Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

domingo, junio 26, 2016

Post Vintage (190): Recuerdos del ayer

Mars Reconnaissance Orbiter podría haber encontrado los restos de la Mars-3, la primera sonda en aterrizar con éxito en Marte.

A las 13:50:35 GMT del 2 de Diciembre de 1971 la Humanidad pisaba por primera vez la superficie de otro mundo aparte de La Luna, en lo que parecía sería un nuevo y espectacular éxito espacial de la URSS, que de esta forma podría, aunque fuera solo parcialmente, devolver el golpe recibido por parte de los EEUU con los Apolo. Todo parecía haber funcionado adecuadamente, tanto el paracaídas como los retroimpuslores, y después de que los 4 pétalos de la cubierta se abrieran, empezó a transmitir apenas 90 segundos después de tocas la superficie del cráter Ptolomeo. Y entonces, a los 20 segundos, se hizo el silencio.

El destino de la soviética Mars-3 permaneció desde entonces envuelto en el misterio, aunque posiblemente la potente tormenta de polvo que afectaba la zona en el momento del aterrizaje tuvo algo que ver en su trágico destino. Una única imágen, solo transmitida en parte, es todo lo que nos llegó de ella, una panorámica sin detalles y muy poca iluminación (posiblemente a causa de esa misma tormenta) de algún lugar indeterminado, ya que no hubo tiempo para calcular su posición exacta antes de que se perdiera el contacto. Marte fue siempre un lugar "maldito" para los soviéticos (como posteriormente para los rusos), un mundo que, a diferencia de Venus, siempre se resistió a sus esfuerzos de conquista, y arrastró la que debía haber sido conocida como la primera sonda en aterrizar en el planeta rojo al olvido.

Un olvido que quizás está llegando a su fin gracias a la Mars Reconnaissance Orbiter y el trabajo conjunto de miles de observadores.

Fue en Noviembre de 2007 cuando esta sonda, mediante su cámara HiRISE, adquirió imágenes en alta resolución de la zona buscando cualquier señal de ella, pero sin éxito...la superficie era inmensa y lo que se buscaba, sin disponer de una localización más exacta, era tan pequeño que habría requerido el esfuerzo combinado de miles de observadores para encontrar lo que quedara de Mars-3. Precisamente el trabajo que Vitali Egorov y un amplio grupo de entusiastas han estado haciendo, impulsados por el deseo de encontrar lo que no deja de ser un trozo de historia de su país en otro mundo, analizando en profundidad cada detalle en busca de detalles que se adecuaran a la configuración del vehículo. Y finalmente dieron con la sonda perdida.

El siguiente paso era asegurarse y por ello Aleksandr Vasilievsky, del Instituto Vernadsky que Geoquímica y Química Analítica, contactó con el Alfred McEwen, investigador principal de HiRISE, para pedir que la MRO fotografiara los posibles restos de la Mars-3, cosa que así hizo este pasado 10 de Marzo.

Y ahi estaba, aunque como explica Alfred McEwen "juntas, este conjunto de características y su disposición sobre el terreno encaja con lo que se esperaría del módulo de aterrizaje Mars 3, pero las explicaciones alternativas no se puede descartar. Un análisis más detallado de los datos y futuras imágenes ayudarán a comprender mejor las formas tridimensionales que permita confirmar esta interpretación".

Los características observadas encajan bien con lo esperado, especialmente con lo que parece ser el paracaídas, cuyo diámetro aparente es precisamente el que se esperaría de el, mientras que el brillo con respecto al terreno circundante, que aumenta de una fotografía a otro (posiblemente por el cambio de la inclinación del Sol en cada momento o por la acción del viento, arrastrando parte del polvo acumulado) remarca que estamos ante algo diferente y ajeno al entorno. El que podría ser el módulo de descenso, con los retrocohetes y los cables que le unían a la Mars-3, también parecen estar ahí, mientras que la propia sonda, cerca de el, muestra una forma que encaja con la que se esperaría con los "pétalos" abiertos, maniobra que completó poco antes de perderse el contacto. El escudo térmico también se encuentra en las cercanías.

En conjunto, por tanto, todo parece apuntar que, finalmente, hemos encontrado a la Mars-3, la sonda soviética perdida que debería haber entrado en los libros de historia como la primera que aterrizaba con éxito en Marte, pero que el destino daría la espalda de la forma más cruel, junto cuando estaba abriendo los ojos a un nuevo mundo.

Los objetos observados por MRO y que parecen firmes candidatos a formar parte de la Mars-3, que llegaría a Marte 5 años antes que las Viking de la NASA.

El módulo de aterrizaje Mars-3, con los "pétalos" abiertos.

La primera y única fotografía enviada por la Mars-3, recibida solo de forma parcial, con muy baja iluminación y detalle, posiblemente a causa de la tormenta de polvo que azotaba la zona. Se especula que descargas eléctricas relacionadas con dicha tormenta dañaron sus sistemas, lo que explicaría la rápida pérdida de contacto. Fue la primera imagen enviada desde la superficie de Marte.

La misión Mars-3 se componía de una sonda orbital y un módulo de descenso, y aunque el primero se perdió el segundo permaneció en órbita marciana y  reuniendo datos durante más de un año.

Prop-M, el pequeño rover que transportaba la Mars-3, unida a ella con un cable de unos 15 metros. de no haber fallado el contacto con la sonda se habría convertido en el primer vehículo móvil en tocar la superficie de Marte, 27 años antes de la Mars Pathfinder.

Un documental soviético sobre la Mars-3 y su hermana gemela, la Mars-2.

NASA Mars Orbiter Images May Show 1971 Soviet Lander

 Encontrada la sonda soviética Mars 3