Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

viernes, abril 09, 2010

Ecos de Verano

Detectados cambios estacionales en el lejano Tritón.

Primavera, Invierno, Otoño...todos conocemos las estaciones, las 4 grandes etapas que sigue el clima terrestre a lo largo del año y que, con excepción de las zonas ecuatoriales, rigen los movimientos climáticos de nuestro planeta. Es un ciclo familiar, cercano y que acompaña a la Humanidad desde sus primeros pasos y por ello parte integral de sus mitos y leyendas...y si bien hoy dia la ciencia ha explicado los mecanismos que las originan, y que esta relacionado con la inclinación del eje terrestre y el angulo con el que los rayos solares inciden en la superficie del planeta, no han perdido nada de su encanto y belleza.

Pero si algo nos enseña el estudio del cosmos es que las estaciones no son un patrimonio de la Tierra, sino que ocurren en otros lugares...con sus propias caracteristicas únicas, pero estaciones con todas las de la ley. Marte es el ejemplo más claro y donde, por su semejanza con nuestro planeta y cercania al Sol, estas son más parecidas, pero, como estamos aprendiendo durante los últimos tiempos, también algunos mundos del Sistema Solar exterior, a pesar del poco calor calor que los alcanza, muestran cambios estacionales destacables.

Tritón, la helada luna de Neptuno, considerado un cuerpo muy parecido a Plutón y donde se registran temperaturas de -235 Cº está demostrando que incluso un lugar así presenta cambios estacionales: "Hemos encontrado evidencia claras de que el Sol, aún desde tan lejos, hace sentir su presencia sobre Tritón. Esta luna glacial en realidad tiene estaciones tal como las tenemos en la Tierra, pero cambian mucho más lento", explica Emmanuel Lellouch, autor principal del estudio. Y es que cada estación en esta luna remota dura 40 años terrestres.

Que tipos de cambios se han detectado? Trabajando con el Very Large Telescope un equipo de astrónomos tomaron datos en infrarrojo del Hemisferio Sur de Triton, que actualmente se encuentra en pleno Verano (en el que entró en el año 2000), detectando cantidades significativas de Nitrógeno (conponente princial), Monóxido de carbono y Metano, siendo la presencia de esta último confirmada por primera vez. La cantidad detectada implica una presion atmosférica de unos 40 a 65 microbares, 20.000 veces inferior a la terrestre...pero que multiplica por cuatro lo visto por la sonda Voyager 2 cuando este paso por sus cercanías en 1989.

Se tenían indicios, por observaciones previas, de que la presión atmosférica en Tritón estaba aumentado, pero es ahora cuando esto se confirma de la mano de CRIRES (CRyogenic High-Resolution InfraRed Echelle Spectrograph) un espectrógrafo de alta resolución en infrarrojo de reciente desarrollo...hasta ahora solo con ocultaciónes estelares (es decir, cuando este cuerpo pasaba por delante de una estrella) se había podido conseguir cierta información, pero eran datos demasiado escasos como para poder asegurar nada: "Necesitábamos la sensibilidad y capacidad de CRIRES para tomar espectros muy detallados que nos permitan ver en la muy tenue atmósfera", dice el coautor Ulli Käufl.

La mayor de las 13 lunas de Neptuno, con un diámetro de unos 2700 Kilómetros, Tritón siempre ha sido un cuerpo fascinante para los astrónomos desde su descubrimiento en 1846, ya que su movimiento retrógrado único (es decir, que gira alrededor del planeta en sentido inverso a los demas satélites del Sistema Solar) implica que no solo algún día sera destruido al acercarse demasiado al planeta sino que estamos ante un cuerpo capturado posteriormente a la formación del propio Neptuno. El paso de la Voyager 2 no hizo sino multiplicar su encanto, mostrando un mundo con atmósfera, geologicamente variado y mostrando Criovolcanes activos que lanzaban al exterior nitrógeno líquido.


El decubrimiento de que también allí se suceden las estaciones, como un helado eco de lo que ocurre en la Tierra, no hace otra cosa que añadir un punto más de fascinación a un mundo ya de por si único.

Neptuno y Tritón, fotografiados juntos en 1989 por la Voyager 2 varios días despues del momento de maxima aproximación y cuando la sonda se dirigia ya hacia las oscuras fronteras del Sistema Solar.

Tritón, un mundo extremadamente complejo y posiblemente muy parecido a Plutón.

Una vista cercana de Tritón, donde puede observarse con más detalle su compleja superficie. Esta luna fue el último cuerpo al cual la Voyager 2 se acercó antes de emprender su viaje hacia los límites más lejanos del Sistema Solar.

La Voyager 2 es ya una de las mas brillantes paginas de la historia de la exploración espacial...lanzado el 20 de Agosto de 1977 esta sonda visito consecutivamente Jupiter (1979), Saturno (1981), Urano (1986) y el propio Neptuno (1989), tras lo cual siguió adelante en busca de la heliopausa, la frontera donde termina la influencia solar. 33 años despues sigue enviandonos información desde los confines.

Metano y monóxido de carbono en Tritón

No hay comentarios: