Ultimas imágenes de Curiosity

Un posible meteorito. Sol 2232
Atardecer. Sol 2233

martes, agosto 29, 2017

Un cielo en movimiento

Curiosity nos lleva por un viaje entre las nubes de Marte.

No es una imagen que solamos relacionar con el planeta rojo y su extremadamente tenue atmósfera, ya que ante lo que parece un desierto helado y estéril solemos asumir por ello, como suele ocurrir en los desiertos terrestres, un cielo despejado, completamente vacío, solo alterado por las ocasionales tormentas de polvo que los fuertes vientos generados en las épocas más cálidas del año desatan cada cierto tiempo. Pero la realidad es mucho más compleja, y los exploradores que actualmente trabajan en la superficie, Opportunity y Curiosity, en no pocas ocasiones las ven cruzado velozmente sobre ellas. Finas, tenues, siendo necesario aumentar la resolución de las imágenes para desvelar su presencia, pero ahí están, recordando porque pese a todo es el mundo más parecido a la Tierra que conocemos.

En esta ocasión es Curiosity quién nos lleva de nuevo por un hermoso viaje por las nubes de Marte, captadas por su Navcam, y que forman parte de una nueva temporada donde estas hacen acto de presencia, y que tiene su origen en la órbita marciana, mucho más elíptica que la terrestres, y donde los cambios de distancia con el Sol, por tanto, tiene un efecto mucho más directo en el clima que en nuestro caso. En años anteriores marcianos, cinturones de nubes han aparecido cerca del ecuador coincidiendo con el paso por el Afelio, algo que ahora se repite, aunque en esta ocasión están apareciendo relativamente pronto, dos meses antes de llegar a este punto.

"Es probable que las nubes estén compuestas de cristales de hielo de agua, que se condensan alrededor de  granos de polvo en suspensión en las partes más frías de la atmósfera", explica John Moores, miembro del equipo científico de Curiosity, de la Universidad de York en Toronto, Canadá. "Estas formas se crean cuando los cristales caen y se evaporan en los patrones conocidos como "rayas de caída" o "colas de yegua". Mientras que el rover no tiene una manera de determinar a que altura se encuentra, en La Tierra tales nubes se forman en altitudes altas".

Un mundo hostil, un lugar ahora árido y helado, pero donde allí donde miremos, encontramos elementos que nos resultan familiares. Quizás ecos lejanos de tiempos mejores, más acogedores, más terrestres. Los mismos que una y otra vez no dejan de atraernos hacia ahora sus rojas llanuras.


Secuencia forma a partir de 8 imágenes tomadas en un lapso de cuatro minutos a primera hora de la mañana del 1.758 día marciano de la misión, (17 de julio de 2017), apuntando hacia el horizonte Sur. Han sido procesados para hacer hincapié en los cambios debido al movimiento de las nubes, así como los  cambios en la iluminación.

Las tenues nubes de Marte, tal cual las observó Curiosity, y cuya aparición está ligada a la aproximación del planeta a su punto más alejado del Sol. 

Watch Martian Clouds Scoot, Thanks to NASA's Curiosity

No hay comentarios: