Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, diciembre 10, 2014

Misterios en la fría arena

Las dunas de Titán siguen siendo un misterio que podría esconder la clave de los ciclos climáticos a largo plazo de esta luna.  

Es un mundo fascinante a muchos niveles, lleno de elementos únicos en el Sistema Solar, gélido pero curiosamente parecido a La Tierra, con un ciclo hidrológico parecido al de esta, aunque en este caso de Metano y Etano, líquido. Tiene nubes, lluvia, ríos, lagos, mares...y dunas. Ocultas por el inevitable y comprensible interés que despiertan estos últimos, esta luna dispone del equivalente a lo serían ciertas zonas de los grandes desiertos terrestres, campos de grandes dunas, de cientos de metros de altura, más de un Kilómetro de anchura y que se extienden cientos de Kilómetros, que cubren el 20% de la superficie. Son las estructuras geológicas más grandes de Titán, y como las masas líquidas en las zonas polares, son igualmente enigmáticas.

O quizás más, ya que, mientras tenemos una idea aproximada de como se forman, mantienen y evolucionan a lo largo del tiempo los mares "titánicos", sus dunas siguen desafiando una explicación. Por un lado la fuente de las partículas que las forman (posiblemente hidrocarburos congelados del tamaño de granos de arena) sigue sin ser comprendida, por otro su misma existencia es un desafío a la lógica, ya que los vientos dominantes existentes actualmente en Titán no tienen la fuerza necesaria para mover estas partículas, y mucho menos agruparlas para formar unas estructuras tan enormes.

El misterio más grande, sin embargo, era la misma forma de las dunas. Los datos de Cassini muestran que los vientos predominantes se desplazan de Este a Oeste. Sin embargo, su aspecto aerodinámico alrededor de obstáculos como montañas y cráteres indica que fueron creadas por vientos se movían en la dirección exactamente opuesta.

Para intentar llegar al fondo de este enigma, un equipo científico liderado por la científica planetaria Devon Burr, dedicó seis años recreando las condiciones reinantes en la superficie de Titán, utilizando el túnel de viento de alta presión de la NASA, estudiando cómo se comportó la arena experimental utilizada. Debido a las incertidumbres en las propiedades de los granos que dan forma a estas dunas, utilizaron 23 variedades diferentes. Después de dos años de muchos modelos y recalibraciónes, el equipo descubrió que el viento mínimo necesario tendría que ser alrededor del 50 por ciento más rápido de lo que indicaban modelos anteriores

La conclusión es que existen ciclos climáticos a largo plazo en Titán: "Si los vientos predominantes son tenues y soplan de este a oeste, no son lo suficientemente fuertes como para mover la arena", explica Burr. "Pero un acontecimiento poco frecuente puede causar que los vientos se invierten momentáneamente y se fortalecen". De acuerdo con los modelos atmosféricos, el viento invierte dos veces durante un año Saturno, que es igual a alrededor de treinta años de La Tierra. Esta inversión ocurre cuando el Sol cruza sobre el ecuador, haciendo que el ambiente y, posteriormente, los vientos cambien. Burr teoriza que sólo durante este breve de tiempo se generan vientos rápidos que soplan desde el Oeste y que formarían las dunas. "La alta velocidad del viento podría haber pasado desapercibido por la Cassini, ya que ocurren con muy poca frecuencia".

Las dunas de Titán pueden, por tanto, esconder la clave para entender el clima de este mundo único, sus cambios y evolución, de como, al igual que el terrestre, podría tener sus propios ciclos. Entre estas enormes estructuras, muros de fría arena de hidrocarburos, tan parecidas y al mismo tan diferentes a las terrestres, podríamos tener la clave para entender la naturaleza de esta luna, no solo actualmente, sino también a lo largo del tiempo.


Los campos de dunas de Titán vistos por el radar de Cassini. Su forma y orientación no corresponden a las condiciones ambientales actuales, ya que los vientos son débiles y se mueven en dirección contraria a, lo que indica la existencia de fases con vientos mucho más fuertes e invertidos.

Una comparación entre las dunas de Titán y las que encontramos en Namibia. Las semejanzas, a pesar de ser ambientes tan diferentes, son evidentes.

The Origins Of The Windswept Dunes On Titan

No hay comentarios: