Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

sábado, abril 16, 2016

La primera luz de ExoMars

Activados todos los sistemas de la sonda y toma de sus primeras fotografías

El lanzamiento del 14 de Marzo, con todas sus tensas horas de espera hasta confirmarse que las maniobras había tenido éxito y se encontraba de camino a Marte, queda definitivamente atrás. Pero para el equipo de misión ese día marcó solo inicio. Después de haber presenciado de forma pasiva el despegue de ExoMars, en que todo dependía de que los técnicos rusos hubiera hecho bien su parte del trabajo, llegó la hora de ponerse manos a la obra y dejarla lista para el futuro.

Así lleva siendo desde pocas horas después de que, con un tercer y último encendido del módulo impulsor Breeze-M, rompiera su lazo gravitatorio con la Tierra. Como una persona recién despertada de un largo sueño, también ExoMars debía ser "despertada" paso a paso, desplegando sus paneles solares, activando todos sus sistemas y poniendo a prueba, uno a uno, sus instrumentos científicos, la razón última de su existencia. Un proceso lento y laborioso, aunque sin lugar a dudas bienvenido por todos, ya que eso significa que todo sigue el camino previsto. Y que está ya prácticamente completo, tal como explica Peter Schmitz, del departamento de Operaciones Espaciales de la ESA.

"Todos los sistemas han sido activados y desprotegidos, incluyendo energía, comunicaciones, rastreador de estrellas, guiado y navegación, toda la carga científica y el módulo Schiaparelli, mientras que el equipo de control de vuelo se está ya habituando manejar esta nueva y sofisticada nave espacial".

Dentro de ese lento despertar, el 7 de abril se activó por primera vez cámara de alta resolución (CaSSIS: Colour and Stereo Surface Imaging System) por lo que la ExoMars pudo tomar y enviar sus primeras imágenes, que muestran una parte seleccionada al azar de la Firmamento cerca del Polo Sur celeste. Los resultados muestran que tanto la cámara como su mecanismo de rotación, que le permite cambiar el punto de observación, están funcionando correctamente."Esta primera activación fue bastante bien y hasta ahora las cosas se ven bien", explica Nicolas Thomas, de la Universidad de Berna en Suiza, y el investigador principal de este instrumento."A pesar de que no fue diseñada para mirar las débiles estrellas, estas primeras imágenes son muy tranquilizadoras. Todo apunta a que seremos capaces de obtener buenos datos a Marte". 

Una vez en órbita marciana, estudiará características de la superficie, especialmente aquellas que pueden estar relacionados con fuentes de gas, tales como volcanes. También buscará lugares propicios para el aterrizaje del futuro rover ExoMars, la segunda parte de este ambicioso proyecto.

Nada de todo esto se sale de la línea prevista, dado que son los pasos habituales y necesarios para poner a una sonda recién despertada al 100% y comprobar que está lista para lo que le espera. La primera luz de ExoMars es, por encima de todo, la confirmación de que sigue su camino sin sorpresas ni sobresaltos. Forma parte de la rutina propia de una misión espacial, y aunque esto suene aburrido, no lo es en absoluto: Poco hay menos bienvenido para cualquier implicado en un proyecto de este tipo que las sorpresas durante el camino. Que estas queden reservadas para el propio Marte.
 
La primera luz de ExoMars. Esta imagen se compone de dos fotogramas, en positivo y negativo, tomados en direcciones ligeramente diferentes mediante el uso de mecanismo de rotación de la cámara. Este cambio de orientación se muestra en el desplazamiento de las estrellas aquí visibles. Aunque no diseñada para observarlas, ya que el objetivo es la superficie de Marte, que pudiera captarlas con tanta claridad es una buena señal de lo que podrá ofrecer una vez llegue a destino.

CaSSIS (Colour and Stereo Surface Imaging System), los ojos de ExoMars.
  
Otro de los momentos claves vividos los últimos días: El despliegue de la gran antena de 2.2 metros de ExoMars, que permitirá unas comunicaciones fluidas y de gran capacidad.

First light for ExoMars