En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Cruzando campos de pequeñas dunas. Sol 683
Observando una de las ruedas. Sol 692
Un gran metorito de Hierro encontrado en Sol 640.

jueves, febrero 21, 2013

Un Marte gris claro

El material extraido de la primera perforación realizada por Curiosity, listo para ser entregado a SAM y CheMin para su análisis.

Las cosas siguen su lento camino en Marte, y días después de que se completara la primera perforación completa del suelo marciano el material extraido se acumula en la pala de muestras del brazo robótico a la espera de sus últimos pasos antes de que se inicie su análisis en profundidad...uno del que se tienen grandes espectativas por algo que podemos ver a simple vista: Su color es completamente diferente del que forma la superficie de la misma formación rocosa del que fue extraido, lo que indica que estamos ante muestras que han estado aislado del duro ambiente exterior, protegidas como una cápsula del tiempo desde los días en que el agua circuló por esta zona y la alteró a todos los niveles.

Aunque el objetivo final son las laderas de Aeolis Mons, lo cierto es que Yellowknife Bay, que inicialmente se veía como una zona de paso donde poner a prueba el instrumental, esta despertado cada vez más interés a medida que se estudia, y el color gris del material extraido ahora parece reforzar la sensación de que Curiosity podría permanecer bastante tiempo en la zona, perforando, extraiendo, analizando y, en definitiva, haciendo precisamente aquello para lo que fue enviado en un lugar que parece reunir todo lo que se buscaba.

Lo cierto es que todo el proceso parece estar ocurriendo muy lentamente (la entrega de material a los dos laboratorios de Curiosity podría tardar aún varios días), en parte por las precauciones lógicas que los técnicos de la misión toman a la hora de afrontar nuevas operaciones, pero también para esquivar un potencial problema detectado recientemente.

CHIMRA, que engloba el complejo mecanismo del brazo robótico encargado de manejar las muestras, desde su extracción del suelo hasta su entrega a los instrumentos correspondientes, dispone de una especie de tamiz que se encarga de filtrar el material que debe ser entregado a SAM, dejando pasar solo las partículas con tamaños por debajo de los 150 micrometros, las que este laboratorio puede manejar. El que se encuentra en Marte parece estar cumpliendo su función adecuadamente, pero no así en una de las dos unidades CHIMRA que permanecen en La Tierra (la enviada a Marte es la tercera) para realizar todo tipo de pruebas, ya que su filtro, después de ser sometido a una actividad equivalente a la mitad de su vida útil, experimentó deformaciones en las soldaduras externas, generando agujeros que pueden dejar parar partículas de mayor tamaño, con el grave riesgo que ello implica para instrumental tan delicado como SAM.

La otra unidad en La Tierra no experimentó dicho problema, como tampoco, al menos de momento, la que se encuentra en Marte, pero como precaución para evitar males futuros ya se han cambiado el modo en que se manejarán las muestras, como por ejemplo con los tiempos de vibración a los que se somete, reducidos de 50 a 20 minutos, suficientes para generar la caida de suficiente material para SAM. Si esto no es suficiente se realizará una 2ª sesión al día siguiente. Toda la precaución es poca.

Los próximos días (o Soles, hablando en términos marcianos) Curiosity iniciará el análisis de estas prometedoras muestras de material, a la que podrían seguir otras de la misma zona, en especial si los datos que ofrecen son realmente interesantes, lo que parece anunciar sus claras diferencias con el que se encuentra en la superficie. Aunque las cosas parecen ir muy despacio, y realmente es así, pronto podríamos tener nuevas noticias desde Gale.

El tamiz de CHIMRA y la zona (edge welds) que experimentó problemas en una de las dos unidades situadas en La Tierra. Aunque tanto la otra unidad terrestre como la marciana no han manifestado dicho problema los técnicos están tomadno todas las precauciones posibles.

La más que evidente diferencia enntre el color del material superficial y el que se encuentra por debajo de ella hace presagiar resultados más que interesante por parte de SAM y CheMin, ya que indica que, protegido del duro ambiente exterior, podría estar bien conservado desde las épocas en que el agua lo alteró.

El proceso realizado entre los Soles 178 y 194. 

Curiosity update, sol 193: drilled stuff is in the scoop, ready for analysis

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pregunto cuantos años puede durar Curiosity en Marte. El otro día leí que tendría energía hasta 50 años.... Si extrapolamos el tiempo de vida de Opportunity (90 días - 9 años) a Curiosity, que es mucho más robusto y resistente (2 años - ???). Sorprende pensar que muchos de nosotros ya no estaremos en este mundo y Curiosity siga rodando en Marte...

Tokaidin dijo...

Se estima que la vida de su generador de radioisótopos es de al menos 14 años, que podrían ser incluso más, aunque cuanto más tiempo pase más limitadas será la energía que proporcione.

Sobre el tiempo que podría durar, eso es imposible realmente de predecir. Opportunity es algo excepcional, y aunque Curiosity es más robusto también es más complejo.

Lo único que puedo decir es que disfrutemos del momento, aunque lo más probable es que tengamos rover por mucho tiempo.