Ultimas imágenes de Curiosity

Una roca atrapada en el interior de una de las ruedas de Curiosity. Sol 1641
Al sur del campo de dunas Bagnold. Sol 1603

jueves, septiembre 10, 2015

Blancos misterios en mundos oscuros

Dawn ofrece las mejores imágenes logradas hasta la fecha de los famosos "puntos brillantes" de Ceres.

No son las únicas, pero si las que más destacan y con diferencia, y se han convertido, con permiso de la curiosa montaña conocida de forma popular como "la pirámide", en la seña de identidad de este pequeño mundo, como lo es el "corazón" de Plutón, el otro planeta enano protagonista en este 2015. Desde la llegada de esta sonda y su entrada en órbita es uno de los grandes objetivos de estudio por parte de los científicos de la misión, y por extensión de toda la comunidad astronómica mundial. Y por encima de todo sigue siendo un misterio que se resiste a una respuesta definitiva, a pesar de que cada vez, a medida que Dawn sigue descendiendo, tenemos imágenes con una resolución creciente.

Las últimas que nos han llegado desde la actual 3ª órbita científica, a unos 1470 Kilómetros de altura, no pueden ser más espectaculares, ya que su resolución, de 140 Metros por píxel (10 veces mejor que desde la primera órbita, recién llegado a Ceres) permite convertir lo que eran manchas luminosas en el interior del cráter Occator en estructuras mucho más definidas. Pero lejos de acabar con el misterio no hacen más que aumentarlo, ya que lo que vemos resulta sin lugar a dudas extraño, muy extraño: Un fondo del cráter liso y sin señales de otros impactos parecen señalar la existencia de una actividad geológica reciente, quizás aún presente en la actualidad, que está remodelando la zona, a lo que se añade la presencia de toda una serie de fracturas paralelas de origen desconocido, pero que podrían ser la fuente misma del material. Sea cual sea su naturaleza, ya que aún no disponemos de datos que permite determinar si es hielo, algún tipo de depósito de sales, o otras opciones más exóticas.

Todo esto, junto con la observación de lo que parece ser la formación de una tenue atmósfera en el interior de Occator, no hace más que aumentar la fascinación por esta zona, demostrando una vez más que Ceres, lejos de la primera impresión que se podía tener, es pese a su pequeño tamaño, un lugar extraordinario."Dawn ha transformado lo que era hace tan poco unos pocos puntos brillantes en un complejo, hermoso y brillante paisaje" explica Marc Rayman, ingeniero jefe. "Pronto, el análisis científico revelará la naturaleza geológica y química de este paisaje extraterrestre misterioso y fascinante".

¿Depósitos salinos? Afloramientos rocoso? Hielo? Criovolcanes? Algún tipo de actividad interna que impulsó material de las profundidades hacia la superficie? Un fósil de pasado? Algo aún presente y activo hoy día? Algo más extraño y alejado de cualquier otra cosa vista con anterioridad? Nuestro pequeño amigo Ceres parece querer convertir la visita de Dawn en algo aún más maravilloso de lo que ya era por si misma.

Aumentando el contraste se observan con claridad las fracturas paralelas que recorren el interior de Occator, y que parecen conectar la zona brillante principal con las pequeñas situadas en la parte superior derecha. Eso y una concentración de material blanquecino repartido de forma más difusa y que rodeas las situadas en esta última zona para sugerir que podrían ser la fuente última desde las cuales este llegó a la superficie.

La imagen en conjunto. Debido a que estos puntos son mucho más brillante que el resto de la superficie de Ceres, el equipo Dawn combinó dos imágenes diferentes en una sola vista compuesta - una exposición correcta de estos primeros, evitando así que saturaran la cámara, y otro para la superficie circundante.

Un misterio cada vez más visible, pero que no quiere abandonar su naturaleza enigmática. Al menos de momento.


Volando alrededor de Ocattor.

Ceres' Bright Spots Seen in Striking New Detail

3 comentarios:

Kal El dijo...

Crees posible o interesante para los científicos enviar una sonda o un Rover ahí?

Tokaidin dijo...

Interesante sin lugar a dudas. Técnicamente posible también. Como siempre, el límite lo ponen los presupuestos y la voluntad política para ello.

Anónimo dijo...

estas fracturas paralelas me recuerdan a las llamadas "rayas de tigre" localizadas en el polo sur de Encelado la luna de Saturno y por donde esta luna expulsa material al espacio delatando lo que podría ser un océano de agua líquida en su interior, sino mas recuerdo recientemente se publicaron unos datos que señalaban de que se había detectado una micro-atmófera en el interior de este cráter lo cual unido a la presencia de estas fracturas podrían estar señalando la presencia de un pequeño oceano en el interior de Ceres..