En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

La antena UHF recortándose sobre el horizonte marciano. Sol 714
Fobos transitando por delante del Sol.
El paso de las horas y el cambio de iluminación. Sol 720.

lunes, febrero 18, 2013

Horizontes lejanos

Los cielos del Sistema Solar son tan variados y únicos como mundos existen en el, como nos han enseñado diversas sondas interplanetarias...son solo 5, además de La Tierra, pero incluso esta cifra tan y tan limitada es suficiente para captar la casi infinita variedad de nuestro hogar galáctico.

Desde los rojizos horizontes de Marte, que adquiere ese color por el polvo en suspensión, hasta los luminosos de Venus, brillanes incluso a pesar de la densa capa nubosa que rodea el planeta, pasando por los gélidos de Titán y los oscuros de La Luna y el asteroide Itokawa, parecidos entre ellos pero al mismo tiempo dotados cada uno de ellos de su propia personalidad. Y como no, los azulados terrestres.

Son solo 6 mundos, cada uno de ellos, como vemos, diferente de todos los demás. Muchos más esperan nuestra llegada...¿Como sería levantar la mirada hacia el lejano horizonte de Io, Europa, Plutón, Ceres, Mercurio, Sedna o incluso de alguno de los cometas de la Nube de Oort? Y sobre las nubes de Saturno, con los anillos cruzando por encima de nuestras cabezas y desapareciendo en la lejanía? Hoy día es solo un sueño, pero quizá salgún día, en un futuro lejano, se haga realidad.
 
Los anillos de Saturno desapareciendo detrás de su nuboso horizonte. Un espectáculo inigualable.

La tenue luz del lejano Sol ilumina la gélida superficie de Plutón, con su gran luna Caronte fija en el firmamento.

Puntos de calor en la gélida Encelado, con Saturno flotando enorme en su bóveda celeste.

La lisa superficie de Europa esconde un más que probable océano de agua bajo ella.

Un gigantesco Júpiter llena el cielo de Io.

Mercurio en el ocaso, con el gigantesco Sol medio escondido detrás del horizonte.

Más allá de Plutón se extienden muchos otros mundos, desconocidos apenas hace unos pocos años. Poner los piés en cualquiera de ellos (en este caso Sedna) y mirar hacia su horizonte sería lo más cercano a tocas las estrellas sin salir del Sistema Solar.

Aunque diversas sondas han aterrizado en Marte apenas hemos visto una realmente mínima fracción de la superficie. Uno de esos lugares que esperan nuestra visita es el gigantesco Valles Marineris.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente artículo.

¿Dónde puedo ver más ilustraciones como estas?

Tokaidin dijo...

http://spaceinfo.com.au/2010/10/26/mission-to-mars-%E2%80%93-a-one-way-trip/

http://io9.com/5858139/an-illustrated-tour-of-the-best-moons-in-the-solar-system

http://www.gavinrothery.com/my-blog/2012/1/25/chesley-bonestell.html

http://io9.com/ron-miller/

http://www.christopher-doll.com/my-portfolio/creative-artistic/

http://imperialearth.com/spaceart.html







Roberto Vieito dijo...

Para mi, la mejor fotografía de un horizonte distinto del de nuestro planeta es la siguiente:

http://www.nasa.gov/multimedia/imagegallery/image_feature_347.html

Como seguramente sabréis, se trata de una puesta de sol en Marte, captada por el rover Spirit el 19 de mayo de 2005.