Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2150
Sol 2152

viernes, julio 27, 2018

La hora de la Luna roja

No te pierdas el eclipse de Luna de más duración de este siglo.

Cada cierto tiempo nuestro satélite se adentra en la sombra de la Tierra, o visto desde un punto de vista lunar, se produce un largo eclipse de Sol en que nuestro planeta se interpone entre ambos cuerpos. No ocurre una vez al mes, como podría esperarse, ya que la órbita de La Luna esta ligeramente inclinada con respecto al ecuador terrestre, por lo que la mayor parte de las veces simplemente pasa por encima o debajo del cono de oscuridad. Pero en ocasiones ese tránsito coincide o esta cerca de uno de los nodos, el punto en que su órbita cruza el plano orbital de la Tierra. Es el momento de vivir un nuevo eclipse de Luna.

Este Viernes, día 27, viviremos el de mayor duración de este siglo XXI, 6 horas y 13 minutos en total, con 103 minutos de completa oscuridad. Todo gracias a que coincide casi por completo con el cruce de nodo, y que además se produce en el momento en que está cruzado el apogeo de su órbita, a unos 406,223 kilómetros de nosotros. Esta distancia, que marca el máximo alejamiento de nosotros, también implica una menor velocidad orbital lunar. Algo más pequeña a la vista, y algo más lenta en su movimiento, lo que a su vez implica que tarde algo más de tiempo en completar el cruce. Todo coincide para dar lugar a este largo viaje por las sombras.

Una oportunidad magnífica para todos de observar este fenómeno astronómico, aprendiendo de forma directa como la sombra que proyecta nuestro propio planeta y como su atmósfera filtra la luz solar, responsable último de su enrojecimiento, y que es la misma que vemos durante un amanecer o un atardecer. Una pequeña lección práctica de astronomía. Y todo rodeado una belleza que solo el Universo puede ofrecernos.

Las zonas donde podrá verse el eclipse, en su totalidad o al menos en parte. En el caso de la Península Ibérica la Luna emergerá desde el horizonte ya habiendo iniciado su viaje por la sombra terrestre.


La mecánica del eclipse de Luna, con nuestro satélite cruzando primero la penumbra (lo que desde la superficie lunar sería un eclipse parcial de Sol) y después la Umbra, la zona de oscuridad total (un eclipse total de Sol). La tenue luz filtrada por la atmósfera terrestre la ilumina y le dota de un aire "sangriento".

Cuanto más al Este, más fases del eclipse veremos, con una diferencia apreciable incluso entre dos ciudades relativamente cercanas (a escala planetaria) como Barcelona y Madrid. Para América del Sur eso implicará solo poder observar su fase final.  

Guía para observar el eclipse de Luna más largo del siglo

No hay comentarios: