Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

domingo, enero 17, 2016

Post Vintage (168): El asteroide que quería ser cometa

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) y el Instituto de Astrofísica de Canarias estudian uno de los conocidos como asteroides "activados", el eslabón perdido entre estos y los cometas.

P/2012 T1 (PANSTARRS)1 esta clasificado como cometa, actúa como tal, pero su Coma y cola están compuesta principalmente de polvo, con pocas cantidades de agua, y sigue una órbita que le sitúa de forma permanente entre Júpiter y Marte, o lo que es lo mismo dentro del Cinturón de Asteroides, del que podría formar parte integrante. Es lo se conoce como un MBC (Main-Belt Comets) y forma parte del exclusivo club de los llamados asteroides "activados", compuesto hoy día por solo 10 miembros

A finales de los años 90 del siglo pasado se descubrió el primer de ellos, un asteroide que mostraba una amplia cola de polvo, como si quisiera ser un cometa, y que recibió el nombre de 133P/Elst-Pizarro, y al que le seguirían otros 9. Un pequeño grupo que a su vez se divide en 2, como explica Fernando Moreno (investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía), "los asteroides activados por eventos impulsivos, como pueden ser una colisión con otro asteroide o una ruptura rotacional, y los llamados Main-Belt Comets (MBCs), cuya actividad parece estar ligada a sublimación de volátiles, como en el caso de los cometas: de ahí su nombre".

Y estos últimos resultan un campo de estudio en extremo interesante, ya que los MBC se consideran el "eslabón perdido" entre los asteroides y los cometas, a medio camino entre la naturaleza rocosa de estos primeros y la helada de estos segundos. No solo eso, sino que podrían haber tenido un papel clave en la evolución de La Tierra, al contribuir a la presencia en ella de grandes cantidades de agua, aunque está aún no se ha detectado en grandes cantidades, motivo extra para seguir investigándolos con todos los medios disponibles.

Esto es precisamente lo que han estado haciendo un grupo de investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) y el Instituto de Astrofísica de Canarias, que a lo largo de un periodo que se extendió entre Noviembre de 2012 hasta Febrero de 2013 y mediante los telescopios CANARIAS (GTC) y William Herschel (WHT), situados en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma, tomaron imágenes de P/2012 T1 (PANSTARRS)1 para estudiar su actividad a lo largo del tiempo.

Esta campaña de observación mostró que P/2012 T1, cuya órbita lo sitúa siempre en pleno Cinturón de Asteroides junto a cuerpos como Ceres y Vesta, experimentó una fase de actividad sostenida durante un periodo de entre 4 y 6 meses, probablemente debida a la sublimación de hielos de agua. Estaríamos por ello ante una actividad estacional, es decir, el objeto solo se activaría cuando la zona de la superficie que contiene el agua resulta iluminada por el Sol. Otro detalle curioso es que cuando este cometa se encuentra cerca del Perihelio el eje de rotación está orientado hacia el Sol, en una configuración similar a la de otros MBC como P/2011 R2 (La Sagra) y que se considera que no es casual.

Aunque se lo considera un cometa, P/2012 T1 (PANSTARRS)1 se encuentra situado dentro del cúmulo de asteroides conocidos como Lixiaohua, que se cree fue originado por la ruptura de un cuerpo mayor hace unos 155 millones de años, y no se sabe si tiene un origen común con ellos o si bien su posición es pura coincidencia, lo que no deja de hacer aún más evidente que nos encontramos ante un cuerpo celeste que parece flotar entre ambos mundos, entre el reino de los cometas y el de los asteroides, como parte de todos ellos y de ninguno al mismo tiempo. Es la curiosa historia de los asteroides que quieren ser cometas... o quizás justamente lo opuesto.
 
Imágenes del cometa P/2012 T1. La (a) ha sido obtenida con el instrumento PFIP (instalado en el telescopio William Herschel) y las (b-e) con el instrumento OSIRIS (en el Gran Telescopio Canarias).

Las imágenes del descubrimiento de P/2012 T1 por parte del PAN-STARRS survey así como observaciones posteriores por parte de H21-ARI y el Observatorio Lulin para confirmarlo.

La órbita de P/2012 T1, situada siempre entre Júpiter y Marte.

Los telescopios CANARIAS (GTC) y William Herschel (WHT), situados en el Observatorio del Roque de los Muchachos. 

El asteroide que quería ser cometa
New Comet P/2012 T1 (PANSTARRS)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Tokaidin, gracias por el artículo. Quisiera hacerte un par consultas sobre el tema de los asteroides, conoces si hay información reciente sobre el (99942) Apofis? y otra, se ha hablado mucho sobre los efectos que pueden darse la Tierra si asteroides o cometas de diferentes tamaños nos impactan, pero no he encontrado info en relación a si el impacto de una roca mediana o grande ocurre en la luna, habría una nuve de escombros que alcanzarían nuestro planeta o será que nos convertiriamos en otro planeta con anillos, saves algo de eso? Muchas gracias!!

Tokaidin dijo...

Sobre (99942) Apofis no hay mucho más, aparte de que los cálculos de trayectoria cada vez más precisos descartan cualquier posibilidad de colisión en ninguno de los dos encuentros previstos en 2029 y 2036, quedando no mucho más cerca de la órbita geoestacionaria. lo que sin duda es muy cerca. Muchísimo. Pero no al punto de colisión

Sobre lo segundo...un impacto en la Luna de gran magnitud generaría una nube de fragmentos, parte caería de nuevo en la superficie, y el resto posiblemente se expandiría siguiendo la órbita lunar, formando un anillo de restos. En todo caso buscaré información sobre el tema.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tus respuestas, excelente blog.