Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

martes, noviembre 29, 2016

Esas pequeñas señales

¿Encontró el rover Spirit indicios de antigua vida marciana?

Es inevitable. Su parecido con nuestro planeta en muchos aspectos, sus paisajes desérticos tan familiar a muchos paisajes desérticos terrestres, y en definitiva, su naturaleza como el más "terrestre" de todos nuestros compañeros planetarias del Sistema Solar hace que tengamos la inevitable tentación que ver (o querer ver) formas y estructuras que nuestra mete asocia inevitablemente a aquello que conocemos. Nadie se escapa, viendo imágenes de la superficie de Marte, del inevitable impulso de buscar en ellas señales de vida, de que algo está o estuvo presente ahí. Y no es solo cosa de los más fantasioso, también los científicos lo hacen, pero lógicamente todo desde un punto de vista más racional, con evidencias, por indirectas que sean, por delante.

Dentro de este escenario de búsqueda se enmarca uno de los últimos estudios, realizados por científicos de la Arizona State University, y que señala que el rover Spirit pudo (y siempre remarcar que es una posibilidad, no un hecho) atisbar señales de antiguas formas de vida marcianas. Más concretamente la famosa Home Plate, una meseta de rocas estratificadas que el rover exploró durante la primera parte de su tercer año en Marte y que se determinó que era de origen volcánico, con una formación explosiva al entrar en contacto el magma con el agua líquida. Y que tiene curiosas semejanzas con características encontradas en un zona de fuerte actividad hidrotermal en el norte de Chile llamado El Tatio.

Al menos así lo señala este estudio, que con el provocador título de "El sílice se deposita en Marte con rasgos semejantes a los biomarcadores de las aguas termales en El Tatio, en Chile", señala en Home Plate se observan algunas estructuras sedimentarias complejas producidas por una combinación de procesos bióticos y abióticos."Aunque los procesos completamente abióticos no están descartados para las estructuras de sílice marcianas, satisfacen la definición de biosignaturas potenciales", escribieron los investigadores en el estudio.

El entorno físico de El Tatio ofrece una rara combinación de alta elevación, baja tasa de precipitación, alta tasa media de evaporación, helada-descongelación diaria y radiación ultravioleta extremadamente alta. "Nuestros resultados demuestran que estas condiciones, de las más parecidas a las de Marte, producen depósitos únicos, incluyendo estructuras de sílice formada por la actividad biológica, con características que se comparan favorablemente con los afloramientos de sílice de Home Plate. Las similitudes plantean la posibilidad de que se formen de manera comparable". En realidad solo implica la imposibilidad de descartar totalmente su origen biológico, lo que lo convierte técnicamente en potenciales biomarcadores, definiendo estas, según el equipo, como "un objeto, sustancia y / o patrón que podría tener un origen biológico y por lo tanto obliga a los investigadores a reunir más datos antes de llegar a una conclusión sobre la presencia o ausencia de vida".

A falta de capacidad para regresar a ellas en un futuro previsible y hacer estudios más profundos que permitieran dilucidar una respuesta, quedará como una simple posibilidad. Pero eso es lo maravilloso de este mundo, que existan tales opciones, por tenues que sean. Son aquellas que nos permiten soñar.

Las imágenes de Spirit muestran afloramientos nodulares de sílice opalino adyacentes a Home Plate que muestran una expresión estratiforme típica. El contorno blanco de la imagen superior señala el afloramiento. Las ruedas del rover están separadas aproximadamente 1 metro. Las ruedas funcionales no deformaron el afloramiento (rastro más tenue) en comparación con la rueda inoperativa.

El Sílice opalino visto en Home Plate (izquierda) se produce en  masas nodulares con estructuras digitadas que se asemejan a los de El Tatio (derecha).

El Tatio (del kunza "Tata-iu", que significa "el abuelo que llora") es un campo de géisers ubicado en los montes del norte de Chile, en la Región de Antofagasta, a unos 4200 metros sobre el nivel del mar. Dado el origen volcánico y hidrotermal  de Home Plate, quizás sean una imágen de lo que pudo ser esa zona de Marte en tiempos pasados.

Did NASA Mars Rover Find a Signature of Past Life?