Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

viernes, noviembre 07, 2014

En el amanecer de nuevos mundos

ALMA nos ofrece las imágenes más extraodinarias jamás tomadas de un disco de formación de planetas alrededor de una estrella joven.

Desde sus primeros pasos decidios la comunidad astronómica mundial tenía una cosa clara, y es que este colosal proyecto revolucionaria nuestra capacidad de explorar el Universo, lejano y cercano, llevandonos a un nuevo nivel, con descubrimientos asombrosos y observaciones de fenómenos ya conocidos con un detalle nunca antes soñado. No se le podía pedir menos teniendo un cuenta la inversión realizada, el esfuerzo de tanta y tanta gente trabajando en un lugar realmente duro para la vida diaria, sus dimensiones y su capacidad tecnológica, y desde luego sus primeros pasos ya como un observatorio completo no están decepcionando a nadie. Y si hace unos días sus observaciones pasaron por Titán revelando nuevas y extrañas facetas de esta luna de Saturno, ahora era una joven estrella su objetivo.

Y el resultado no podía ser más espectacular,  ya que la imagen obtenida al apuntar las antenas de ALMA hacia HL Tauri (una estrella muy  joven rodeada por un disco de polvo y situada a unos 450 años luz de distancia) supera todas las expectativas, revelando finos detalles inesperados en el disco de material sobrante tras el nacimiento de la estrella, la base a partir de la cual posiblemente se está formando su propio sistema planetario, con una serie de anillos concéntricos brillantes separados vacios también concéntricos. "Lo que hemos observado es, casi con total seguridad, el resultado de la formación de cuerpos planetarios jóvenes en el disco. Esto resulta sorprendente, ya que no se espera que estrellas jóvenes de este tipo tengan grandes cuerpos planetarios capaces de producir las estructuras que vemos en las imágenes", afirma Stuartt Corder, Subdirector de ALMA. "Cuando vimos por primera vez esta imagen, nos quedamos asombrados por el espectacular nivel de detalle. HL Tauri no tiene más de un millón años, y sin embargo su disco ya parece estar lleno de planetas en formación. Esa imagen sola va a revolucionar las teorías de formación planetaria", explicó Catherine Vlahakis, Subdirectora del programa científico de ALMA.

Las estrellas jóvenes como HL Tauri suelen estar aúnenvueltas en el gas y el polvo restantes de su proceso de nacimiento, formando lo que se conoce como un disco protoplanetario, donde por un proceso de acrecimiento, en que pequeñas concentraciones van aumentando de tamaño paulatinamente a medida que atraen hacia ellos el material que las rodea, formando asteroides, cometas, planetesimales y finalmente lo que podemos considerar planetas, que crearán anillos, brechas y agujeros como los que se ven en las estructuras observadas ahora. Estos vacíos pueden ser por la interacción directa de mundos en formación, o por la influencia gravitatoria lejana de alguna de ellos, lo que se conoce como resonancias, pero en ambos casos implican exactamente lo mismo.

La investigación de estos discos protoplanetarios es esencial para nuestra comprensión de cómo se formó el Sistema Solar, y por extensión La Tierra, ya que observar lo que son las primeras etapas en el nacimiento de nuevos sistemas planetarios, como es el caso HL Tauri, puede enseñarnos qué aspecto tenía el nuestro hace más de 4.000 millones de años, algo que puede parecer que está bastante claro, pero que es ahora, gracias a instalaciones como ALMA, cuando las piezas, hasta ahora con problemas y contradicciones, están finalmente encajando."La mayoría de lo que sabemos hoy en día sobre la formación de planetas se basa en la teoría. Hasta ahora, imágenes con este nivel de detalle solo eran posibles gracias a simulaciones de ordenador o ilustraciones. Esta imagen de alta resolución de HL Tauri demuestra lo que puede lograr ALMA cuando opera en su configuración más grande, e inicia una nueva era en la exploración del universo", afirma Tim de Zeeuw, Director General de ESO. 

Ningún otro observatorio actualmente en servicio, ni tan solo el Hubble, podría haber logrado lo que aquí nos ofece un ALMA ahora ya con todas sus antenas disponibles. Con toda seguridad vendrán otros logros tan o más impresionantes. Y que mejor comienzo en el amanecer de su actividad exploradora que adentrarse en el amanecer de nuevos mundos, que al mismo tiempo nos lleva al amanecer de nuestra propia historia.

El disco de HL Tauri revela subestructuras que nunca antes se habían visto, e incluso muestran las posibles posiciones de los planetas formándose en las manchas oscuras dentro del sistema.

El disco de HL Tauri dentro de una imagen del telescopio espacial Hubble, que permite apreciar su entorno.  Esta es la primera imagen de ALMA en la que se supera la nitidez que suelen alcanzar las imágenes de este último.

Una visión de nuestro propio pasado. Comparativa con el Sistema Solar.

Visión artística del disco protoplanetario de HL Tauri.

El radiotelescopio ALMA, conformada por 66 antenas que trabajan como una sola y que pueden extenderse hasta 16 Kilómetros, lo que significa que sus observaciones son equivalentes a una instalación de ese tamaño. En las observaciones de HL Tauri se encontraba casi extendido al máximo.

Revolucionarias imágenes de ALMA revelan una génesis planetaria

No hay comentarios: