Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2150
Sol 2152

miércoles, julio 25, 2018

Un lago en el desierto rojo

Mars Express encuentra evidencias de un posible gran masa de agua líquida bajo la superficie.

"Marsis nació para hacer este tipo de descubrimiento, y ahora lo tiene", explica Roberto Orosei, radioastrónomo del Instituto Nacional de Astrofísica, quien dirigió la investigación que llevó a cabo este transcendental hallazgo. Marsis es el radar de baja frecuencia con el que va equipada esta sonda, y con el cual lleva 15 años sondeando el subsuelo del planeta buscando levantar un mapa de las reservas de hielo que se esconden en ella. Sin lugar a dudas uno de los grandes sueños era encontrar algo más, evidencias de agua líquida. Algo que se había mostrado esquivo. Hasta ahora.

Que Marte tiene grandes reservas de agua no es un secreto. Lo sabemos desde hace años, aunque siempre hablando de hielo y gas. Que pudiera existir en forma líquida ya era una idea más problemática, aunque es evidente que así fue en el pasado, como apuntan los valles, las cuencas y los cursos de antiguos ríos largos y secos. Actualmente el planeta es un lugar seco y con una atmósfera muy tenue, por la que esta no puede mantenerse en superficie durante mucho tiempo, aunque se sospecha que ciertas formaciones o trazas escuras, que aparecen en algunas laderas montañosas de forma estacional, podrían ser flujos de agua salada que salen al exterior cuando las temperaturas llegan a su punto más alto. En todo caso, si así fuera, serían una aparición puntual, no algo estable en el tiempo.

Una situación que puede haber cambiado de forma transcendental. Y es que la Agencia Espacial Italiana anunció el miércoles que los investigadores han detectado signos de un cuerpo grande y estable de agua líquida encerrado bajo más de un kilómetro de hielo cerca del polo sur de Marte. El concepto "estable", que el lago lleve ahí un largo tiempo, y no algo que simplemente aparece y desaparece con las estaciones, representa un antes y un después el nuestra exploración del planeta rojo.

Básicamente cuando se cruzaron los datos de Marsis recopilados entre mayo de 2012 y diciembre de 2015, algo llamó inmediatamente la atención de su equipo: Reflejos brillantes en las señales de radar, que corresponden a lo que Orosei llama "una anomalía bien definida" de unos 20 kilómetros de ancho y varios metros de profundidad, y algo más de un kilómetro bajo la superficie de la capa de hielo polar sur. Básicamente se había detectado ecos extraordinariamente fuertes que provenían del subuelo. Extrañamente fuertes para un material sólido. Como enseñan las exploraciónes por radar de lagos subglaciarles terrestres, las masas de agua líquida reflejan más intensamente que las rocas y los sedimentos. Y el hipotético lago marciano, relacionado con las masas de hielo polares, es muy parecido a ellos.

Evidentemente pueden existir explicaciones alternativas, pero de momento ninguna parece tan sólida como esta."No puedo probar absolutamente que sea agua, pero estoy seguro de que no se me ocurre nada que se parezca a esta cosa que no sea agua líquida", explica Richard Zurek, científico jefe de la Oficina del Programa de Marte en el JPL."Tal vez eso tiene que ver con la falta de imaginación de mi parte", agrega, "pero probablemente también tiene que ver con la escasez de datos". Más datos de radar podrían dar lugar a explicaciones que los científicos aún no han pensado. Y más preguntas.

Por ejemplo, si es agua líquida, no está claro cómo permanece así a temperaturas de decenas de grados por debajo del punto habitual de congelación. Una posible respuesta podría ser las sales de magnesio, calcio y sodio, todas ellas presentes en la roca marciana, que se han disuelto en el agua, reduciendo su punto de congelación. Otra pregunta es si las observaciones futuras de Marsis y otras sondas detectarán más depósitos debajo del casquete glaciar austral de Marte. Esa es la clave, ya que "si este lago es una ocurrencia única, si no hay otro agua líquida en otro lugar, entonces la implicación sería que estamos viendo una peculiaridad de la naturaleza: un efecto de descomposición residual, una ventilación hidrotermal, alguna irregularidad térmica en la corteza. Pero si descubriéramos que Marte no posee un lago subglacial, sino varios, eso cambiaría el juego".

Y es que la existencia de más lagos de agua líquida, y más importante aún, aparentemente estables en el tiempo, abre las puertas a inmensas posibilidades, desde que pudieran ser auténticas cápsulas del tiempo, donde las condiciones ambientales del pasado se han conservado hasta cierto punto, hasta la más fascinamente idea de que algún tipo de vida pudieran haber encontrado ahí su refugio definitivo. Son solo especulaciones, pero la simple posibilidad de que este lago sea real, y que quizás pudieran haber otros esperando ser descubiertos, es demasiado emocionante para no hacerlas.

Impresión artística de los datos de radar de la Mars Express, superpuesta a un mosaico de color de una porción de Planum Australe. La potencia del eco subsuperficial tiene un código de color y el azul profundo corresponde a las reflexiones más fuertes, que se interpretan como causadas por la presencia de agua.

Mars Express con las largas antenas de Marsis desplegadas. 15 años después pueden haber realizado su mayor descubrimiento. 

Scientists Discover Evidence of the First Large Body of Liquid Water on Mars

No hay comentarios: