Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
Sol 1598
Dust Devil captado por la cámara de navegación.

jueves, febrero 02, 2017

Pequeños pasos en la inmensidad

Ajustando la trayectoria de New Horizons.

El espacio interplanetario es un océano inmenso, pero donde los encargados de navegación de las distintas sondas actualmente en activo muchas veces juegan con magnitudes tan diminutas que puede resultar sorprendente para muchos. Pero no lo es en absoluto, ya que ambos conceptos están profundamente relacionados. Las distancias son tan grandes y los tiempos necesarios para recorrerlas resultan igualmente extensos que cualquier pequeña variación genera un efecto cuyo efecto se va acumulando más y más, incluso si hablamos solo de kilómetros, metros o incluso centímetros. Así de precisa es esta tarea. Y es que hacer que lograr que una sonda pase cerca de un objeto celeste en concreto puede ser relativamente sencillo, pero que lo haya justo por donde se quiere que la haga no lo es tanto.

Este es el caso de New Horizons, que el 1 de Febrero realizó una nueva corrección de trayectoria, la primera desde las sucesivas 4 correcciones realizadas a finales de 2016. Con un encendido de 44 segundos la sonda cambió su velocidad 44 centímetros por segundo. Puede parecer muy poco, pero como explica el investigador principal de la misión, Alan Stern, "durante los próximos 23 meses, cuando nos aproximemos a MU69, esa maniobra implicará un ajuste de distancia de 10.000 kilómetros". Es como un juego de billar planetario, pero donde hay que tener en cuenta que cada movimiento implica una jugada de meses o años de duración. Los tiempos, para los implicados en la exploración interplanetaria, son muy diferentes al resto de los mortales.

Una vez concluida esta maniobra, New Horizons salió del "modo estabilizado de tres ejes", que le permitió hacer nuevas observaciones telescópicas de seis KBOs durante la semana pasada. Estas revelarán nueva información sobre las formas, propiedades superficiales y posibles sistemas de lunas. Toda esta información será transmitida a la Tierra en las próximas semanas. Y es nunca tenemos que olvidar que estamos ante una misión de exploración, no solo mediante sobrevuelos cercanos sino también con observaciones a distancia de muchos otros objetos del Cinturón de Kuiper. La odisea de esta pequeña sonda, ya coronada con su apoteósico triunfo en Plutón, sigue adelante, kilómetro a kilómetro. Y en ocasiones centímetro a centímetro.

El camino de New Horizons y su posición actual, donde se produjo este nuevo ajuste orbital. Si todo transcurre como está previsto, sobrevolará MU69 el 1 de Enero de 2019.

New Horizons Refines Course for Next Flyb