Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, abril 16, 2013

El baile de ALMA


Acrónimo de Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, el observatorio ALMA se encuentra en activo desde el pasado 13 de Marzo, aunque en realidad no fue más que una inauguración oficial de un extenso complejo que lleva haciendo ciencia desde 2011, cuando ya habían sido instaladas las suficientes antenas para empezar a trabajar en conjunto de forma efectiva, en lo que se llamó la fase "Early Science". Desde entonces, y hasta día de hoy, este proyecto no deja de crecer, con el objetivo final de disponer de 66 radiotelescopios de 7 y 12 metros de diámetro, cuyo trabajo conjunto hace que se les pueda considerar como uno solo, extendido por la llanura Chajnantor.

El vídeo superior, que reúne secuencias tomadas a lo largo de 2012, nos permite disfrutar el "baile" de las antenas de ALMA, moviéndose de forma conjunta y desplazándose junto la Bóveda Celeste cuando tienen se atención fijada en una zona concreta de ella, aplicando la técnica llamada interferometría, que consiste en captar una señal proveniente del cielo usando dos o más antenas y combinarlas para analizar dicha señal y así obtener información sobre la fuente de la emisión, desde estrellas y planetas hasta lejanas galaxias. 

Para ello en necesario una sincronización casi perfecta, con una precisión de una millonésima de millonésima de segundo,ya que solo entonces 3 o más antenas empiezan a trabajar como si fuera una sola cuyo diámetro virtual equivale a la distancia entre ellas, que puede llegar hasta  los 16 Kilómetros. Imaginemos lo que representaría, técnica y económicamente, construir una antena de ese tamaño y facilmente entenderemos que la interferometría, la utilización de multiples antenas de pequeño tamaño resulta mucho más factible a todos los niveles, aunque, como vemos, eso implica sus propios desafíos.

ALMA captará radiación proveniente del espacio en las longitudes de onda más largas, de entre unos pocos cientos de micrómetros y aproximadamente 1 milímetro (cerca de mil veces más que las ondas de la luz visible), conocida como radiación milimétrica y submilimétrica, en el límite entre la luz infrarroja y las ondas de radio más largas, realizando su hipnótico baile en su búsqueda de los misterios del Cosmos.

Las antenas de ALMA, diseñadas para aguantar las extremas condiciones climáticas de la llanura de Chajnantor, a más de 5.000 metros de altura en el desierto de Atacama. Un lugar árido y hostil, pero que ofrece uno de los mejores lugares del mundo para este tipo de observaciones astronómicas.  

The ALMA Time-lapse Compilation 2012 

Explorando nuestros orígenes cósmicos

No hay comentarios: