Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, noviembre 20, 2014

Philae: El sonido de la historia


Registrando el momento del primer aterrizaje en un cometa. 

No es más que un registro fugaz en los datos enviados por el instrumento CASSE (Cometary Acoustic Surface Sounding Experiment), y escuchado sin tener un conocimiento previo de lo que uno tiene por delante no parece tener un sentido claro ni una importancia destacada. Pero debería pasar a los libros de historia de la exploración espacial del mismo modo que lo hicieron la primera comunicación desde la órbita terrestre de Gagarin o del módulo del Apolo 11 confirmando el alunizaje, ya que estamos ante el sonido del primer descenso y aterrizaje en la superficie de un cometa.

Evidentemente no se trata de un sonido directo, ya que en el vacío del espacio este no se transmite, sino una conversión en formático acústico de las vibraciones detectadas por los sensores de dicho instrumento en el momento en que las 3 patas de Philae tocaron por primera vez Churyumov-Gerasimenko. Sabemos lo que ocurrió a continuación, que fue solo el principio de una odisea increible al no poder mantenerse en esa posición por el fallo de los arpones que debía sujetarla, pero no por eso pierde su enorme significado histórico.

Pero también tiene un enorme valor técnico y científico, ya que pone luz sobre lo que ocurrió en esos momentos "Nuestros datos registran la primera toma de contacto y muestran que los pies de Philae penetraron en una superficie suave, posiblemente una capa de polvo de varios centímetros de espesor, hasta que alcanzó una superficie dura, probablemente una capa de hielo, unos pocos milisegundos más tarde", explica el investigador Klaus DLR Seidensticker, que es responsable del instrumento SESAME, donde se incluye CASSE. Eso explicaría porque salío de nuevo despedida hasta el punto de elevarse1 Kilómetro de altura y tardar varias horas en regresar. Sin esta "sorpresa sólida" quizás no se habría producido el rebote o habría sido mucho menor.

Es un archivo pequeño, breve y aparentemente simple, pero es el sonido de la historia mientras se está creando, el de un momento fugaz pero maravilloso.

Los sensores de CASSE, que forman parte del experimento SESAME, están situados en las 3 patas de Philae y detectaron las vibraciones del momento del contacto, permitiendo a los científicos de la misión conocer con mayor detalle que ocurrió en esos momentos para la historia. 

The sound of touchdown

No hay comentarios: