Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Al sur del campo de dunas Bagnold. Sol 1603

viernes, diciembre 18, 2015

En una galaxia no tan lejana

Descubierto el planeta potencialmente habitable más cercano a la Tierra hasta la fecha. 

"Es un hallazgo particularmente emocionante porque los tres planetas son de masa suficientemente baja como para ser potencialmente rocosos y tienen una superficie sólida, y el planeta media, Wolf 1061c, se encuentra dentro de la zona conocida como "Ricitos de Oro", donde podría ser posible la existencia de agua líquida, y tal vez incluso la vida. Es fascinante mirar a la inmensidad del espacio y pensar que en una estrella tan cerca de nosotros - una vecina cercana - podría alojar un planeta habitable", resume el Dr. Duncan Wright, astrónomo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW), el más reciente descubrimiento realizado por el equipo por el liderado. 

El planeta, 4.5 veces la masa de la Tierra, es uno de los tres que el equipo detectó alrededor de una estrella enana roja llamada Wolf 1061, situada a unos 14 años-luz, y es el resultado del intenso trabajo realizado por el espectrógrafo HARPS, instalado en el telescopio de de 3,6 metros del Observatorio Europeo del Sur, en Chile."Nuestro equipo ha desarrollado una nueva técnica que mejora el análisis de los datos de este instrumento, y hemos estudiado más de una década de observaciones de Wolf 1061",  explica el profesor Chris Tinney,  jefe del equipo de Ciencia exoplanetaria dela UNSW. "Estos tres planetas justo al lado de casa se unen a la pequeñas pero crecientes fila de mundos rocosos potencialmente habitables orbitando estrellas cercanas más frías que nuestro Sol".

El hallazgo representa un nuevo salto adelante en la búsqueda de mundos potencialmente habitables en otras estrellas. Los planetas rocosos de tamaño y masa relativamente parecida al nuestro son, como ahora estamos justo descubriendo, relativamente abundantes, y los sistemas con múltiples mundos, como ocurre con el Sistema Solar, también se ven ahora como algo habitual, una situación radicalmente diferente a como era apenas hace 3 décadas. Pero la mayoría de los que se han detectado (siempre a partir de la influencia gravitatoria que ejercen sobre su sol) se encuentran a cientos o miles de años-luz, y los pocos cercanos, con la excepción de Gliese 667Cc, son cualquier cosa menos habitables.

Según el Dr Rob Wittenmyer, otro de los participantes en este hallazgo,"la proximidad estos 3 planetas alrededor del Wolf 1061 significa que hay una buena probabilidad de que estos planetas pueden pasar a través del rostro de la estrella. Si lo hacen, entonces en el futuro podría ser posible estudiar sus atmósferas para ver si son propicias para la vida". Futuros telescopios, tanto terrestres como orbitales, ya en camino de ser una realidad, deberán aprovechar esta oportunidad si se presenta. 

Nuevamente hay que remarcar, cosa que en algunos medios no se hace, de que hablamos de potencialmente habitable, lo que significa que es una opción, no una realidad contrastada, deducida a partir de lo que se conoce de este planeta, que es básicamente su masa y la distancia a su estrella. Cualquier otro dato es una interpretación a partir de estos 2 primeros, los únicos palpables. Pero no deja de ser un paso enorme, un recordatorio de que incluso a las puertas de cada pueden existir innumerables mundos, así como innumerables posibilidades. 
 
Los tres planetas recién detectados orbitan su sol, una estrella pequeña y estable,  aproximadamente cada 5, 18 y 67 días. Sus masas son, al menos, 1,4, 4,3 y 5,2 veces la de la Tierra, respectivamente.El segundo de ellos es la que se desplaza dentro de la llamada zona habitable, lo que se llama coloquialmente como "Ricitos de Oro".

Wolf 1061, una pequeña Enana Roja, más pequeña, fría y longeva que el Sol, la clase de estrella más abundante de nuestra galaxia y posiblemente del Universo. Que sean capaces de tener sistemas planetarios aumentó exponencialmente la cantidad de mundos que potencialmente podrían existir.

Los mundos de Wolf 1061. El llamado Wolf 1061c (siendo A la propia estrella) se mueve en plena zona habitable, en una posición muy cercana a como lo hace la Tierra. Se la llama zona Ricitos de Oro porque, como la niña del cuento, que no tomó la sopa que estaba demasiado fría ni la que estaba demasiado caliente, representa la zona donde puede existir temperaturas templadas y, por tanto, más adecuadas para la vida.

In a galaxy not so far away, a star hosts a potentially habitable planet

No hay comentarios: