Ultimas imágenes de Curiosity

Una roca atrapada en el interior de una de las ruedas de Curiosity. Sol 1641
Al sur del campo de dunas Bagnold. Sol 1603

jueves, septiembre 17, 2015

Dos mundos a contraluz

Solar Dynamics Observatory nos regala la visión de un eclipse doble.

Su misión es observar al Sol, de forma ininterrumpida, siendo ahora mismo el más potente de todos los observatorios espaciales que vigilan nuestra estrella. Por ello sigue una órbita geosíncrona a 36.000 kilómetros de altura que le permite tener el campo de visión casi siempre libre de la presencia de nuestro planeta ante sus cámaras. Pero existen 2  fases al año, debido al desplazamiento de la Tierra alrededor del Sol, en que la órbita de SDO lo lleva a pasar por detrás de esta primera, por lo que durante periodos de dos o tres semanas en cada una de ellas nuestro mundo le bloquea repetidamente la visión de Sol, desde unos pocos minutos hasta más de una hora una vez al día.

Por otra parte también tiene que lidiar con numerosos tránsitos lunares (lo que nosotros llamamos eclipses de Sol) cada año. Momentos molestos para lo que es su misión científica, que por razones evidentes obstaculiza su actividad, pero que una combinación especialmente afortunada puede convertir e una ocasión única.

Y esta llegó el pasado 13 de septiembre de 2015: Justo cuando La Luna entró ese día en su campo de visión y comenzaba a cruzar el disco solar, la Tierra entró en escena, cubriendo totalmente la escena. Cuando el transito terrestre terminó,nuestro satélite estaba completando su viaje. Una alineación transitoria de los 3 astros que desde la superficie de nuestro planeta se manifestó como un eclipse solar parcial visible sólo desde algunas partes de África y la Antártida. Realmente poco noticiable para nosotros, pero que para SDO, al estar en el momento adecuado en el lugar adecuado, significó una curiosa oportunidad que no desaprovechó.

La secuencia permite captar la naturaleza opuesta de la Tierra y La Luna. Así, mientras que el disco lunar se puede observar de forma nítida, el de nuestro mundo parece difuminado, borroso. La respuesta al motivo de tal diferencia está en que una no dispone de una atmósfera digna de ese nombre que puede bloquear y difuminar la luz, mientras que la otra si. Es la diferencia entre un lugar lleno de vida y otro carente de ella, de uno geológicamente activo a otro donde, si no extinguida, si que parece reducida a su mínima expresión, y, en definitiva, de uno capaz de retenerla y protegerla del viento solar gracias a su mayor gravedad y su campo magnético, en contraste con otro demasiado débil en ambos aspectos para poder soñar con lograrlo. Así son estos 2 mundos a contraluz.

Así observó el SDO el paso de la Tierra y La Luna por delante del Sol.

El tránsito, visto mediante por el Solar Dynamics Observatory.

El tránsito solar, en forma de Eclipse Parcial, visto desde Sudafrica. 

NASA's SDO Catches a Double Photobomb

No hay comentarios: