Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2150
Sol 2152

domingo, septiembre 23, 2018

Post Vintage (285): El exótico mundo de las estrellas

Un curiosa conjunto de 5 componentes muestra la complejidad de los sistemas estelares.

El Sol es, por lo que sabemos, una estrella solitaria, y en eso forma parte de un grupo selecto. Y que se estima que los sistemas estelares múltiples ganan en número a los simples por una proporción de dos a uno, siendo estos últimos, por tanto, casi la excepción que confirma la regla. Son diversos los ejemplos que tenemos en nuestro vecindario, como Alfa Centauri, la estrella más cercana, un sistema estelar triple, o la brillante Castor, en la constelación de Géminis, nada menos que con 6 integrantes, todo un "peso pesado". Y se conocen muchos más. El realidad están ante nuestros ojos, aunque desde la distancia, y a simple vista, parecen estrellas individuales.

Ahora, el observatorio robótico SuperWASP-North (Wide Angle Search for Planets), situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de Palma, las Canarias, nos descubre el sistema estelar 1SWASP J093010.78+533859.5 (este largo nombre indica a este observatorio como el responsable, además su posición en el firmamento terrestre, hacia la constelación de la Osa Mayor), una extraordinaria, aunque no única, familia estelar de 5 miembros.

En ella encontramos una pareja de binarios en contacto de 0,9 y 0,3 masas solares respectivamente, en un apretado abrazo cuya órbita completan una vez cada 6 horas. Están tan cerca que se distorsionan por su gravedad mutua, hasta el punto de que sus Fotosferas se tocan, como indica su nombre. La otra pareja del sistema, con 0,8 y 0,7 masas solares, orbitan una alrededor de la otra a unos 21.000 millones de kilómetros de la primera, suficiente distancia para que pudiera caber todo el Sistema Solar Plutón y Eris. Y para completar la familia, utilizando una técnica conocida como espectroscopia para desentrañar las firmas individuales de los espectros de luz en binarias, reveló la presencia de una quinta estrella, en órbita alrededor de esta segunda pareja a una distancia de 2.000.000.000 de kilómetros (algo más que la distancia de Saturno al Sol). La solitaria de la familia.

"Es un sistema estelar verdaderamente exótico", explicó Marcus Lohr, uno de los descubridores. "En principio, no hay razón para que no podrían existir planetas en órbita alrededor de cada una de las parejas de estrellas". De existir, la "noche" sería un concepto raro, exótico, ya que para se ocurriera las 5 estrellas tendrían que en una conjunción muy cerca cerca, algo que sólo sucedería una vez cada órbita. Tal planeta es un elemento básico de la ciencia ficción, incluyendo Tatooine de Star Wars (que órbita una binaria), o el sistema estelar múltiple de la serie Firefly. Aunque lo más parecido sería el que vemos en la serie Battlestar Galactica, que existen en una configuración de doble pareja similar.

Para los astrónomos este sistema estelar es sorprendente, no tanto por su complejidad, ya que existen otros con tantos e incluso más estrellas, como por el hecho de que ambas parejas de binarias se eclipsan una a la otra a lo largo de nuestra línea de visión, algo que hemos visto en contadas ocasiones, como en los sistemas BV / BW Draconis y V994 Herculis. El hecho mismo de que las órbitas de los dos pares de estrellas están en inclinaciones similares proporcionará información clave a los investigadores que les ayude a suponer cómo se formó este sistema.

El observatorio automatizado SuperWASP-North, en La Palma. Junto con el SuperWASP-South, situado en Sudáfrica, rastrea el firmamento buscando exoplanetas a través del método del tránsito astronómico.

La estrella más cercana al Sol es un sistema estelar triple, con dos parecidas al Sol y una tenue Enana Roja, señalada con un círculo. No es algo excepcional, ya que estadísticamente existen más sistemas múltiples que astros solitarios, como es la nuestra.

Tatooine parecía, cuando se mostró en la primera película de Star Wars, algo extremadamente exótico, algo que solo podía existir en la fantasía. Hoy día parece ampliamente superado.


En la nueva versión de la serie Galáctica encontramos un sistema de 4 estrellas. La realidad, como vemos, siempre acaba igualando y superando la ficción.

Astronomers Spot a Intriguing ‘5-Star’ Multiple System

sábado, septiembre 22, 2018

Saltando sobre un asteroide

Confirmados el aterrizaje de los rovers MINERVA en Ryugu.

La primera Hayabusa dejó para la posteridad una historia de éxito final, pero también no pocas frustraciones y objetivos que no pudieron cumplirse tal como se esperaba. Uno de ellos fue el fracaso de su intento de hacer aterrizar a la pequeña Minerva en el asteroide Itokawa, que terminó perdiéndose en el espacio. Era una cuenta pendiente para la JAXA, y hoy podemos decir que finalmente esta dolorosa página en la historia de la  Agencia Espacial Japonesa puede darse por cerrada y superada. Los sucesores han vengado a su predecesora.

Han sido horas de incertidumbre, ya que la falta de noticias sobre lo ocurrido con los dos rovers MINERVA-II (MIcro Nano Experimental Robot Vehicle for Asteroid) una vez separadas de la Hayabusa 2 hacia pensar lo peor. Finalmente no hubo problema alguno en esta delicada operación, solo con la capacidad de comunicación de la JAXA, que sigue a años luz por detrás de la NASA. La realidad, como se confirmó recientemente, es que ambos vehículos, habían aterrizado con éxito sobre el asteroide Ryugu, enviando los primeros datos e imágenes, y en el caso de MINERVA-II1A, ya había realizado su primer salto, la forma con la que, sacando partido a la ínfima gravedad del asteroide, se irán desplazando para alcanzar otras regiones.

Estos diminutos exploradores miden 18 centímetros, con una altura de 7 centímetros, y un peso de 1,1 kilos. Pese a ello están provistos de cámaras (4 el 1A y 3 el 1B) y sensores para medir la temperatura de la superficie. Cubiertos de paneles solares y con la capacidad de saltar grandes distancias, durante los cuales se espera que permanezcan hasta 15 minutos flotando sobre la superficie, podrían permanecer operativas mientras la Hayabusa 2 siga en las cercanías del asteroide. Y en los próximos meses con compañía, ya que Minerva-II 2 un módulo de aterrizaje más completo aunque en este caso inmóvil, y el vehículo Mascot, deberán seguirles en esta aventura. Ryugu será un lugar ciertamente transitado.


Es solo el primer paso de una misión ambiciosa y compleja, pero después de la experiencia de la primera Hayabusa, su éxito implica romper una barrera mental, curar la herida de ese fiasco. El manager del proyecto, Makoto Yoshikawa, seguramente habla en nombre de todos con sus palabras una vez confirmado que todo había concluido con éxito:"Me conmovió ver a estos pequeños rovers explorar con éxito la superficie de un asteroides, porque no lo pudimos lograr con Hayabusa, hace 13 años". Ahora, finalmente, pueden seguir avanzando.El futuro se promete brillante.

Imagen enviada por 1A después del aterrizaje, cuando estaba realizando el primer "salto", moviéndose por encima de la superficie.

Imagen tomada inmediatamente después de la separación de la Hayabusa2, que puede verse en la parte superior. La imagen está borrosa porque la foto fue tomada mientras 1A estaba girando sobre si mismo.

Ryugu desde pocas decenas de metros de altura, tomada por 1B poco después de la separación.

Los dos pequeños rovers MINERVA-II1, ahora ya en Ryugu, junto con el contenedor que las transportada.

MINERVA-II1: Successful image capture, landing on Ryugu and hop!

viernes, septiembre 21, 2018

A la caza de un error

RemoveDEBRIS prueba con éxito su red para atrapar basura espacial.

Es una de los grandes problemas para un escenario cada vez más vital para nuestra civilización y con un tránsito igualmente cada vez más intenso. Y donde hay actividad humana, hay basura, restos desechados y aparatos estropeados. Es una ley que se cumple en tierra, y ahora se cumple igualmente en la órbita terrestre, donde 60 años de actividad aeroespacial desenfrenada han rodeado a la Tierra de un casi invisible anillo de objetos de todo tipo, un río de desechos que obliga hoy día a una vigilancia constante para seguir el rumbo de los más peligrosos. La propia ISS incluso  ha debido afrontar maniobras de cambio de trayectoria para reducir riesgos. Es una realidad que obliga a tomar medidas.

Muchas son las propuestas desarrolladas a lo largo de los años, pero pocas llegan poco más allá de la mesa de diseño. Y entre estos pocos se encuentra RemoveDEBRIS, un pequeño satélite británico desarrollado por un consorcio de empresas y instituciones científicas lideradas por el Centro Espacial de la Universidad de Surrey, y que recientemente se convirtió en una fascinante realidad cuando fue lanzado desde la ISS y este pasado 16 de Septiembre realizó con éxito el primer ensayo de su sistema de captura de basura espacial: Lanzado una red para atrapar a un objeto desplegado justo antes para hacer el papel de supuesto fragmento de estos indeseables compañeros orbitales. Las imágenes no puede ser más increíble, apuntando un futuro en que quizás incluso compañías privadas creen su propia flota de limpieza orbital, al igual que existen flotas de caminos de basura recorriendo las calles de las grandes ciudades.

"Estamos absolutamente encantados con el resultado de la tecnología de esta red. Si bien podría parecer una idea simple,la complejidad del uso de una red en el espacio para capturar un pedazo de escombro llevó muchos años de planificación, ingeniería y coordinación entre el Centro Espacial Surrey, Airbus y nuestros socios, pero hay más trabajo por hacer. Estos son tiempos muy emocionantes para todos nosotros", explica Guglielmo Aglietti, Director del Centro Espacial Surrey.


"Para desarrollar esta tecnología de red para capturar desechos espaciales, pasamos 6 años probando vuelos parabólicos, en torres especiales y también en cámaras de vacío térmico. Nuestro pequeño equipo de ingenieros y técnicos han hecho un trabajo increíble acercándonos un paso más a limpiar la órbita baja de la Tierra", concluye Ingo Retat, jefe de proyecto.

Un logro espectacular, pero que solo es el primero de los pasos a seguir, ya que la tecnología ADR (active debris removal) tiene varios elementos más. En los próximos meses se pondrá a prueba un sistema de navegación basado en visión que usa cámaras y tecnología LiDaR para analizar y observar posibles desechos, un innovador sistema de arpones para hacer estas capturas y una vela de arrastre que deberá impulsar al pequeño RemoveDEBRIS hacia la atmósfera para su destrucción final, poniendo así final a su misión. De completarse con éxito todos estos pasos, la lucha contra esta amenaza, fruto inevitable del desarrollo espacial, aunque también en buena parte al hecho de que no se tuvo en cuenta tal circunstancias cuando se planificaban los lanzamientos, habrá dado un paso de gigante. Y nada es más necesario.

RemoveDEBRIS, el primer paso en la lucha contra la basura espacial.

RemoveDEBRIS antes de su lanzamiento a bordo de una Dragon de Space X, el pasado Abril, y después de su llegada a la ISS.

Este pequeño satélite está armado con un pequeño arsenal en su lucha contra la basura espacial. Si éxito podría abrir las puertas a una flota de estos pequeños cazadores.

A la caza de la basura. 

Una red atrapa con éxito desechos espaciales

Net successfully snares space debris

jueves, septiembre 20, 2018

La luz de Parker

Parker Solar Probe envía sus primeros datos e imágenes.

El viajero que tocará el Sol abrió sus ojos y está enviando a la Tierra los primeros datos. Aún nada que ver con lo que nos llegará una vez inicie la serie de sobrevuelos rasantes sobre nuestra estrella, cuando se sumergirá en la Corona Solar y se convertirá en el objeto humano que más cerca habrá estado nunca de ella, pero son importantes al demostrar que después del duro trance del lanzamiento, siempre exigente para cualquier vehículo espacial, sus instrumentos están plenamente operativos. Una sensación de alivio para todos los implicados.

De todos ellos sin duda el que más destaca es WISPR, el sistema óptico de la Parker Solar Probe, compuesto por dos telescopios que se encuentran detrás del escudo térmico entre las dos antenas del conjunto de instrumentos FIELDS. Su objetivo será observar en detalle las estructuras de la Corona y el movimiento del viento solar, que se origina en su interior, pero de momento, una vez liberado de la cubierta que lo protegían durante el lanzamiento, nos ofreció una hermosa visión de la Bóveda Celeste. El punto más brillante es la estrella Antares, que está en la constelación de Scorpius. Júpiter es también visible, así como la Vía Láctea, perfectamente reconocible.

A medida que la Parker Solar Probe se aproxime al Sol, su orientación cambiará, al igual que las imágenes de WISPR. Con cada órbita solar, capturará imágenes de las estructuras que fluyen desde la corona desde su mismo interior, proporcionando así las imagenes más claras y precisas jamás lograda. Al igual que el resto de los instrumentos, que han demostrado también que están listos para la acción. El viaje de la Parker promete darnos muchas alegrías, y por encima de todo, abrir definivamente las puertas del Sol, una estrella tan cercan y pese a ello aún con innumerables secretos que desvelar.

Los instrumentos de Parker, donde podemos ver la posición de WISPR, responsable de estas imágenes.


Los datos recopilados por FIELDS. Los primeros datos son el campo magnético de la nave espacial en sí,  a lo que siguió una fuerte caída a medida que la cubierta se alejaba. Después del despliegue, los instrumentos estában ya midiendo el campo magnético del viento solar.

Los primeros datos de SWEAP (Solar Wind Electrons Alphas y Protons), que  muestran una ráfaga de viento solar (raya roja).

Primeros datos de luz del instrumento SPAN-A, que forma parte de SWEAP. En ellos se muestran mediciones de iones (arriba) y electrones (abajo) del viento solar. 

Parker Solar Probe First Light Data

miércoles, septiembre 19, 2018

El día en que nuestro mundo se convirtió en planeta

Cuatro décadas desde la primera imagen de la Tierra y La Luna juntas en el espacio.

Pasará a la historia como la sonda que cruzo fronteras que nadie antes había cruzado, el primero de nuestros enviados a las estrellas, ofreciendo los primeros datos desde más allá de la burbuja que nos aisla del medio interestelar y transportando en su interior un mensaje por si hipotéticas civilizaciones extraterrestres, o puede que nosotros mismos en un futuro increíblemente lejano, pudiera encontrarla. Pero hace 41 años, justo estaba escribiendo las primas páginas de su leyenda, nos ofreció el primer regalo a la Humanidad, el primer de muchos que vendrían con el tiempo.

Fotografiar a la Tierra y La Luna desde el espacio era algo que ya se había logrado con anterioridad, pero en todos eso casos era desde la vecindad de uno de ellos. No existían desde la distancia, una desde la suficiente para apreciar a ambos como lo que son, dos mundos viajando juntos en la oscuridad. Y entonces llegó la Voyager 1, cuyas miradas apuntaban hacia el exterior, hacia Júpiter, Saturno y más allá, pero que tuvo un momento para mirar atrás, tal como haría casi 20 años después, ya desde más allá de la órbita de Neptuno, para lograr su famosa fotografía en familia del Sistema Solar.

El 18 de Septiembre de 1977, una joven Voyager 1, que solo llevaba solo 11 días de vuelo, miró hacia La Tierra y La Luna, que se encontraban ya a 11,6 millones de Kilómetros de distancia. Lo suficiente para captar a ambas en una sola y única toma, brillado en la oscuridad como dos hermosas joyas, una blanca y azulada, otra más apagada, de tonos grises y marrones. Llegarían otras de diversas viajeras interplanetarias, mejores y más nítidas, pero esta fue la primera, y es día el primero en que vimos nuestro mundo convertido en un planeta. Pequeño, delicado, hermoso...todas esas cosas que solo una visión desde la distancia y en perspectiva puede ofrecer.

13 años después, y ya desde 6000 millones de Kilómetros de distancia, la Voyager 1 miraría una última vez a la Tierra, ahora convertida en un pálido punto azul.

El inicio del viaje.

La primera foto de la Tierra y la Luna en el espacio cumple 41 años

martes, septiembre 18, 2018

Un lienzo de luz y oscuridad

Observando el cosmos a través de TESS

El nuevo cazador de mundos está ya plenamente operativo, y las primeras imágenes científicas, aquellas que con las cuales espera detectar miles de nuevos planetas en otras estrellas están ya fluyendo a la Tierra. Y su paso a la plena actividad es una buena oportunidad para comprender como exactamente realiza dicha tarea, ya que seguramente no pocos se habrán preguntado como observa el Universo, y como "caza" sus elusivas presas, apenas diminutas sombras que hacen fluctuar la luz estelar de forma igualmente tenue.

La primera imagen "científica", es decir ya como parte de la campaña de observación como tal, nos permite ver lo que los ojos de TESS ven, y comprender con ello como su incisiva mirada, extendida en amplias zonas de la Bóveda Celesta, realiza su trabajo: Monitorizar cientos de miles de estrellas durante un periodo de tiempo concreto, registrando cualquier variación en la luminosidad de alguna de ellas que delate la presencia de compañeros invisibles.

En su misión primeria pasará dos años monitoreando 26 sectores del firmamento durante 27 días cada uno, cubriendo el 85 por ciento del cielo."En un mar de estrellas rebosantes de nuevos mundos, TESS está proyectando una amplia red y cazará una gran cantidad de planetas prometedores para seguir estudiándolos", explica Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la NASA. "Esta primera imagen de ciencia muestra las capacidades de las cámaras, y nos muestra el increíble potencial de esta misión en nuestra búsqueda de otra Tierra".

Así es como mira TESS el Universo, como si fuera un experto analizando un cuadro, en este caso un lienzo lleno de luz y oscuridad, con millones de puntos de luz, buscando tenues "guiños", ínfimas fluctuaciones, que indiquen que también ahí se esconden nuevos mundos.

El TESS capturó esta franja de estrellas y galaxias en el cielo meridional durante un período de 30 minutos el martes 7 de agosto. Creada combinando la vista de las cuatro cámaras, esta es la primera que se usará para identificar planetas alrededor de otras estrellas. Se pueden observa las Nubes de Magallanesy un cúmulo globular llamado NGC 104, también conocido como 47 Tucanae. Las estrellas más brillantes de la imagen, Beta Gruis y R Doradus, saturaron una columna completa de pixeles del detector de cámara en la segunda y la cuarta cámara del satélite. Las líneas negras en la imagen representan el espacios que existe entre los diversos detectores.

Así se caza nuevos mundos. 

NASA’s TESS Shares First Science Image in Hunt to Find New Worlds

lunes, septiembre 17, 2018

Una última mirada a los mares del misterio

Así fue la última observación de Cassini en Titán.

El 11 de Septiembre de 2017, solo 4 días antes de que se precipitara en la atmósfera de Saturno, tuvo un último encuentro con su mayor y más misteriosa luna. Uno muy lejano si se compara con los anteriores, pero que tenía la evidente carga emocional que significaba ser la última vez que pudimos contemplar lo que se escondía bajo su capa de niebla, la última vez, al menos en un futuro previsible, en que sus lagos y mares se extendieron ante nuestros ojos.

Por ello esta panorámica, fruto de conjuntar diversas tomas por radar, tiene un carácter especial. Punga Mare (390 kilómetros) se ve justo por encima del centro del mosaico, con Ligeia Mare (500 kilómetros) debajo del centro y el vasto Kraken Mare que se extiende1.200 kilómetros a la izquierda del mosaico. Numerosos lagos más pequeños se pueden ver alrededor de los mares y esparcidos por el lado derecho. Entre los misterios en curso sobre Titán es cómo se forman dichos lagos. Existe un ciclo de metano muy similar al ciclo de evaporación del agua de la Tierra, formación de nubes, lluvia y ríos que llevan el líquido hasta los lagos y mares. Durante el verano austral Cassini observó actividad nubosa sobre el polo sur, sin embargo,al igual que observaciones anteriores tomadas durante la primavera y el verano del norte, esta última mirada reveló solo unas pocas nubes pequeñas.

"Esperábamos más simetría entre el verano del sur y el norte. De hecho, los modelos atmosféricos predijeron un Verano con nubes sobre las latitudes septentrionales hace varios años. Entonces, el hecho de que todavía no hubieran aparecido antes del final de la misión nos dice algo interesante sobre el ciclo del metano y el clima de Titán. Es un lugar fascinante que realmente nos provoca con algunos de sus misterios", explica Elizabeth Turtle, del Johns Hopkins Applied Physics Lab.

Incluso esta última mirada lejana, realizada desde 140.000 Kilómetros de distancia, nos recordó los numerosas enigmas que sigue escondiendo Titán, tan diferente y al mismo tiempo tan parecido a la Tierra. Una panorámica que nos transmite un evidente mensaje, el que por nada del mundo esta debe quedar como la última. Solo debe ser una pausa, por larga que sea, hasta la llegada de nuevos exploradores. 

Observando por última vez los mares y lagos de Titán. 

Mundos maravillosos a los que algún día deberemos regresar.

Cassini's Final View of Titan's Northern Lakes and Seas

domingo, septiembre 16, 2018

Post Vintage (284): La música del Universo

Detectadas las ondas gravitacionales predichas por Einstein.

El Cosmos vibra bajo los incesantes "golpes" de los fenómenos más energéticos conocidos, como es la fusión de dos agujeros negros. Como una piedra lanzada a un estanque, que provoca con su impacto una serie de ondas que se extienden por la superficie en todas direcciones, un acontecimiento suficientemente poderoso puede generar algo equivalente en el tejido espacio tiempo. Es una forma simple de explicarlo, en realidad de una simpleza casi insultante teniendo en cuenta sus implicaciones, pero quizás es la mejor manera de aproximar a todos la naturaleza del descubrimiento ahora anunciado. Se abre una nueva ventana para comprender el Universo, además de apoyar una de las predicciones de la teoría general de la relatividad, que hasta ahora se había resistido, generado inevitablemente dudas ahora disipadas.

¿Que son las ondas gravitacionales? Como se han detectado? Que hace que sea tan importante su descubrimiento? Vamos con una serie de preguntas y respuestas que ayudarán a dar un poco de luz sobre ellas. No de forma profunda, algo que queda para gente infinitamente más instruida en el tema, pero que nos ayudará a no quedarnos "en blanco" y con cara de no entender nada cuando oigamos hablar de ellas:

¿Que son? Se pueden describir como ondulaciones concéntricas que encogen y estiran el tejido mismo del espacio-tiempo mientras viajan a la velocidad de la luz, como si fueran olas que se expanden a partir de un punto de origen, suficientemente energético para provocar semejante desplazamiento.

¿Cual es el origen de las ahora detectadas? Conocidas con el nombre de GW15091, se cree que nacieron de la colisión y fusión de dos agujeros negros a 1300 millones de años luz, con unas masas estimadas respectivamente de 29 y 36 masas solares, y que en su cataclísmica fusión dieron nacimiento a un super agujero negro de 62 masas solares, emitiendo hasta el equivalente de 3 masas solares en forma de ondas gravitatorias.

¿Quién fue el primero en pensar en ellas? Albert Einstein, hace ahora un siglo. Son consecuencia de su teoría general de la relatividad, donde se plantea que el espacio-tiempo es curvo y que objetos de gran masa y aceleración pueden distorsionarlo y producir ondas gravitacionales.

¿Es la primera vez que se detectan? Aunque su existencia se deducía, en realidad seguía siendo una "asignatura pendiente" para los astrofísicos, y su aparente ausencia un puzzle si se aceptaba la Teoría de la Relatividad como esencialmente correcta. Hasta ahora no se habían podido detectar directamente, a pesar de que desde hace 50 años que diversos experimentos en todo el mundo trataron de conseguir sin éxito la ansiada detección. Al ser extremadamente tenues y producto de acontecimientos poco frecuentes se necesitaba una capacidad tecnológica solo recientemente alcanzada.

¿Solo los grandes cataclismos producen estas ondas espacio temporales? No, en teoría cualquier masa en movimiento las genera, pero la mayoría son tan débiles que no tienen ningún efecto medible.

Por qué son tan tenues? Cuando el tejido del espacio-tiempo sufre un "golpe" lo suficientemente intenso, vibra como un tambor, en forma de ondulaciones que se expanden en todas direcciones. Pero por ello mismo se dispersan con relativa facilidad, haciéndose cada vez más pequeñas hasta ser indetectables. Una distorsión que pueda tener varios Kilómetros en el momento de su nacimiento, puede llegar a la Tierra con una amplitud no mayor de un Protón, como es el caso ahora presentado. De ahí que sean tan esquivas.

¿Que consecuencias tienen esta detección? Además de reforzar aún más la relatividad de Einstein, ser capaces de captar dichas ondulaciones del tejido del espacio nos proporcionara información sobre los objetos que las producen, los eventos más violentos como las supernovas o las colisiones y fusiones de agujeros negros y estrellas de neutrones. En realidad es como si se hubiera abierto una nueva ventana al Universo. Si hasta ahora lo estudiábamos mediante las ondas electromagnéticas (luz visible, infrarrojo, radio, ultravioleta, rayos x, ect..), ahora entramos en una nueva etapa con el acceso a las ondas gravitacionales.

¿Quien es el responsable de la detección de GW15091? El observatorio LIGO (Interferometer Gravitational-Wave Observatory), formado por un sistema de dos detectores idénticos construidos en Hanford (estado de Washington) y Livingston (Luisiana). Al estar separadas por 3.000 km, esto les permite comparar y confirmar los datos sobre cualquier perturbación espacio-temporal provocada por estas ondas.

¿Como funciona? En cada detector, un haz de luz láser se divide en dos y se envía por túneles idénticos de vacío, de 4 km de longitud y dispuestos de forma perpendicular. Dentro hay unos interferómetros que hacen rebotar la luz láser entre espejos situados en los extremos de estos gigantescos tubos. Si una onda gravitacional pasa por ellos, extienden y comprimen la longitud de los brazos, ya que el mismo espacio la hace. La luz de uno de los haces viaja un poco más allá que la del otro en una pequeñísima fracción del ancho de un átomo, y esto se puede medir. De hecho, los dos brazos funcionan como reglas de luz dispuestas en ángulo recto.

¿No podría ser un error de los instrumentos o el método usado? En el anuncio siempre pesó la sombra de lo ocurrido con BICEP2 en 2014, cuando se anunciaron la detección de ondas gravitacionales primigenias, fruto de la misma expansión inicial del Universo, para después salir a la luz que este anuncio había sido prematuro, y que se habían cometido incompresibles fallos de método y descuidos (como no tener el cuenta el polvo que se acumula en el plano galáctico) que invalidaban los resultados. Pero hay motivos para confiar en que este triste hecho no se repetirá. En primer lugar, la diferencia temporal entre las observaciones hechas en cada detector fue consistente con el tiempo de viaje de la luz entre los dos detectores. 

Además, las señales de Hanford y Livingston encontraron un patrón similar, además de ser en ambos lo suficientemente potentes como para destacar del 'ruido de fondo'. Esto equivaldría a poder entender una conversación por encima del murmullo general en una sala grande y concurrida. Los datos se monitorizan a tiempo real, por lo que si existe un problema en uno de los detectores se descartan automáticamente los resultados, y se han realizado diversas pruebas independientes para confirmar la detección 

Durante toda nuestra existencia como especie inteligente hemos "visto" el Universo y nos hemos adentrado en el a través de su luz, del espectro electromagnético que nos llegaba desde todas direcciones. El 14 de septiembre de 2015 ,a las 11:51 (hora europea de verano), eso cambió para siempre. Fue el momento en que lo "escuchamos" por primera vez. Su "música", la sinfonía de la realidad misma, está ya con nosotros. Un nuevo tipo de astronomía acaba de nacer. 

El sonido del Universo, fruto del choque de dos colosos que hizo resonar el mismo tejido del espacio-tiempo, presentado por la argentina Gaby Gonzalez, doctora en física que ejerce de portavoz para el LIGO desde 2011.

El momento en que las ondas gravitacionales alcanzaron los dos detectores de LIGO. Separados por 3000 Kilómetros, pudieron confirmar la distorsión del espacio al detectarlo en momentos temporales diferentes, el instante, ínfimo pero medible para ellos, que tardaron estas olas en ir de uno a otro.

Concepto básico de las ondas gravitacionales: Cualquier objeto masivo distorsiona el espacio tiempo, lo que nosotros percibimos como "gravedad", y si se mueve a grandes velocidades, generan ondulaciones que se expanden en todas direcciones, como una piedra tirada en un estanque.

Estas ondas expanden y comprimen el espacio, haciendo que la distancia entre dos puntos pueda variar de forma sutil. Es el sistema que utiliza LIGO y otros observatorios.

Pero incluso con la tecnología más avanzada, detectarlas no es sencillo. En el caso de LIGO, son sus túneles de 4 Kilómetros de longitud, detectarlas equivale a determinar si un túnel o palo de 1.000.000.000.000.000.000.000 metros se ha encogido o extendido 5mm. Por otra parte, es difícil separar el efecto de las ondas del efecto que pueden causar otras fuerzas a nivel local. Por ello la existencia de 2 detectores independientes, separados por 3.000 Kilómetros, es vital en su tarea de validad tales ondas.

Y los gigantes chocaron y el Universo se estremeció.

Las ondas gravitacionales explicadas para principiantes 

Gravitational Waves Detected 100 Years After Einstein's Prediction

viernes, septiembre 14, 2018

El legado de Dawn

Analizando todo lo logrado por esta sonda.

Entre algún momento entre hoy y mediados de Octubre sus reservas de combustible afrontarán su último suspiro, su agotamiento total y definitivo. Cuando eso ocurra ya no podrá mantenerse correctamente orientado para comunicarse con la Tierra, y su misión de 11 años habrá llegado a su final. Un momento triste, pero al mismo tiempo digno de celebrarse, ya que en realidad no es el final, sino la culminación de un éxito sin paliativos."Aunque será triste despedirle de nuestra familia de exploradores, estamos muy orgullosos de sus logros", explica Lori Glaze, directora en funciones de la División de Ciencias Planetarias en la sede de la NASA en Washington."No solo desveló secretos científicos de Vesta y Ceres, sino fue la primera sonda en visitar y orbitar cuerpos planetarios diferente durante su misión. Los logros científicos y de ingeniería de Dawn se harán eco a lo largo de la historia".

Su legado es inmenso, pero que podemos sintetizar en cuatro puntos:

- Hazaña tecnológica: Su éxito en entrar en órbita alrededor de Vesta, salir de ella, dirigirse hasta Ceres y entrar de nuevo en órbita, fue posible gracias a la propulsión iónica, un sistema de propulsión tremendamente eficiente, familiar los entusiastas del espacio. Dawn superó los límites de las capacidades y la resistencia de este sistema, mostrando lo útil que podría ser para futuras misiones que apunten también a la visita de múltiples destinos.

- Ventana al pasado: Los científicos obtuvieron una nueva percepción de las primeras etapas del  Sistema Solar, cumpliendo el objetivo de Dawn. Y es que su nombre, "amanecer", no es casual, ya que eso es precisamente lo que se buscaba, aprender más sobre el amanecer de nuestro hogar.

Se escogió a Ceres y Vesta porque son como cápsulas de tiempo, sobrevivientes intactos de la parte más temprana de nuestra historia."Ambos han contado su historia de cómo y dónde se formaron y cómo evolucionaron: Una ardiente historia magmática que condujo a la rocosa Vesta y a una historia más fría y rica en agua que dio como resultado el antiguo mundo oceánico Ceres. Estos tesoros de información continuarán ayudándonos a comprender otros cuerpos en el Sistema Solar en el futuro".

- Espectacular Ceres: Había tanto que los científicos no conocían sobre este planeta enano que no se sabía exactamente que se podrían encontrar. Algunos imaginaba una superficie lisa y joven, una enorme bola blanca con una costra congelada. En cambio, encontraron un planeta enano claramente influenciado por la química de su antiguo océano."Lo que encontramos fue completamente alucinante. La historia de Ceres se extendió por toda su superficie", explica Carol Raymond, del JPL

Algunos de los deslumbrantes puntos brillantes resultaron ser depósitos salados, compuestos principalmente de carbonato de sodio que llegó a la superficie en forma de salmueras fangosas desde dentro o debajo de la corteza. Los hallazgos refuerzan la idea de que los planetas enanos, no solo las lunas heladas como Encélado y Europa, podrían haber albergado océanos, y aún podrían hacerlo. Los datos sugieren que todavía puede haber líquido bajo la superficie de Ceres y que algunas regiones fueron geológicamente activas hace relativamente poco tiempo

Una de las mayores revelaciones se encuentra en la región del cráter Ernutet. Se encontraron moléculas orgánicas en abundancia, aunque los datos logrados por Dawn no pueden determinar si los compuestos orgánicos de Ceres se formaron mediante procesos biológicos."Hay una evidencia creciente de que los orgánicos en Ernutet vinieron del interior de Ceres, en cuyo caso podrían haber existido durante algún tiempo en el océano interior temprano", resume Julie Castillo-Rogez, científica del proyecto Dawn e investigadora principal adjunta del JPL.

- Vibrante Vesta: Dawn encontró aquí a un testigo de 4.500 millones de años de edad que podría interrogar. Se mapeo los cráteres y reveló que su hemisferio norte había experimentado impactos más grandes de lo esperado, lo que sugiere que había más objetos grandes en el cinturón de asteroides al principio de lo que los científicos pensaban. Vesta también tuvo otras sorpresas. Aunque técnicamente se clasifica como un asteroide, su rico y variado terreno terreno, así como señales de procesos geológicos similares a los planeta, señalan que también ellos pueden ser mundo complejos.

Ahora, cerca del final, sigue recopilando imágenes de alta resolución, espectros de rayos gamma y neutrones, espectros infrarrojos y datos de gravedad, llegando a solo 35 kilómetros de su superficie, reuniendo datos valiosos hasta que se agote la última gota de hidrazina que alimenta los propulsores que controlan ahora mismo su orientación, dado que las ruedas de reacción, que permitían maniobrar sin necesidad de esos primeros, fueron fallando una detrás de otra a lo largo de los años. Eso la hizo dependiente por completo de ellos, y por tanto a gastar más rápidamente sus menguantes reservas. Aún así, sin dichas ruedas, esto habría ocurrido hace años, por lo que pese a todo cumplieron su cometido con éxito.

Cuando todo termine y se corten las comunicaciones, Dawn permanecerá "aparcada" en su órbita actual por tiempo indefinido. No se estrellará en la superficie, ya que, dando el alto interés que tiene Ceres para los científicos que estudian la química que conduce al desarrollo de la vida, la NASA sigue con ella estrictos protocolos de protección planetaria, evitando en lo posible cualquier contaminación, y puesto que este pequeño mundo no tiene atmósfera, no se puede hacer como Cassini. La opción elegida fue dejarla ahí, asegurando que quedará en una órbita estable. Quizás, en un futuro distante, si exploradores humanos llegarán a poner sus pies en la superficie, al mirar hacia arriba aún podrán ver una diminuta estrella surcando su oscuro firmamento.

Visitando a los testigos del amanecer de los tiempos. Explorando Ceres y Vesta. 

Legacy of NASA's Dawn, Near the End of its Mission

jueves, septiembre 13, 2018

Una esperanza de 45 días

La última opción para Opportunity.

La tormenta se desvanecen, la luz retorna a la superficie marciana, pero el silencio permanece. Y con ellas las esperanzas decrecen en igual medida. Todos queremos que regrese de nuevo, pero lo cierto es que los recursos y el tiempo son demasiado valiosos para la NASA, cuyas redes de seguimiento ofrecen cobertura tanto a su amplia flota de sondas interplanetarias como a las de otros países, como Japón y India. Por ello fue necesario marcar un punto de no retorno, una fecha a partir de la cual se pusiera punto final a los esfuerzos de recuperación, y eso es lo que hizo la agencia espacial norteamericana: 45 días terrestres, unas 6 semanas a partir de hoy.

Durante este periodo de  tiempo, y unas 3 veces por semana, se enviarán comandos a Opportunity, para obligarlo, de estar aún operativo, a crear y enviar una señal a una frecuencia específica si es capaz de desperat y no está fatalmente dañado por estos meses de sueño sin fin. Todo ello basado en la esperanza de que el rover esté ahora mismo vivo y acumulando energía en sus baterías, siguiendo las instrucciones que tiene en su memoria. Si después de 45 días no hay respuesta los esfuerzos activos cesarán por completo, y las antenas de la DSN se limitará a una escucha pasiva hasta Enero. Y entonces, si sigue el silencio, se le dará por muerto definitivamente.

No todos están conformes con este plan. Algunos científicos afiliados a la misión expresaron su preocupación de que vincular este período de escucha activa a la opacidad atmosférica iniciaría la cuenta atrás para Opportunity demasiado pronto. Y es que si bien los cielos se están limpiando a pasos agigantados, eso significa que el polvo se está depositando sobre la superficie, o lo que es lo mismo, sobre los panales solares del rover, lo que podría retrasar el momento en que pudiera tener suficiente energía para despertar. lOS "diablos de polvo", remolinos en la tenue atmósfera marciana, los han limpiado en más de una ocasión, siendo claves para explicar su larga vida. Pero la temporada en que estos aparecen comienza en Noviembre, por lo que el plazo de 45 días podría quedarse corto.

Sin embargo hay una realidad evidente, y es que pese a todo el cariño y aprecio que se le tiene, para la NASA y su programa de exploración interplanetaria Opportunity ya cumplió con creces y debería haber acabado hace años, pero su negativa a morir la obliga a invertir unos millones de dólares anuales en cobertura que seguramente preferirían redirigir a otras misiones más actuales. En definitiva, se encuentra en una disyuntiva clara: Por un lado no lo importaría ponerle un punto final, considerando que ya llevaba activo 14 años y con todos los objetivos cubiertos, y por otra se da cuenta de que es es ya una auténtica leyenda a muchos niveles, y nadie en la agencia seguramente quiere cargar con el terrible peso mediático de matar una leyenda. La solución, aprovechando esta letal tormenta marciana, es dar un plazo razonable para recuperarlo y una vez superado, fin.

Un razonamiento de lógica fría, aunque comprensible si se mira en su conjunto. Pero tanto para su equipo, que creen que aún puede dar más de sí, y para los que lo vemos desde fuera, para los cuales forma parte ya de una importante parte de sus vidas, nuestras esperanzas estás puestas en estos 45 días. Porque la esperanza, como se suele decir, es lo último que debe perderse.

Nunca rendirse, nunca perder la esperanza. A tu lado hasta el fin.  

NASA Starts 45-Day Clock to Contact Mars Rover Opportunity as Dust Storm Wanes