Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

miércoles, noviembre 30, 2016

Al principio del futuro

ExoMars ofrece las primeras imágenes y datos científicos, todos ellos dentro de la fase de prueba de sus instrumentos.

Tenemos un nuevo explorador acompañando al planeta rojo. Ya hace más de 4 semanas que se puso en órbita, ciertamente, pero faltaba que nos demostrara que esta listo y preparado para su misión. Es decir, explorar la atmósfera y superficie del planeta, y ofrecer respuestas a algunos de los enigmas que lo rodean, como la famosa presencia del Metano en esta primera. Y aunque su planea actividad no llegará hasta finales de 2017 o principios de 2018, a finales de Noviembre se esperaba tener un pequeño adelanto, ahora publicado. Si alguien tenía dudas sobre las capacidad de ExoMars, ahora ya han quedado disipadas.

El 20 y 28 de Noviembre, durante sus dos últimas órbitas (actualmente una muy elíptica que se mueve entre los 230-310 km y los 98.000 km), la sonda probó sus cuatro instrumentos científicos por primera vez desde su llegada a Marte, realizando importantes mediciones de calibración. Y sus resultados, teniendo en cuenta que aún está lejos de la que será su órbita defintiva (una circular a unos 400 Kilómetros por encima de la superficie) y que la actual es muy poco adecuada para que pueda trabajar a su plena capacidad, son un más que prometedor avance de lo que está por venir.

Especialmente importante eran probar los dos instrumentos que deberán un extenso y profundo análisis de la atmósfera del planeta (su objetivo principal), levantando un inventario detallado de los gases que constituyen menos del 1% de su volumen, incluyendo metano, vapor de agua, dióxido de nitrógeno y acetileno. Sobretodo el metano, como es imaginable.Y tanto el ACS (Conjunto de Química Atmosférica) como el NOMAD (Nadir y de Ocultaciones para el Descubrimiento de Marte) mostraron su plena capacidad operativa. Además coordinaron su observaciones con las sondas Mars Express de la ESA y Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA, tal y como harán en el futuro.

Todo ello complementado con las observaciones de FREND, que estudió el flujo de neutrones procedente de la superficie del planeta, creados partir del impacto de rayos cósmicos. Midiendo la forma en que se emiten y su velocidad de llegada permitirá delimitar la composición de la capa superficial y del agua o hielo ocultos inmediatamente bajo ella. Durante estas pruebas captó una evidente diferencia según la región, aunque aún se tardará algunos meses en producir resultados estadísticos significativos.

Aunque lo más esperado, especialmente por el gran público, eran las primeras imágenes de CaSSIS (Sistema de Fotografiado de la Superficie en Color y en Estéreo), que se estrenó en las cercanías de Marte con 11 imágenes capturadas durante la primera aproximación, que tuvo lugar el día 22 de noviembre, cuando paso solo a 235 km de la superficie, sobrevolando la región de Hebes Chasma, al norte del sistema de cañones de Valles Marineris. Aunque ya son increíblemente nítidas, y fueron tomadas más cerca de lo que estará ExoMars una vez en su órbita definitiva, ayudarán a mejorar el software embarcado de la cámara, así como la calidad de las imágenes tras su procesamiento, por lo que veremos cosas mucho mejores. Es solo un prometedor comienzo.

"Estamos muy contentos y orgullosos de ver lo bien que están funcionando todos los instrumentos en el entorno de Marte, y esta primera impresión nos hace sentir muy optimistas por lo que está por venir cuando empecemos a recopilar datos reales a finales del año que viene", reconoce Håkan Svedhem, científico del proyecto TGO de la ESA."No es solo la sonda la que está claramente funcionando bien, sino que me complace ver una colaboración tan efectiva entre los distintos equipos para ofrecernos estos impresionantes datos. Hemos podido identificar áreas con aspectos que perfeccionar mucho antes de que comience la misión principal, y estamos deseando ver de qué será capaz este fabuloso orbitador científico en el futuro".

Un futuro que, viendo estos primeros resultados, que ni tan solo son observaciones científicas propiamente dichas, sino solamente pruebas para comprobar su capacidad de hacerlas, se presenta brillante. Schiaparelli encontró un destino trágico, pero la misión ExoMars, la sonda propiamente dicha, parece lista para hacer que la olvidemos rápidamente. Y esta es la mejor de las noticias.
 
Bienvenidos a Marte.

Arsia Chasmata, que se encuentra en el flanco del gran volcán Arsia Mons. La formación es de origen volcánico y se pueden ver muchos cráteres de pozo, posiblemente causados por hundimiento.

Primera reconstrucción estereoscópica a partir de imágenes de ExoMars.
 
Un primer vistazo a la atmósfera de Marte. Una vez en órbita científica, buscará elementos más raros, como el metano.

El flujo de Neutrones, que permitirá adentrarse en la composición superficial y subsuperficial del planeta.

La actividad científica de prueba por parte de ExoMars durante una de sus actuales órbitas. 

Las primeras imágenes de Marte muestran el potencial del_nuevo orbitador de la ESA