosto 26, 2015

La montaña solitaria

 Dawn nos ofrece una espectacular visión de la "pirámide" de Ceres.

Lentamente, como si fuera una nave espacial perteneciente a un ejercito invasor interplanetaria que va estrechando el cerco, Dawn sigue aproximándose a la superficie de este pequeño mundo, un descenso en etapas que el pasado 13 de Agosto alcanzó su 3º órbita científica, a unos 1470 Kilómetros por encima de la superficie y un periodo de apenas 19 horas. No será la última, ya que el viaje aún la llevará más cerca en el futuro, pero ya lo esta suficiente para sorprendernos con un lugar a primera vista poco más que una roca acribillada a impactos, pero que en realidad es mucho más.

Y uno de estas señales de que Ceres no es un lugar de simple comprensión, es la conocida popularmente como la "pirámide", ya que su forma, las primeras veces que pudimos verla recortándose sobre el horizonte, así lo recordaba. Inicialmente eclipsada desde el punto de vista mediático por los famoso puntos blancos del cráter Occator, la primera y más destacable configuración geológica que observó la sonda en su aproximación, ahora está recibiendo todo la atención que se merece, al mismo nivel que sus brillantes compañeros. Y razones no faltan.

La recientes imágenes de Dawn,adquiridas después de su llegada a la 3ª órbita, no pueden más que dejarnos sorprendidos por lo extraño, tanto por su aspecto como por ser algo de momento no visto en ningún otro lugar de Ceres, de esta montaña solitaria, que se eleva unos 5 kilómetros con respecto al terreno circundante, con sus laderas cubiertas de extraños depósitos blancos y una cima también de aspecto desconcertante. Un conjunto completado por la aún más curiosa falta de cráteres de impacto en ella, en claro contraste con las tierras vecinas, casi como su fuera un elemento extraño puesto allí en un momento muy posterior.

¿Estamos ante una montaña de formación reciente? Quizás criovolcanes activos? Una pregunta que parten de la idea de que aquellos que vemos, en forma de zonas blancas, es hielo de agua, inestable en la superficie, ya que tiende a sublimar rápidamente, lo que implicaría una fuente activa que remplaza la que se pierde. Pero bien podría ser concentraciones de sales, ya que su albedo es apenas del 40%, y solo relucen de forma tan espectacular por el contraste con el resto de la superficie, que es de apenas el 9%. Ceres es un mundo muy oscuro, y aquello que no lo es tanto resalta el doble. ¿Quizás es el equivalente a lo que en las regiones polares de la Tierra se conocen como pingo, elevaciones del terreno a causa de la congelación de aguas subterráneas, que a su vez sacó a la superficie depósitos salinos? Podría ser, aunque cuesta imaginar el motivo que se manifieste de forma tan localizada, sin rastro de nada parecido, al menos de tal magnitud.

Los datos del espectrógrafo infrarrojo de Dawn, que ya se encuentra estudiando la superficie, deberá darnos con el tiempo una respuesta definitiva, al menos sobre la naturaleza de las zonas blancas, que a su vez ayudaría en la delimitación progresiva de las posibles explicaciones.

De momento todo son enigmas, preguntas que esperan respuesta. Algunas vendrán rápidamente, otras seguramente resistirán más la apremiante curiosidad humana antes de ceder sus secretos, y finalmente solo quedarán aquellas que, lejos de poder alcanzar una respuesta, terminarán generando nuevas preguntas incluso más allá del final de Dawn. Esperemos que la montaña solitaria no esté en esta última categoría.

La montaña solitaria en todo su esplendor. Las laderas parecen cubiertas de líneas de material blanco, mientras la cima también se nos antoja extraña. Aunque parecen observarse lo que podrían ser pequeños cráteres en estas primeras, son claramente menos abundante que el terreno circundante. Igualmente el enorme cráter situado justo a su lado parece acentuar la sensación de ser un cuerpo extraño, algo nacido muy posteriormente.

Una recreación en 3D a partir de las imágenes disponibles.

 La "pirámide", resplandeciendo tanto por su color como por su singularidad.

Posición de la montaña (en la parte inferior derecha) con respecto al otro gran protagonista de Ceres, las zonas blancas de Occator.

Occator en una imagen tomada horas después. Su naturaleza aún sigue siendo desconocido, incluso a esta menor altura. 

Dawn Sends Sharper Scenes from Ceres

No hay comentarios: