Curiosity: 5141 Metros en 15 minutos

Ultimas imágenes de Curiosity

Panorámica Sol 603
Amanecer en Sol 586
Ocaso en Marte. Sol 587

lunes, febrero 11, 2013

El duro camino hacia el espacio

La sonda MAVEN, ya completada, inicia las pruebas ambientales. 

Quedan apenas 9 meses para el momento en que iniciará su camino rumbo a Marte...cuando eso ocurra deberá afrontar condiciones extremas, incluido el propio lanzamiento, donde las fuertes vibraciones que, inevitablemente, están presentes en ese momento, pondrán a prueba su fortaleza, a los que seguirán otras, como el vacío, la radiacción, las temperaturas extremas, ect..suficiente para dejar fuera de combate a cualquier ingenio que no sea lo suficientemente resistente. Y es que las sondas interplanetarias siempre se mueven en un precario equilibrio entre la complejidad electrónica, buscando dar la mayor capacidad científica posible, y la fortaleza estructural, que debe protegerla del entorno. Descuidar esto último, por poco que sea, puede tener consecuencias fatales.

Por todo ello las sondas son sometidas a unas completas sesiones de "tortura", o lo que es lo mismo, a condiciones que, en algún momento o durante toda su vida activa, deberán afrontar. Son las llamadas pruebas ambientales, una de las últimas etapas antes de ser preparadas para el lanzamiento, un momento crítico que en su momento afrontaron otros exploradores marcianos como Curiosity, y que ahora deberá afrontar MAVEN, cuya construcción se completó recientemente en las instalaciones de la Lockheed Martin Space Systems Company.

"El montaje y la integración ha ido muy bien y estamos muy contentos de poner a prueba nuestro trabajo durante los próximos seis meses. Las pruebas ambientales es un conjunto fundamental de actividades destinadas a asegurar que la nave puede operar en las condiciones extremas del espacio", explica Guy Beutelschies, director del programa MAVEN de la compañía.

Durante estas pruebas la sonda se someterá primero, en la conocida como Reverberant Acoustic Laboratory, a las máximas condiciones de sonido y vibraciones que experimentará durante el despegue, seguida del las sacudidas propias de la separación y despliegue, así como todo tipo de interferencias electromagnéticas, para concluir con la exposición al vacío y a temperaturas extremas.

"Esta fase del programa es particularmente importante ya que nos dará una buena evaluación de las capacidades del sistema MAVEN en virtud de las simuladas condiciones extremas del medio ambiente espacial. Resulta importante el hecho de que la nave entra ahora en esta fase de pruebas siguiendo el calendario previsto, con suficiente margen para hacer frente a las sorpresas técnicas o programáticos que podrían ocurrir durante las pruebas o en el período previo a su lanzamiento. Seguir el plan es de vital importancia para estar listo para su lanzamiento a finales de este año", explica David Mitchell, director del programa MAVEN del Goddard Space Flight Center de la NASA.

Si el calendario se cumple como está previsto MAVEN llegará a las instalaciones del Kennedy Space Center, en Florida, este próximo Agosto, donde se iniciarán los preparativos para su lanzamiento, previsto para este próximo Noviembre. Será el momento en que todas estas duras pruebas ambientales deberán demostrar que valieron realmente la pena.

Las sondas GRAIL en la cámara de vacío de la Lockheed Martin Space Systems Company, por donde también pasará MAVEN.

La JUNO, actualmente rumbo a Júpiter, en las instalaciones de la Lockheed Martin una vez superada las pruebas de sonido y vibración extremas.

Curiosity, que actualmente está explorando Marte, en la cámara de vacío y temperaturas extremas del Jet Propulsion Laboratory. Ningún vehículo espacial, sea un satélite, una sonda interplanetaria o un rover de superficie, se libran de unas duras sesiones de resistencia. 

NASA's MAVEN Mission Completes Assembly, Begins Environmental Testing