Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, abril 08, 2013

Explorando al lado de casa

La NASA planea una ambiciosa misión para capturar y traer a La Tierra un pequeño asteroide.

¿De que forma podrías enviar misiones tripuladas a un asteroide cercano reduciendo al mínimo el riesgo que deberían afrontar los astronautas y los requisitos técnicos necesarios para ello? La respuesta podría ser tan curiosa y sencilla como dejar que una sonda robótica se encargara de capturar uno de estos pequeños viajeros celestes y lo transportara hasta la Tierra, estacionándolo en órbita para que posteriormente pudiera ser visitado y estudiado sin necesidad de afrontar grandes viajes. 

Y esta parece ser la opción que la NASA tiene en mente para cumplir uno de los objetivos establecidos por la actual administración norteamericana, tal como confirmó recientemente por Alan Boyle, y en el que se buscaría incluir 100 millones de Dolares en el presupuesto de la NASA del año fiscal 2014 para comenzar a desarrollarlas tecnologías necesarias para hacer realidad una misisión que tendría como fecha para su lanzamiento en 2019, y cuyo objetivo aún estaría por determinar. Una idea que pude resultar extraña pero que en los últimos años diversas propuestas, entre ellas una presentada por el Keck Institute for Space Studies (KISS) junto con el JPL y el Caltec, y que parece precisamente la base de la propuesta de la NASA.

Según esta propuesta, la sonda, con una masa de 18 toneladas y lanzada mediante un cohete Atlas V 551, usaría motores iónicos con una potencia de 40 kW para acercarse al asteroide y atraparlo mediante una bolsa desplegable, esquindo así los problemas derivados de la captura un asteroide que podrían no ser compacto, y lo llevaría hasta La Tierra, situándolo en el punto de Lagrange L2 del sistema Tierra-Luna. Posteriormente una nave Orión tripulada despegaría mediante un cohete SLS para estudiarlo y analizarlo en detalle. Como es fácil deducir estaríamos hablando de un asteroide de pequeño tamaño, con cifras estimadas de unos 7 Metros de diámetro y una masa de entre 250 y 1.000 toneladas.

Aunque pueda parecer una idea extraña, lo cierto es que actualmente sería más facil realizar una operación robótica de captura como esta que una misión tripulada al espacio profundo, que resultaría técnicamente mucho más sencilla si su objetivo estuviera dentro del sistema terrestre, permitiendo cumplir al mismo tiempo la promesa de la actual administración de la Casa Blanca de enviar misiones tripuladas a asteroides cercanos antes de 2025. Además daría un primer y claro objetivo a las naves tripuladas Orión y el futuro cohete SLS, quizás un primer paso en futuras objetivos en el espacio profundo y Marte.

Con un presupuesto total estimado de 2650 millones de dólares, y con el SLS y las Orión en pleno desarrollo, el principal obstáculo sería precisamente escoger un objetivo, ya que por ahora no se conoce ningún asteroide cercano que pueda ser capturado mediante este sistema, algo curioso teniendo en cuenta lo ocurrido recientemente en Rusia, lo que nos recuerda lo lejos que estamos de conocer la población total de pequeños asteroides cercanos y lo mucho que debemos mejorar en este terreno. Si realmente se avanza de forma decidida en este proyecto resultará absolutamente necesario realizar un mayor y más completo estudio de esta siempre esquiva población de cuerpos celestes.

El cohete SLS y la nave Orión, las grandes apuestas de la NASA para recuperar la capacidad de enviar vuelos tripulados, perdida con la retirada de los transbordadores espaciales, y que podrían tener uno de sus primeros grandes objetivos en un asteroide "aparcado" detrás de La Luna.
 
Un posible diseño de la sonda espacial destinada a capturar un pequeño asteroide, según propuso el Keck Institute for Space Studies y que parece la base de este futuro proyecto.

Una o varias misiónes tripuladas a un asteroide representa la posibilidad de estudiar de forma directa estos fósiles de la formación del Sistema Solar.

El punto de Lagrange 2 (L2) del sistema Tierra-Luna, un punto de equilibrio gravitatorio que podría ser utilizado tanto para situar una futura base con vistas a viajes al espacio profundo como "aparcar" un pequeño asteroide para su estudio.

Official Confirms NASA Plan to Capture an Asteroid

La NASA quiere cien millones de dólares para capturar un asteroide

No hay comentarios: