Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

lunes, julio 18, 2016

Los sonidos de Marte

El futuro nuevo rover de la NASA incorporará micrófonos.

¿Como oiríamos el viento recorriendo las amplias llanuras? Que sonidos acompañan a la llegada de una gran tormenta de polvo o el paso de un Dust Devil? Se llena el atardecer de ruidos cuando las temperaturas de desploman súbitamente y las rocas crujen ante el súbito cambio término, tal como pasa en los desiertos terrestres? Como se escucha el paso de las ruedas de un vehículo sobre la superficie? Pueden parecer preguntas triviales, pero su respuesta puede esconder más información de lo que podemos pensar, dándole a las imágenes una profundidad extra, y con ello ser capaces de entender mejor muchos aspectos del planeta, especialmente de su meteorología. Sin contar con la fascinación que generarían en muchos de nosotros.

"Incluso si sólo unos pocos minutos de sonidos marcianos se registraron a partir de este primer experimento, el interés público será alta y la oportunidad para la exploración científica verdadera", escribía en 1996 el siempre añorado Carl Sagan, poco antes de su muerte, en referencia a la instalación de micrófonos en la Mars Polar Lander, un sueño que terminó convirtiéndose en una pesadilla cuando este sonda fracasó en su aterrizaje y se perdió en 1999. Desde entonces Marte permanece en silencio. Han llegado imágenes maravillosas, secuencias igualmente memorables, pero les falta algo. Podemos imaginarlo de forma aproximada, sabiendo como sabemos la densidad y composición de la atmósfera marciana. Pero la realidad nunca puede ser recreada del todo. Hay que estar ahí para captarla en su totalidad.

Y ese es uno de los objetivos que se intentará alcanzar con el futuro rover 2020 de la NASA, que está ahora dando sus primeros pasos para ser una realidad, y del cual vamos conociendo más detalles. Uno de ellos, que tendrá "oídos" con el que escuchar el entorno. Después del fracaso de la Mars Polar Lander, y que no se llegará a actividad el que portaba la Mars Phoenix para registrar el descenso, por la preocupación de que pudiera generar problemas eléctricos, a la tercera quizás sea a la vencida.

Uno de ellos formará parte equipo diseñado para registrar el viaje a través de la atmósfera y descenso hasta la superficie. Así lo hizo Curiosity, pero esta vez, además de verlo también escucharemos el sonido que este generará en su travesía. El otro, con miras más científicas, formará parte de la SuperCam, heredera de la ChemCam de Curiosity, y estará provisto con el LIBS (Laser Induced Breakdown Spectroscopy), que le permitirá vaporizar muestras de roca a distancia para analizar su composición a partir de su espectro de luz. El micrófono ofrecerá a sus investigadores una profundidad extra que permita mejorar los resultados científicos. Por ejemplo, mediante el análisis del sonido, se podrá tener una idea más exacta de la masa de material vaporizado.

Pero también otros de interés científico y general, como el viento o el de las ruedas al avanzar. "Esta será una gran oportunidad para el público de escuchar los sonidos de Marte por primera vez, y también podría proporcionar información técnica útil", explica Matt Wallace, del JPL.Y prometen ser diferentes a lo que estamos acostumbrados, ya que con una densidad atmosférica tan baja, sería como hablar a 30 Kilómetros de altura en la Tierra. El sonido no viaja muy lejos y en una frecuencia muy baja. El resultado puede ser ciertamente curioso. Y en unos años, si todo funciona correctamente, ya no tendremos que imaginarlo. Será una realidad que convertirá a Marte en un lugar aún más cercano y familiar.

¿Como se escucharía una voz humana en Marte? El Dr. Bruce Betts, de The Planetary Society nos ofrece una idea aproximada de ello.

5 curiosidades tecnológicas que llevará este nuevo rover. Entre ellos los micrófonos para escuchar el entorno marciano, pero también nuevas ruedas, un recolector de muestras para dejarlas encapsuladas, capacidad de extraer oxigeno del aire de cara a la futura exploración humana del planeta y un nuevo sistema de aterrizaje, parecido al de Curiosity pero con capacidad de corregir su rumbo en caso necesario. 

Listen Up! Microphones to Fly to Mars