Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

lunes, diciembre 22, 2014

El pequeño mundo que quiso ser como Encelado

Lejos de su tradicional imagen de asteroide, Ceres podría tener el mismo potencial para la vida que Europa y Encelado.

A principios de Marzo de 2015 Dawn entrará en órbita alrededor del mayor integrante del Cinturón de Asteroides, actualmente clasificado como planeta enano, al igual que Plutón. Adelantándose 4 meses a la llegada de la New Horizons a este último, se convertirá para la historia en la primera sonda que visitó este tipo de cuerpos celestes, y al contrario que su lejano hermano de viaje, limitada a un rápido sobrevuelo, permanecerá a su lado para estudiarlo en profundidad. Las espectativas son altas, ya que lejos de ser un "simple" asteroide, Ceres apunta hacia cotas más altas, un auténtico mundo en miniatura que nos podría dar más de una sorpresa.

Con un diámetro médio de 950 Kilómetros y conteniendo la mayor parte de la materia existente en esta zona de pequeños cuerpos que se extienden entre Marte y Júpiter, se cree que alberga una gran cantidad de agua, en base a su baja densidad global (2,09 gramos por centímetro cúbico, en comparación con 5,5 g / cm cúbico de La Tierra). Ceres posiblemente tiene un interior diferenciado por capas, con un núcleo rocoso y un manto compuesto de hielo, y desde nuestro planeta se han detectado en su superficie minerales alterados por el agua, elemento que podría representar el 40% de su volumen."Ceres es en realidad la mayor reserva de agua del Sistema Solar interior aparte de la Tierra", explicó Jian-Yang Li, de la Planetary Science Institute en Tucson durante el reciente encuentro de la American Geophysical Union. Sin embargo de momento no está claro que proporción, si la hay, de esta agua se encuentra en estado líquido.

En lo que respecta a la energía disponible Ceres recibe una buena cantidad por parte del Sol, de que solo le separan 2,8 unidades astronómicas (UA), a diferencia de Europa y Encelado, que se encuentran mucho más lejos lejos (5,2 y 9 UA respectivamente) y dependen casi totalmente del calor interno que se genera por las fuerzas de marea para mantener en estado líquido sus respectivos océano, alimentando además los geísers de vapor de agua en Encelado (y probablemente de Europa, aunque desde su descubrimiento no se han vuelto a detectar de nuevo). Curiosamente, los científicos anunciaron a principios de año que Ceres (que también puede tener un océano bajo la superficie) presenta una actividad parecida.

Esto lo relaciona aún más con esas lejanas lunas del Sistema Solar exterior, aunque dichas emisiones pueden o no ser evidencia de calor interno, ya que podría ser simplemente hielo de agua cerca de la superficie, que es calentado por la luz solar lo suficiente para sublimarse en el espacio. "Ahora mismo, no sabemos demasiado acerca de la emisión de gases de Ceres", señala  Jian-Yang Li. Enigmas de un pequeño mundo que bién podría ser lo más parecido a una misión orbital a Europa o Encelado que vemos afrontar en un futuro próximo, ya que su potencial biológico podría ser parecido. Para no pocos científicos planetario Ceres, un cuerpo relativamente cálido y húmedo, merece estar en la misma categoría que ambas lunas, las cuales pueden ser capaces de soportar la vida tal como la conocemos. "No creo que sea menos interesante en términos de la astrobiología que otros mundos potencialmente habitables". 

La llegada de Dawn, cuya entrada en órbita alrededor de Ceres esta prevista para este próximo 6 de Marzo, no podría tener mejores motivos para ser esperada con gran espectación, ya que representa la entrada a un nuevo mundo, lleno de las posibilidades más emocionantes. La cuenta atrás para ese momento histórico está a punto de terminar.

La estructura interna de Ceres. Con suficiente masa como para haber generado una diferenciación por capas, es uno de los motivos por el cual fue "elevado" a la categoría de planeta enano.

Uno de los descubrimientos más recientes con respecto a Ceres es la existencia de emisiones de Vapor de agua, lo que podría indicar calor interno y un océano bajo la superficie.

El pequeño Ceres tiene menos de la mitad del tamaño de Plutón, un auténtico mundo en miniatura con muchos semejanzas a Encelado, por lo que la llegada de Dawn representa una oportunidad única de explorar en profundidad, mediante una misión orbital, este tipo de cuepos celestes.

Llamando a las puertas de Ceres. 

Could the Dwarf Planet Ceres Support Life?

No hay comentarios: