Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, diciembre 18, 2014

A la búsqueda de Philae

Sigue estrechándose el cerco sobre su posible lugar de aterrizaje definitivo mientras se mantiene un moderado optimismo sobre su despertar los próximos meses.

Su aterrizaje representó un momento culminante de la exploración espacial, pero detrás de este éxito de desarrolló un drama a cámara lenta, en que lo largo de varias horas este pequeño explorador, incapaz de fijarse en la superficie debido al fallo de los arpones que debía asegurar su posición, vagó flotando a través de la accidentada topografía del cometa, cayendo, rebotando de nuevo y siguiendo su camino, hasta que una pared de hielo frenó en seco su camino, quizás afrontunadamente, ya que de lo contrario podría simplemente haber terminado perdiéndose en el espacio. Sin embargo la poca luz solar que iluminaba el lugar hizo que entrara en hibernación al cabo de 3 días terresteres, no sin antes haber tomado datos con casi todos sus instrumentos científicos.

Desde entonces uno de los objetivos de Rosetta, evidentemente no el principal pero si importante, es saber donde se encuentra exactamente. La búsqueda sigue y se siguen examinando las imágenes tanto de esta primera, especialmente las de OSIRIS, que van llegando lentamente debido a que se necesite cierto tiempo para poder transmitirlas a La Tierra, como las pocas que nos envió Philae. Aún no se tiene una imagen directa de este última en su lugar de descanso, la mayor parte del tiempo sumida en las sombras, pero si que la zona candidata está cada vez más delimitada, siendo ya capaces de tener una idea bastante clara de su lugar y orientación.

Y si esta es correcta Philae podría recibir relativamente pronto la suficiente luz solar para despertar.¿Ocurrirá? Según explica Jean-Pierre Bibring, del equipo de misión, debería ser capaz de sobrevivir a las frías condiciones de la superficie del cometa y estar listo para cuando llegue el momento, ya que tanto el módulo de aterrizaje como sus 10 instrumentos científicos fueron diseñados para operar en el frío. "Creo que nos las arreglamos para hacer un sistema muy robusto", señala Bibring. "Mi sospecha es que vamos a estar en buena forma"."Con una visión pesimita su despertar podría ocurrir después de la Pascua, de forma optimista ocurrirá mucho antes. Todo depende de la forma con la que el Sol saldrá por el horizonte, el horizonte local". Solo queda esperar que se cumplan estas espectativas, cualquiera de ambas.

Encajada en lo que parece una fractura del terreno o un pequeño acantilado rodado de muros de hielo, el lugar podría ser, según los científicos de la misión, una bendición disfrazada, ya que muestran un paisaje que los tiene frotándose las manos, deseosos de llevar a cabo una investigación más extensa."El material que tenemos delante de nosotros es, sin duda fantástico", explica Bibring. "Vemos los bloques de construcción que estamos buscando desesperadamente - material helado cargado con productos orgánicos".No solo eso, ya que si despertara realmente podría trabajar mucho más allá del tiempo previsto.

El cometa Churyumov-Gerasimenko se está aproximando lentamente al Sol, con su máxima aproximación prevista en Agosto de 2015, cuando se situe a unas 1,2 unidades astronómicas (UA) de nuestra estrella. Los científicos de la misión habían pensado que el inevitable aumento de las temperaturas y radiación solar haría Philae inoperable en Febrero o Marzo, ya que el sitio de aterrizaje previsto, del que salíó despedida después de tocar la superficie por primera vez, era una llanura totalmente expuesta, sin accidentes geográficos de mención. Se escogió por seguridad y para asegurar un suministro de energía durante varios meses, pero a la larga habría sido fatal. Ahora, encajada en un acantilado de hielo, permaneciendo entre las sombra, en realidad una protección contra el exceso de luz solar, podría sobrevivir bastante más tiempo de lo previsto.

Si así ocurre, si despierta y reanuda su actividad, la misión de Philae podría convertirse en uno de los mayores éxitos espaciales de la historia, pero aunque duerma ya para siempre nadie que comprenda mínimamente lo que significó y lo que nos ofreció puede negarle su triunfo. Ahora solo queda esperar que las espectativas más optimistas se cumplan y esta pequeña exploradora abra de nuevo sus ojos.

 
El acantilado de hielo captado por Philae, realzada al máximo para apreciar los detalles. El resplandor que vemos en el centro podría ser el reflejo del propio módulo durante los limitados momentos en que le llegaba la luz solar.

La imagen anterior sobrepuesta a un modelado topográfico de la zona donde ahora se cree que se encuentra Philae, con su orientación fielmente representada.

La panorámica de lugar de aterrizaje, con el acantilado de hielo en la imágen de la parte superior izquierda, en ese momento aún no realzada para develar detalles.

El terreno situado justo debajo de Philae, en imágenes desveladas recientemente. A pesar de su aspecto rocoso, estamos ante formaciones de hielo.

Imágenes tomadas por las cámaras CIVA en el momento en que Philae "rebotaba" en la superficie del cometa durante su primer aterrizaje, motivo por el cual aparecen difuminadas a causa del movimiento. 

 New Pictures Of Philae’s Lonely Resting Spot On The Comet Emerge 

European Comet Lander May Wake Up from Space Slumber

No hay comentarios: