Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

domingo, diciembre 07, 2014

Allí donde nuestro corazón nos lleve

New Horizons despierta de la hibernación y se prepara para el cada vez más cercano encuentro con Plutón.

No era una operación extraordinaria, ya que la puso anteriormente en práctica en bastantes ocasiones desde su lanzamiento, a principios de 2006, en una rutina pensada para preservar al máximo los sistemas y reducir los gastos económicos que implica tener que controlar a una sonda en pleno rendimiento, en especial cuando, y eso no hay nunca que olvidarlo, se trata de una misión de presupuesto limitado. Pero en esta ocasión era especial, ya que se trataba de la última antes de llegar a su gran objetivo.

Como en las ocasiones anteriores New Horizons había permanecido durante meses en hibernación, tiempo durante el cual buena parte de los sistemas estuvieron apagados. Solo el ordenador de abordo permanecía vigilante, supervisando el estado general y emitiendo una señal de baliza semanalmente para dejar constancia que aún seguía ahí. También tenía en su memoria los comandos enviados desde nuestro planeta previamente a su entrada en este largo sueño, en los que se le indicaba el momento en que, cuando así lo señalara el reloj interno de la sonda, debía activar todos los sistemas, proceso que se completaría en unos 90 minutos, y avisar posteriormente a La Tierra.

Y así ocurrió nuevamente. A las 02:52 GMT de este 7 de Diciembre el equipo de misión confirmaba la llegada de la señal que indicaba que la New Horizons estaba de nuevo despierta. En realidad había ocurrido hacia horas, pero a la distancia a la que se encuentra ahora mismo las comunicaciones tardan 4 horas y 26 minutos en cruzar el abismo que la separa ya de nuestro planeta."Técnicamente, esto era rutina, ya que el despertar era un procedimiento que nos habíamos afrontado anteriormente muchas veces", explicó Glen Fountain, director del proyecto."Simbólicamente, sin embargo, esto es realmente importante. Significa el inicio de nuestras operaciones previas al encuentro".

Ya no habrá descanso para New Horizons a partir de ahora. Las próximas semanas toda la actividad se centrará en comprobar todos los sistemas e instrumental de la sonda, y a principios de 2015 se iniciará oficialmente la fase final de aproximación a Plutón, que a mediados de Mayo debería ofrecer ya imágenes superiores a las obtenidas por el Hubble. Después todo irá cada vez más rápido, hasta llega al punto culminante el 14 de Julio, cuando sobrevuele tanto este pequeño mundo como Caronte, al que seguirá una lenta fase de alejamiento que se espera sea igualmente productiva.

Tanta carga simbólica tenía este último despertar que en el centro de operaciones, una vez confirmado, se emitió una versión de la canción "Where My Heart Will Take Me" , realizada por el cantante inglés Russell Watson especialmente para la ocasión, y que incluía un saludo para la sonda del propio autor. Sin duda pocos títulos podrían encajar mejor con lo que significa para muchos esta misión. Los corazones de todos ellos, así como los nuestros, están viajando junto con la New Horizons. Llegó la hora, pequeña sonda, de que los hagas latir más fuerte que nunca.

El equipo de tierra de la New Horizons monitorizando el despertar de New Horizons.

La señal de que la sonda estaba de nuevo despierta llegó a las antenas de la DSN en Camberra.

Las puertas de Plutón se están abriendo. Llega el esperado momento en que finalmente las cruzaremos para adentrarnos en un nuevo mundo.

Allí donde nuestro corazón nos lleve. Hasta Plutón y más allá. 

On Pluto’s Doorstep, NASA’s New Horizons Spacecraft Awakens for Encounter

No hay comentarios: