Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

viernes, julio 08, 2016

Planetas al límite de lo imposible

HD 131399Ab, el mundo que desafía toda explicación.

Desde hace varias décadas hemos abierto la ventana a los infinitos planetas que parecen poblar nuestra galaxia. Comenzamos el camino mirando hacia dentro, hacia nuestro propio Sistema Solar, el único que conocíamos y creímos que era el modelo básico que todos los posibles sistemas planetarios en otras estrellas. Cuan equivocados estábamos. Hoy día sabemos que cualquier cosa parece posible. Marcamos límites, lo que la lógica de lo que sabemos dice que es imposible, y el Universo la rebasa una y otra vez. Una tendencia que lejos de detenerse no hace más que acentuarse año a año.

HD 131399Ab es el más reciente ejemplo de esta realidad desafiante. No se parece a ningún otro mundo conocido, ya que no solo se mueve en un sistema de tres soles, sino que orbita alrededor de la más brillante con la órbita más amplia descubierta hasta ahora dentro de un sistema estelar múltiple. Se las considera inestables debido a la compleja y cambiante atracción gravitatoria de las otras dos estrellas del sistema, y por ello se pensaba que la existencia de planetas en órbitas estables era muy poco probable. Hasta ahora.

Observado de forma directa por el instrumento SPHERE del VLT (Very Large Telescope) de laESO, en Chile, y con una edad estimada de 16 millones de años de edad ( es decir, muy, muy joven), su situación en un sistema triple y su amplia órbita dota a sus cielos de un espectáculo celeste inigualable: "Aproximadamente durante la mitad de la órbita del planeta, que dura 550 años terrestres, pueden verse tres estrellas en el cielo; las dos más débiles están siempre mucho más cerca la una de la otra y cambian su aparente separación con respecto de la estrella más brillante a lo largo del año", explica Kevin Wagner, primer autor del artículo y descubridor de HD 131399Ab.

¿Estamos ante una órbita realmente estable? Aunque serán necesarias más observaciones a largo plazo para determinar con precisión la trayectoria, lo cierto es que este planeta parece moverse por el borde del abismo."Si estuviera más lejos de la estrella más masiva del sistema, sería expulsado del sistema", explica Daniel Apai, de la Universidad de Arizona, uno de los coautores de esta estudio. "Nuestras simulaciones por ordenador han demostrado que este tipo de órbita puede ser estable, pero si cambias algo del entorno, aunque sea solo un poco, pueden convertirse en inestables muy rápidamente".

El descubrimiento de mundos en sistemas múltiples es de especial importancia, ya que la mayoría de las estrellas suelen agruparse de esta forma. El Sol, como estrella solitaria, es en realidad más una excepción que la regla general entre la población galáctica. Por ello que puedan existir en ellos, y en este caso de forma aparentemente estable, aumenta exponencialmente los escenarios donde podemos encontrarlos. "No está claro cómo este planeta terminó teniendo esa órbita amplia en este sistema extremo, y no podemos decir todavía lo que esto implica para una comprensión más amplia de los tipos de sistemas planetarios, pero muestra que hay que más variedad de la que se ha considerado posible hasta ahora", concluye Wagner. "Lo que sí sabemos es que, aunque los planetas en sistemas múltiples estelares se han estudiado mucho menos, son potencialmente tan numerosos como los planetas en sistemas de estrellas individuales".

El Universo nos sigue desafiando una y otra vez. Cuando creemos que estamos por fin alcanzado el límite de lo posible, este se aleja nuevamente de nosotros con cada descubrimiento. Cuando más sabemos, más nos sorprendemos. Es frustrante, pero al mismo tiempo maravilloso.
 
Una imagen vale más que mil palabras. Representación de este extraño sistema planetario, con HD 131399Ab girando alrededor de la mayor de las 3 estrellas, 80% más masiva que el Sol, con un periodo orbital de 580 años. Las otras dos giran una alrededor de la otra al mismo tiempo que giran alrededor del centro de gravedad común.
 
El sistema estelar HD 131399 en movimiento. No se creía posible que un mundo pudiera tener una órbita estable por la complejidad de las mareas gravitatorias, pero este descubrimiento muestra lo contrario.

HD 131399Ab visto directamente por el instrumento SHPERE. Es uno de los pocos de los que actualmente se tiene una imagen directa.

Un sorprendente planeta con tres soles