Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

sábado, diciembre 06, 2014

En los albores de un nuevo mundo

La sonda Dawn nos envía las primeras imágenes de Ceres.

2015 será el año de Plutón y New Horizons. La lejanía de este pequeño planeta, la leyenda que lo rodea, la facilidad con la que excita a nuestra imaginación y todo el ruido mediáticos que genera y generará por la polémica sobre su exclusión de la familia de lo planetas principales hace difícil no imaginar otro escenario que el de una locura "plutoniana" de la que nadie puede ni, seamos sinceros, quiere escapar. Contamos ya los días que faltan para un encuentro tan fugaz como lleno de espectativas, pero ese mismo torbellino de emociones hace que nos olvidemos que hay otra sonda que se preparara para algo muy parecido, el encuentro con un planeta enano nunca hasta ahora visitado, igualmente lleno de interrogantes y posibilidades, peroque a diferencia de esa primera permanecerá al lado de su objetivo para estudiarlo durante meses.

Lanzada en 2007, Dawn sigue su camino por entre la población del Cinturón de Asteroides, y después de alcanzar un éxito total entrando en órbita alrededor del asteroide Vesta y permanecer allí durante 14 meses, lo dejó atrás para afrontar un nuevo salto, en esta ocasión hacia el mayor de los miembros de esta familia celeste, Ceres, ahora considerado también, al igual que Plutón, un planeta enano, algo que en su caso fue pasar a una categoría superior, ya que hasta entonces era simplemente el mayor de los asteroides. Su forma esférica, que contenga buena parte de la masa total de todos ellos, una más que posible diferenciación interna por capas y hasta una cierta actividad geológica, con la emisión de vapor de agua al espacio le hicieron merecedor de esta nuevo reconocimiento.

Pero como ocurre con Plutón, Ceres promete ser un mundo apasionante tenga la clasificación que tenga, y ahora apenas 1.2 millones de Kilómetros lo separan de el. Suficientemente cerca ya como para poder captar, aunque solo sea tenuemente, su figura en la oscuridad y apreciar, incluso en lo que no dejan de ser imágenes tomadas para ir calibrando su instrumental óptico, algunos detalles. Aún están por debajo de las ofrecidas por el Hubble, pero eso cambiará rápidamente con el paso de semanas, y a principios de 2015 ya las habrá superado claramente. El 26 de Diciembre comenzará oficialmente la fase de aproximación, que desembocará finalmente en su entrada en órbita alrededor de este pequeño planeta.

El próximo año será el de los planetas enanos. New Horizons sobrevolará Plutón, mientras que Dawn afrontara una misión mucho más ambiciosa en Ceres, al que acompañará durante al menos medio año, a la espera de posibles extensiones en su misión. La primera inevitablemente centrará la mayor parte de la atención mediática y de todos los apasionados por la exploración espacial, mientras que la segunda, a pesar de que nos ofrecerá mucho más en todos los aspectos, quedará un poco a la sombra. Es complicado luchar contra la "mística" del antiguo 9º planeta, con el que muchos crecimos y soñamos, pero sin duda veremos cosas en Ceres que, aunque solo sea transitoriamente, conseguirá hacer que giremos la mirada hacia el.

Tomad asiento y disfrutad de lo que vendrá. Pocas ocasiones tendremos de ser testigos de un viaje de puro descubrimiento, avanzando por lugares totalmente inexplorados y viendo cosas nunca antes vistas por ojos humanos. Estamos en los albores de un nuevo mundo.

Ceres replandece ahora mismo para Dawn con el mismo brillo de Venus en nuestro firmamento en sus momentos más deslumbrantes.

La mejor imágen que tenemos de este pequeño mundo, tomada por el Hubble, y que permite apreciar su forma esférica (lo que le valió para pasar a la categoría de planeta enano) así como algunos detalles de la superficie, ahora parece que más activa de lo que se creía. A principios de 2015 Dawn nos ofrecerá ya fotografías superiores.

A diferencia de un asteroide tal cual, Ceres parece haber sido capaz de generar una diferenciación por capas, lo que apoya su condición de pequeño planeta.

Como le ocurre a Plutón, Ceres es mucho más pequeño que La Tierra, e incluso que La Luna. Con un diámetro de unos 950 Kilómetros (por los 2.300 de Plutón) es un mundo realmente muy pequeño, pero como sabemos ahora por las observaciones realizadas desde nuestro planeta, complejo y lleno de enigmas.

La posición actual de Dawn. La sonda literalmente está persiguiendo a su objetivo, por lo que la distancia se está reduciendo muy lentamente. De ahí que, estando a solo 1.2 millones de Kilómetros de distancia, aún pasarán varios meses hasta llegar hasta el. 

Dawn Snaps Its Best-Yet Image of Dwarf Planet Ceres
Dawn Snaps Its Best-Yet Image of Dwarf Planet Ceres - See more at: http://dawn.jpl.nasa.gov/feature_stories/Dawn_snaps_image_Ceres.asp#sthash.Tx75glyh.dpuf

3 comentarios:

DDB dijo...

Muy buen post, Tokaidin, felicidades por él. Y sí, va a ser el año de los planetas enanos,

María Luz Monreal dijo...

Otra cosa que influyó en la decisión sobre Plutón, ¿No fue que su satélite es gigante y parece que son más un sistema en que uno gira en torno al otro?

Tokaidin dijo...

No, la razón última para "degradar" a Plutón a planeta enano es que forma parte de una familia de otros cuerpos parecidos, lo que se conoce como Cinturón de Kuiper. Mientras solo se conocía a Plutón era lógico considerarlo planeta, pero al desvelarse otros (Sedna, Makemake,Eris que es incluso algo más grande que Plutón, ect..)la cosa cambió.

O se consideraba a todos ellos planetas o se creaba una categoría propia para englobarlos. Se elegió la segunda opción.

Sobre el tema del satélite no tiene nada que ver. En realidad incluso La Tierra y la Luna podrían cosiderarse (y algunos así lo hacen) un cuerpo doble, como le ocurre a Pluton y Caronte.